Mejores consejos de Cómo quitar una contractura de forma segura.

Esa molestia que no te  permite  mover bien o  de la manera que acostumbras hacerlo, que  te mantiene paralizado, inmóvil y además ante cualquier movimiento te causa  dolor, son los clásicos síntomas  de una contractura muscular y para eso hemos elaborado para ti un artículo donde encontrarás los mejores consejos de Cómo quitar una contractura de forma segura.

A diario realizamos tantos esfuerzos que  sin darnos cuenta hacemos sufrir nuestra musculatura y solo si estos están en forma y bien tonificados son capaces de soportarlos de lo contrario los músculos comenzarán a ponerse rígidos y causar una o varias contracturas, pero siempre habrá una forma de aliviarlas o quitarlas definitivamente.

5 maneras efectivas de quitar una contractura muscular rápidamente:

5 maneras efectivas de quitar una contractura muscular rápidamente:

Si la contractura se originó por un movimiento brusco, no debes forzar el músculo, así que mantente tranquilo puedes tomar un analgésico de venta libre y relajarte, lo que lograrás con  los siguientes trucos podrá aliviar las molestias y el dolor.

Infusión de Manzanilla y Reposo:

Infusión de Manzanilla y reposo para quitar una contractura.

  • Esta planta logrará que te relajes, coloca a hervir agua y añade un par de cucharadas de flores de manzanilla, también lo puedes hacer con las bolsistas de té, resulta más fácil y rápido.
  • Toma esta infusión tibia junto con el analgésico para que se te quite el dolor.
  • Recuerda no obligar el músculo que tienes contraído a que se mueva, esto puede resultar muy peligroso, incluso se puede desgarrar.
  • Si el dolor es muy fuerte y la contractura te impide moverte, será necesario que guardes reposo preventivo en casa por lo menos durante las primeras 24 horas, mientras te realizas algunos cuidados de manera que el músculo se vaya relajando y desapareciendo la contractura junto al dolor.
  • Así podrás librarte de la temida inflamación.

Colocar frío:

Colocar frío para quitar una contractura

  • Si la contractura se originó por realizar un movimiento brusco es recomendable aplicar frío en la zona.
  • Una compresa o gel durante unos minutos en la parte afectada aliviará el dolor y disminuirá la inflamación.
  • El frío actúa de manera más rápida y tiene la capacidad de traspasar la piel hasta las capas más profundas para actuar sobre el músculo afectado, evitando de esta manera que ocurra una lesión mayor.

Baño caliente:

  • Esta es una efectiva manera de lograr relajar los músculos especialmente el más afectado y reducir el dolor, así que puedes tomar una ducha o sumergirte en la bañera con agua caliente estar allí un rato.
  • Prende una vela aromática o un incienso y disfruta al máximo tu momento de tranquilidad.

Cataplasma de Romero y Arcilla:

Cataplasma de Romero y Arcilla para quitar una contractura.

Una excelente combinación, ya que los  dos componentes tienen efectos antiinflamatorios, también te pueden ser beneficiosos para aliviar el dolor. Seguidamente te indicamos que cantidad de cada ingrediente necesitarás, su preparación y uso

Ingredientes:

  • Arcilla: 200 gr.
  • Romero: 50 gramos, (cuatro cucharadas).
  • Agua: 200 ml. (un vaso).

Preparación:

  • Vierte en una cacerola el agua junto con el romero.
  • Colócalo al fuego y deja que hierva por diez minutos.
  • Apaga el fuego y deja que se enfríe, pero no totalmente.
  • Pasa la infusión de romero a una vasija de barro, si no tienes usa cualquier otro envase, puede ser de vidrio o plástico.
  • Ve agregando la Arcilla poco a poco, revolviendo hasta que queda una mezcla perfecta y homogénea.
  • Deja que se integren completamente durante dos horas.

Forma de usar:

  • Coloca la mezcla en la zona de la contractura.
  • Manténla allí por veinte minutos.
  • Luego debes quitarla con agua tibia.
  • Es recomendable realizar este método dos veces al día.

Linimento de Árnica:

Linimento de Árnica para quitar una contractura.

Esta planta es utilizada para torceduras, golpes, moretones, contracturas musculares, fracturas, entre muchas otras propiedades que se le atribuyen.

Ingredientes:

  • Aceite de Coco: 480 gr. (dos tazas).
  • Flores de Árnica: Una taza.
  • Polvo de Pimienta de Cayena 40 gr. (cuatro cucharadas).
  • Cera de abeja en gránulos 100 gr. (la mitad de una taza).
  • Puedes agregar algunos aceites esenciales que te gusten. (opcional) 2 gr. (media cucharadita).

Preparación:

  • Primero se debe hacer la maceración de las flores secas de árnica, dejándolas durante 24 horas en un envase de vidrio con el aceite de coco.
  • Luego se deben batir en licuadora.
  • Ahora se coloca en una cacerola para calentarlo.
  • Debe ser a fuego muy lento y se le van agregando el resto de los ingredientes, revolviendo constantemente.
  • Se deja enfriar y se filtra con un colador muy fino.
  • Posteriormente se envasa y se le agrega el aceite esencial.
  • Una vez que esté listo, puedes masajear la zona contracturada, esto aliviará la tensión y el dolor.
  • Abstenerse de usarlo en la cara.

Llegó el momento de ponerse en movimiento:

Luego de haber reposado y realizado algunos de los consejos anteriormente indicados, puedes comenzar a realizar algunos movimientos de estiramiento de manera prudente, que estos no sean bruscos ni ejerzan mucha presión. Detenerse si aparece dolor agudo.

Te harán bien unos masajes:

Estos son muy efectivos ya que permiten una mayor irrigación de la sangre en la zona afectada y esto ayuda a la recuperación del tejido. Es recomendable que estos sean realizados por expertos o profesionales, ya que si se aplica inadecuadamente se puede empeorar.

Muy importante mantenerse relajado:

Quizás tu cuerpo está muy cansado, tienes mucha tensión y estrés esto puede ocasionar contractura en la zona que va desde el cuello hasta las caderas, así que debes buscar la manera de estar en tranquilidad y relajarte.

Tomate un tiempo para ti, túmbate en tu cama o el sofá, enciende velas aromáticas o incienso, escucha música relajante. Visualiza un ambiente de calma y paz, haz ejercicios de respiración, piensa en cosas agradables, tómate un té o infusión de la planta que más te guste, mantente así por media hora o más. Pero la idea es que liberes la tensión y te sientas bien.

Aplícate Auto Masajes: Puedes realizarlos con toda seguridad ya que no te causarán ningún mal, lo puedes hacer a cualquier hora incluso estando en la oficina. En las zonas donde no puedas llegar pídele a alguien más que lo haga por ti.

Forma de hacerlo: Con tus dedos ve palpando la zona hasta llegar al punto donde hay dolor. Presiona y sentirás más dolor, este debe ser soportable, mantente así hasta que desaparezca. Si es muy doloroso no continúes. Puedes hacerlo varias veces al día.

Contractura Muscular, ¿Qué es? Posibles causas:

Contractura Muscular, ¿Qué es? Posibles causas

Esta se origina cuando el músculo y sus fibras se contraen involuntariamente y de forma continua, la zona se nota abultada y el músculo deja de funcionar como lo hace habitualmente, ocasionando dolor ya que la sangre no llega regularmente hasta las células.

Los dolores e inflamación muscular pueden presentarse a cualquier edad y pueden abarcar una pequeña zona del cuerpo o en todo el cuerpo, los dolores pueden ser leves o insoportables.
Sedentarismo: personas inactivas que no practican o realizan actividades físicas con regularidad.
Avanzada edad: las personas mayores tienen mayor probabilidad de contraer contractura muscular, ya que por el envejecimiento los músculos pierden su elasticidad.
Deportes: Los deportistas son los que más sufren de contracturas.
La Deshidratación: La carencia de agua, así como glucosa, potasio, sodio y magnesio, puede ocasionar que se produzcan contracturas musculares.
El estrés, ansiedad, tensión pueden llegar a ocasionar contracturas involuntariamente.

Maneras fáciles de prevenir una contractura y tener calidad de vida:

Maneras fáciles de prevenir una contractura y tener calidad de vida.

Una contractura muscular se puede presentar en cualquier momento y circunstancias, hasta con el más mínimo movimiento o esfuerzo que se haga cuando el cuerpo y músculos no tienen hábitos regulares de ejercicios y se lleva una vida sedentaria. Si puedes seguir estas maneras fáciles de como quitar una contractura, podrás prevenirlas.

  1. Estiramiento: Los estiramientos son una gran solución para quitar una contractura, especialmente si estos se practican con regularidad y disciplina. No se deben forzar los músculos sobre todo cuando se está comenzando, deben realizarse de manera progresiva.
  2. Ejercicios: La práctica de ejercicios es muy necesaria para mantener el cuerpo y la mente en sincronía, ya que permitirá mantener tu cuerpo activo y tu mente relajada. Si no estás acostumbrado debes proponerte una rutina y puedes comenzar con caminatas, al principio deben ser cortas y luego y realizando rutas más largas, todo de manera progresiva, pueden ser temprano en la mañana o al final de la tarde, tomando en cuenta tus actividades laborales. Se debe tener los zapatos y ropa adecuada.
  3. Postura: Sentarse, pararse y agacharse y alzar peso, son posturas que se deben hacer de la manera apropiada para evitar una contractura. El mantenerse demasiado tiempo en una misma posición no es recomendable, por lo que se deben tener ciertos descansos cada 45 minutos o 1 una hora.
  4. Calentamientos: Es recomendables que antes y después de realizar ejercicios se practiquen rutinas de estiramiento para evitar lesiones, agarrotamientos y contracturas de los músculos.
  5. Alimentación: Esta también es sumamente importante a la hora de mantenerse en forma, se debe cuidar la alimentación, realizar cada comida a su hora, tratar de no saltarse ninguna de estas, tomar la cantidad de agua recomendada, ingerir frutas vegetales, carnes magras, para que el organismo funcione en concordancia con las actividades diarias que se realizan.
  6. Vida saludable: para llevar una vida plena y saludable, puedes incorporar a tus rutinas diarias algunos prácticas de relajación, puedes comenzar en tu casa haciendo meditación, aromaterapia, ejercicios de respiración y concentración. Así podrán mantenerte alejada del estrés y decir adiós a las contracturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba