Cómo quitar uñas de porcelana – Aquí 4 métodos efectivos

Después de un mes de habértelas colocado te preguntas, ¿Cómo quitar uñas de porcelana? Bien sea porque te cansaste, no lucen tan hermosas como al principio porque se deterioraron, te han crecido las tuyas y se nota demasiado la diferencia o simplemente quieres cambiar a otro estilo que descubriste que está de moda, aquí te tenemos todas las respuestas para que puedas hacerlo de la mejor manera en casa, ya que existen unos excelentes trucos, técnicas y métodos para lograrlo y sin tener que gastar mucho dinero en esto.

Las uñas de porcelana lucen realmente bellas al momento de colocarlas y aunque la promesa cuando te las hacen es que son duraderas y permanecerán casi intactas por mucho tiempo, con la rutina diaria de la casa o de la oficina comienzan a estropearse perdiendo todo su glamur del principio y decides quitártelas pero no quieres asistir al salón de belleza ya que deseas hacerlo por tu cuenta, prepárate porque existen varios métodos y te los vamos a explicar uno a uno para que decidas cual vas a utilizar.

4 Métodos a seguir para quitar uñas de porcelana en casa

Con estos métodos con los que te vamos a enseñar a quitar uñas de porcelana,  tendrás la tranquilidad de poder realizarlos en tu casa, con calma y sin ningún tipo de apuros, solo debes tener un lugar disponible para colocar todos los utensilios que vas a necesitar, no es que sean demasiado pero si deberás usar algunos productos que si se derraman y lo estás haciendo en tu sillón preferido se podría dañar.

Acetona pura – Potente removedor

Este disolvente permite remover no solo el pintauñas, logra quitar uñas de porcelana, de esmaltes permanentes o cualquier otro, para hacerlo de manera más eficiente reúne los siguientes materiales.

  • Un bol de cristal
  • Acetona pura
  • Separador de cutícula
  • Vaselina o crema hidratante
  • Limas o tacos de grano grueso y fino. (100 y 180)
  1. Quitar la decoración: En primer lugar debes quitar cualquier tipo de esmaltes que tengas sobre las uñas de porcelana, pintauñas, tratamiento semipermanente, base top coat, secado con lámpara, para esto usa el taco para pulir o una lima tradicional. En caso de que haya habido crecimiento no toques ese espacio.
  2. Limar las uñas: Rebaja un poco el largo de las uñas, esto facilitará el trabajo, esto reducirá el tiempo de remojo en la acetona, la cual logra resecar la piel y más esta que es pura.
  3. Proteger la cutícula: Dado que vas a exponer a un agente agresivo como la acetona pura las yemas de tus dedos, sus alrededores y en especial las cutículas que son tan sensible, aplica un poco de vaselina en estos lugares o una crema hidratante que sea espesa.
  4. Remojar las uñas: En un bol de cristal, este no debe ser plástico ni de metal, vas a verter la cantidad suficiente para sumergir tus dedos dentro y dejarlos remojando por espacio de veinte minutos. Asegúrate de haber aplicado suficiente vaselina para la protección de tus dedos.
  5. Quitar uñas de porcelana: Una vez haya transcurrido el tiempo indicado, saca tus dedos del bol, revisa todos los alrededores de las uñas podrás notar como la porcelana se ha derretido un poco se ha puesto rugosa. Con el separador de cutícula o un palito de naranjo, comienza a empujar para quitar las uñas una a una, quizás no salgan completas y queden algunos residuos.
  6. Limar para quitar los restos: Después de haber quitado la mayor cantidad del producto de tus uñas, si queda una capa gruesa lima con la de grano grueso, de los contrario queda una línea fina, utiliza la de grano fino.
  7. Aplicar hidratación: una vez finalizado todo el proceso, lava tus manos con un jabón neutro y agua tibia, posteriormente aplica una generosa cantidad de crema hidratante en tus manos y masajea, luego aplica en cada una de las uñas aceite de cutícula, incluso debajo de estas.
  8. Ventajas y desventajas: Es fácil de realizar y no se requiere de muchas habilidades ni profesionalismo, además resulta muy económico, su desventaja radica en el tener que utilizar acetona pura que es un producto bastante agresivo y reseca la piel, no se debe abusar de utilizar este método para quitar uñas de porcelana.

Te conviene leer:  quitar las uñas semipermanentes

Uso de acetona y papel de aluminio

Este tratamiento es muy parecido al anterior, ya que puede demorar el mismo tiempo, se utilizará de igual manera acetona pura y los demás materiales, pero se añadirá algodón y papel de aluminio.

  1. Preparar el material: Comienza por recortar los algodones para tapar cada una de las uñas y también el papel de aluminio para envolver los dedos y coloca el resto de los materiales en orden, el palito de naranjo, la vaselina, crema y las limas.
  2. Limar las uñas: con el taco lima cuidadosamente todas las superficies de las uñas para rebajar un poco y quede la porcelana porosa, de esta manera se logrará el objetivo al aplicar la acetona.
  3. Envolver los dedos: Moja un algodón te lo colocas en una de las uñas e inmediatamente lo envuelves con el papel de aluminio, que este quede bien ajustado y así sucesivamente, debes dejar a actuar por media hora para que el producto haga su efecto.
  4. Retirar las envolturas: Ahora vas a trabajar a la inversa retira todas las envolturas de los dedos y los algodones de las uñas, obsérvalas bien, deben haberse ablandado, comienza a retirarlas una a una con el separador de cutículas. Lima suavemente con la lima de grano 100, para quitar los restos que quedaron.
  5. Aplicar Hidratación: Luego de haber lavado las manos, aplícate la crema y el aceite de cutícula dando suave masajes en sobre las uñas.
  6. Ventajas y desventajas: Realizar este trabajo puede ser un poco más rápido que el anterior. Lo que complica el procedimiento es que necesitarás ayuda una vez que te has envuelto los dedos de una mano para que alguien te coloque los de la otra.

Lectura interesante:  quitar uñas en gel sin dañar las propias.

Quitar la porcelana con cortauñas.

No cuentas con los recursos de la acetona, algodón ni papel de aluminio, pero te encuentras desesperada por quitar uñas de porcelana, hemos pensado en tu problema y te vamos a enseñar la forma de lograrlo con un cortauñas.

  1. Recortar la uña: Usando el cortauñas por una de las esquinas, vas a realizar un corte en cada una de tus uñas justo en la zona que finaliza el dedo, ese espacio donde estas sobresalen al crecer, teniendo mucho cuidado de no pellizcar la piel, debes hacerlo de cada lado, automáticamente la porcelana se separará.
  2. Despegar y limar: procede a terminar de despegar y quitar cada una de las uñas de porcelana, despacio y sin hablar fuerte. Los residuos que hayan quedado retíralos limando cuidadosamente para no dañar las naturales, al finalizar lava tus manos y aplica crema hidratante.
  3. Ventajas y desventajas: a falta de acetona y otros productos esta es una forma práctica.  Es un proceso muy lento y de cuidado, pero al final da resultados.

Usar hilo dental – Una alternativa.

Ahora nos damos cuenta que no solo es efectivo para limpiar los dientes, también da buenos resultados para quitar uñas de porcelana, sin mayores complicaciones, solo debes contar con un poco de paciencia y de ser posible con un ayudante.

  1. Separar las uñas: con un separador de cutículas metálico, vas comenzar a levantar la uña justo en el borde donde estas comienzan a crecer, debes hacerlo con seguridad y mucho cuidado hasta que notes que se ha despegado lo suficiente.
  2. Deslizar el hilo dental: una vez haya el espacio suficiente debes deslizar un pedazo de hilo dental, en este momento debes buscar ayuda ya que por sí sola resultará casi imposible, ya que es necesario utilizar ambas manos, recuerda que debe
  3. ser de donde se encuentra la cutícula hacia arriba.
    Retirar la uñas: con el hilo se va haciendo un movimiento de halar de un lado hacia el otro e ir levantando cuidadosamente la uña hasta que se despegue completamente. Para finalizar se liman las uñas y se aplica crema hidratante.
  4. Ventajas y desventajas: La ventaja es que quitarás la uña de porcelana, pero en este proceso se le puede causar mucho daño, ya que se debe usar un separador de cutícula metálico para separarla y también al realizar la acción de halarla con el hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba