Con 8 pasos aprenderás a cómo quitar un bidet, de manera rápida y efectiva.

Has decidido remodelar el baño y quieres comenzar por deshacerte del bidet que ya no tienes en uso, sin embargo, igual tienes que lavarlo, además  te achica el baño y necesitas  espacio porque la familia está creciendo. Para realizar este trabajo te presentamos a continuación   8 pasos con los que  aprenderás  cómo quitar un bidet de manera rápida y efectiva.

En algunos países ya no se usa este utensilio ya que lo consideran innecesario y antihigiénico, pero hay muchas personas que les gusta tenerlos bien sea  para su aseo personal o  por pura decoración, lo que es realmente incensario puesto que en ese espacio se pudiera por ejemplo un gabinete. De todas maneras sea cuál sea tu caso hoy te explicaremos los detalles de Cómo quitar un bidet, de manera práctica.

Con 8 pasos aprenderás a cómo quitar un bidet de manera rápida y efectiva.

Con 8 pasos aprenderás a cómo quitar un bidet de manera rápida y efectiva

Ahora que has decidido quitar el bidet, necesitarás unas herramientas y materiales indispensables para realizar esta labor, estos los puedes adquirir en cualquier ferretería, puedes aprovechar la ocasión y consultar con el dependiente de la tienda qué otros artículos  puedes requerir para este trabajo.

¡ LECTURA RECOMENDADA ! Como Quitar Restos de Pegamentos del Suelo 

Herramientas a utilizar:

  • Destornilladores
  • Lave inglesa
  • Alicate

Materiales necesarios:

  • Masilla o silicona
  • Tapón PVC
  • Tapones de latón
  • Pegamento para PVC
  • Teflón
  • Periódicos o cartón
  • Trapos o paños
  • Un cubo
  1. En primer lugar debemos cerrar la llave de paso del agua y verificar que en realidad lo esté para evitar derramamientos que nos vayas a estropear el trabajo a realizar. Se debe abrir la llave del agua para que salga la que quedó y también la presión de las tuberías.
  2. A continuación se comenzarán a quitar los latiguillos o canillas, para esto se debe utilizar la llave inglesa.
  3. Luego se coloca en la tubería uno o dos tapones depende de cuantas conexiones tenía el bidet. Generalmente son dos, una para el agua caliente y otra para el agua fría. Si este equipo llevaba mucho tiempo puesto es posible que los tubos estén un poco oxidados, así que colócales teflón para luego poner los tapones.
  4. Ahora se debe desenroscar la válvula del desagüe. Esto se debe realiza antes de quitar los tornillos que sujetan el bidet.
  5. Ahora se quitarán los tornillos, lo cual se hará con destornillador de estrías.
  6.  El siguiente paso es desmontar por completo el bidet.
  7. Una vez que se quita el bidé, la tubería de desagüe queda totalmente a la vista. En caso de que esta sobresalga, con una sierra de metal se debe cortar al el tubo a ras del piso. Paso seguido se debe colocar un tapón ciego de PVC, el cual debe ser del mismo diámetro de la tubería. El tapón se debe pegar un pegamento de PVC, colocarle previamente teflón. Es indispensable tapar el hueco del desagüe, para evitar los malos desprendidos de la tubería, incluso por allí se pueden colar algunos insectos como cucarachas. Otra opción podría ser colocar una tapa de centro piso, que se puede fijar con silicona.
  8. Limpieza del lugar: Una vez concluido el trabajo de como quitar un bidet se debe dejar todo el lugar completamente limpio. Primero se recogerán y guardarán todas las herramientas utilizadas. Llave inglesa, destornilladores, alicate. Tapar los materiales de sellado que se utilizaron, como son la silicona y el pegamento PVC., recoger la cinta de teflón y colocarle su rosas para taparla, los gatillos y tornillos. También se deben quitar los restos de silicona con una espátula. Barrer el lugar para recoger los residuos y pasar la bayeta humedecida con agua y algún detergente.

Que harás con el espacio que quedó disponible en tu baño:

 

Lo mejor que se puede hacer es ocupar ese espacio con un mueble pequeño donde podrás guardar los artículos de higiene personal. Para eso existen una cantidad de muebles modulares de tamaño reducido que con las medidas exactas podrás mandarlo a elaborar, para que lo puedas adaptar al espacio sin ningún inconveniente.

Existe una gran variedad de modelos y colores que puedes escoger para darle un toque más moderno a tu baño ahora que decidiste quitar el bidet.

Tener o no tener un bidet:

cómo quitar un bidet

  • El bidet está pasando de moda y lo demuestra que cada vez más personas solicitar quitarlos, por diferentes motivos, el principal es que se está sustituyendo por la ducha, que resulta más cómoda y práctica, incluso se puede utilizar para lavar todo el baño.
  • El bidet hay que estarlo lavando y desinfectar  igual que el inodoro.  Ya por allí al quitarlo es uno menos para asear.
  • Este sanitario ocupa un espacio en el baño que lo convierte en un estorbo y este espacio puede servir para colocar un mueble de almacenaje.
  • Quizás no se utilice para colocar ningún otro mueble pero se gana un espacio necesario para moverse.
  •  En ocasiones se requiere de remodelar un lugar para ganar espacio, pues esto suele suceder con el baño y cuando lo decidimos el primer objeto del cual podemos prescindir indudablemente es el bidet.
  • El bidet es un sanitario que hay que tiene un costo y si nos podemos ahorrar ese dinero para invertirlo en algo de mayor necesidad, pues lo mejor es descartar su compra.
  •  Este es un elemento que su uso se remonta a muchos años atrás, cuando se limitaba al aseo personal. Sobre todo cuando existía la creencia de que era peligroso que en ciertos periodos de la mujer esta se bañara.
  • Antiguamente los baños, especialmente en los pueblos se encontraban fuera de la casa y los que quedaban dentro eran lugares muy reducidos donde apenas colocaban un bidet por razones de espacio y su funcionamiento era familiar.
    hoy en día por pequeños que sea un baño cuenta con regadera, el wáter, lavabo, ducha y espacio para para moverse y vestirse, lo que demuestra que si se puede prescindir del bidet.
  • En esta época no se puede vivir, sin ducha, quizás una bañera, el inodoro, lavabo. Y todos los espacios por reducido que sean están reservados para estos elementos. Puede ser que no haya bañera, pero si la ducha con un espacio cerrado con cortinas o mamparas, y cualquier reforma que se quiera hacer es simplemente para ganar espacio, puede ser para agrandar la ducha, o colocar una bañera en caso de no tenerla. Y si tenemos un bidet pues la única forma de agrandar la sala de baños es quitarlo.
  • El bidet se convierte en una opción cuando el espacio y el dinero así lo permiten. No se va a tener problemas para movilizarse, no chocarán las puertas con este. Se pueden tener estantes de almacenaje o cesto para la ropa sucia tranquilamente.
  • Sin embargo hay muchas personas que consideran el bidet muy importante ya que allí realizan el aseo personal de los más pequeños de la casa. Les resulta realmente cómodo y necesario.
  •  Incluso algunos caballeros y damas lo consideran muy necesarios para realizarse su higiene intima.
  • Algunos grupos lo consideran necesario para lavarse los pies por las noches antes de dormir y no desean ducharse.
  • Está bien, todos estos argumentos son válidos y quizás para estas personas sea tan necesario que no les importe realizar el gasto o que su baño sea reducido.
    Lo bueno de todo es que para los amantes del bidet hoy cuentan con unos fantásticos diseños y de variados tamaños para que pueden darse un gran gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba