Cómo quitar una garrapata a un perro – En 5 pasos seguros

Has notado que tu mascota está incómodo y constantemente se está rascado, pues es el momento de descubrir cómo quitar una garrapata a un perro. La aparición de este insecto parásitoide es preocupante porque provoca una variedad de enfermedades. Las garrapatas al picar se alimentan de la sangre de tu mascota y los contagian debilitándolos de tal manera que podrían llegar a producirle la muerte, por eso es muy importante mantenerlos alejados de estos.

Toma en cuenta que quitar una garrapata a un perro no es tan difícil, pero si es importante que sepas que es peligroso si la cabeza del insecto quedará en la piel del can ya que esta le provocaría una fuerte infección, son grandes portadoras de parásitos, virus y patologías infecciosas que perjudican grandemente a tu querida mascota.

Principales características de una garrapata

Estos insectos son artrópodos que pertenecen a la clase arachnida, siendo una especie succionadora de sangre. Estos animales parásitos pueden albergarse en cualquier lugar del cuerpo de tu perro, las garrapatas pueden movilizarse con destreza entre la pelambre y las distintas partes de su cuerpo. Generalmente se alojan en aquellas zonas donde existe mayor cantidad de pelos, como las orejas, las axilas, los espacios inter -genitales.

¡ARTÍCULO RECOMENDADO! aprende a quitar garrapatas en humanos.

Cómo quitar una garrapata de un perro con 5 pasos prácticos

Primeramente debes revisar con detenimiento al perro para poder localizar a las garrapatas que pudiera tener, estos insectos suelen encubarse alrededor de las orejas, pero también pueden alojarse en cualquier zona del cuerpo de tu mascota. Estos insectos parásitos hincan al inclinar su cabeza en la piel del animal, por lo tanto tienes que fijarte bien donde es que están clavadas, esto porque tendrás que extraerla en el sentido opuesto. La idea de hacerlo de este modo es arrancar también su cabeza para evitar que se quede dentro. A continuación te enseñaremos los pasos que debes seguir:

  1. Para comenzar procede a tumbar a tu mascota, colócalo en una posición cómoda y tranquila, si lo crees conveniente, busca  ayuda para que lo sujete de manera de poder trabajar mejor. Selecciona un área muy bien iluminada para, ver lo mejor posible.
  2. Las garrapatas se pueden quitar con las manos ciertamente, sin embargo, es recomendable utilizar unas pinzas especiales de manera de evitar así el contacto y aludas la posibilidad de contagiarte con enfermedades como la de el tifus o Lyme.
  3. Deberás visualizar el ángulo en el cual está insertado el insecto. Debes tomarla con las pinzas a nivel de su cabeza, es decir, lo más pegado posible a la piel del animal. Hala hacia atrás suavemente de las pinzas, siempre en el mismo ángulo para que logres extraer la cabeza. Hazlo de forma serena, ya que si aprietas con mucha fuerza de las pinzas o tiras muy deprisa podría quedar la cabeza de la garrapata dentro y provocar infecciones en el animal.
  4. Debes intentar hacer todo lo posible para extraerla por completo. Esto es fundamental, de lo contrario inevitablemente acabará regresando inevitablemente al animal.
  5. Una vez terminado el proceso de extracción de todas las garrapatas que estaban en el perro, toca ahora curar las heridas que hayan podido provocar en su piel. Para ello primero hay que lavar la herida con jabón y agua, luego emplea empapa una gasa con yodo.

¡PUEDES LEER TAMBIÉN! Soluciones efectivas para quitar una garrapata a un gato

Otros remedios naturales para alejar las garrapatas del perro

En la actualidad existe una gran variedad de productos en el mercado que ayudan a evitar y repeler las garrapatas, entre ellos se destacan los baños regulares con agua y jabón que son especiales antiparasitarios, aerosoles, pipetas y collares. Pero hay alternativas naturales y caseras que actúan con gran efectividad contra la picadura de garrapata y los beneficios son muchos mejores para la mascota y, lo mejor, son remedios que seguramente tienes a la mano por lo que no verá afectada tu economía ¡Lee con atención!

Aceite de oliva:

Con tan solo unas gotas bastará para quitar la garrapata adherida a la piel de tu perro. Este remedio sofocará al insecto, sentirá que se ahoga lo que provocará que se despegue de la piel para huir a otra zona del cuerpo de tu mascota. Cuando esto suceda intenta retirarla con las pinzas y si resulta que se produjo alguna herida en el perro procede a desinfectar.

Limón:

En este caso pon a hervir durante minuto y medio dos pedazos de limón, luego colócalo a medio fuego para que se cocine aproximadamente una hora. Deja enfriar y procede a pulverizar la mezcla sobre tu mascota. Las garrapatas buscarán abandonar su cuerpo de inmediato.

Vinagre de manzana:

Para ser aplicado tienes que tomar un envase y mezclar agua y vinagre de manzana en partes iguales. Luego aplica sobre el perro, esta mezcla producirá un fuerte olor, muy desagradable  para las garrapatas y estas huyen al entrar en contacto con ella.

Vaselina:

Procede a untar este producto en el área que está afectada, esto que hará que la garrapata se sienta ahogada y salen huyendo. Los resultados son semejantes al provocado por el aceite de oliva.

Manzanilla:

Prepara una infusión con la manzanilla y con la ayuda de una toalla aplicarla sobre la mascota. Esta fórmula es muy efectivo para quitarle las garrapatas a los perros.

Enfermedades que provocan las garrapatas en el perro

  • Anaplasmosis: sus síntomas son similares a la gripe y ésta p con fiebre alta, suele provocar vómitos, diarrea, parálisis en las articulaciones e inflamación.
  • Enfermedad de Lyme: es la patología más habitual que ocasiona la picadura de garrapata y se caracteriza por provocar fiebre e inflamación en las articulaciones. Notaremos débil al animal y es probable que pierda el apetito.
  • Hepatozoonosis: sus síntomas resaltantes son fiebre, dolor corporal generalizado, anemia,, diarrea, y claros problemas de motricidad.
  • Estado de parálisis: estos animales pueden generar un estado de parálisis local, también pueden provocar una gran debilitad y muchas veces se puede extender ,a todo el cuerpo.
  • Babesiosis: produce anemia gradual en el animal, también se acompañada de fiebre e ictericia. Ya has podido verificar que las garrapatas son animales insectos desagradables y dañinos por eso es importante proteger a nuestra mascota.

Cuánto vive una garrapata

Las garrapatas tienen un ciclo vital que se favorece de acuerdo al medio ambiente donde se desarrollen, es decir, que de acuerdo a si tienen las mejores condiciones posibles su ciclo vital oscilará  los 60 días. Una vez que éstas ponen sus huevos el  ciclo vital se compondrá de 3 fases: larva, ninfa y adulto. En   cada una de estas fases ellas requieren  alimentarse de la sangre del perro. Ya  alimentadas caen al suelo para proseguir a la siguiente fase. Con lo que se abre la posibilidad de que en este proceso los insectos   puedan alimentarse de otro perro al que se muden.

La hembra en su etapa de adultez es la que en cualquier rincón de suelo firme que este debidamente protegido del ambiente pone los huevo. Buscan un sitio adecuado de forma que sus crías nazcan sin ningún inconveniente, dando de esta manera inicio a un nuevo ciclo. Aunque las condiciones no sean óptimas, o no tengan donde alojarse y  alimentarse, ellas tienen la facultad de  permanecer en estado aletargado hasta casi dos años. Por esta poderosa razón si tu mascota tiene estos insectos debes tener muy en cuenta  este punto para que estés pendiente de desinfectar cualquier rincón de tu casa.

Cómo prevenir las garrapatas

Para lograr combatir estás plagas lo más indicado es trazarte un plan preventivo porque ya has leído cómo quitar una garrapata a un perro, bueno, ahora sabrás cómo prevenirlas y es aplicando tu plan y tanto tú como tu perro tendrán el mejor de los  ambientes para vivir. Recuerda que esto es fundamental  para que tu mascota no se contamine de  ninguna enfermedad transmitida por la picadura de una garrapata.

Hay una gran variedad de técnicas para combatir a éstos insectos  parásitos. Las distintas  técnicas  se diferencian en realidad por el modo de su aplicación en el tiempo de protección que brindan a tu perro así  como también por la  actuación que efectúe. Adicionalmente, existen  diferentes gamas que varían  según el método como se apliquen, estas son: pipetas, collares, lociones, polvo  champús antiparasitarios, pastillas y  pueden usarse de forma combinada o individual.

Los tratamientos señalados incluyen en  su composición estos principios activos: permetrina, piriproxifeno, permetrina, fipronil. Estos principios activos también actúan frente a otros parásitos similares como flebótomo, las pulgas o los piojos. Destacamos la importancia  de saber  que muchos de los productos que se emplean en los perros adultos, no son recomendables para los  cachorros, como tampoco deben ser aplicados  en gatos. Entonces ante cualquier duda o información adicional que desees antes de utilizar algún producto de estos consulta al veterinario.

2 Consejos efectivos para prevenir las garrapatas

  1. Es muy posible que a pesar de esforzarte por mantener una adecuada prevención, la garrapata se mantenga  adherida a la piel de tu perro porque se sostienen con gran firmeza gracias a su fuerte aparato bucal, su boca también es la encargada .Y es que su boca también es la encargada  de la dispersión de microorganismos, mediante  su saliva.
  2. Otro consejo práctico es que de encontrar una garrapata en tu mascota, es recomendable que apliques una  dosis pequeña de algún antiparasitario con el fin de  aflojar el  adherimiento de la garrapata en la piel del perro, de esta manera la extracción será más cómoda y segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba