Cómo quitar los tapones de los oídos – 3 métodos seguros

Son muchas las personas que todavía utilizan bastoncillo para remover el cerumen, aun cuando esta práctica ha sido cuestionada por médicos que consideran que no es la manera adecuada, porque en vez de retirarlo lo que se logra es empujarlo más hacia adentro empeorando la situación, además se puede correr el riesgo de ocasionar una lesión auditiva. Si quieres saber cómo quitar los tapones de los oídos, aquí te lo explicamos de manera clara, sencilla y podrás lograrlo sin correr riesgos.

Generalmente nos damos cuenta que no hemos realizado una limpieza del oído cuando comenzamos a no escuchar bien, sentir molestias, picor y hasta sensación de mareo y es porque ya se ha formado un tapón de cera, ahora debemos recurrir a algunos métodos para logar destaponarlo o retirarlo, aquí te presentamos algunos recursos para poder quitar los tapones de los oídos de manera efectiva.

3 Métodos eficaces para saber cómo quitar los tapones de los oídos

Estos los puedes realizar con toda confianza si cuentas con la seguridad de tener cera acumulada hace poco tiempo y no se ha llegado al taponamiento severo, porque no presentas síntomas ante los cuales sea necesario acudir al especialista para que te revise y recomiende el tratamiento a seguir, o en todo caso lo realice en el consultorio. Simplemente vas a realizar una limpieza preventiva de tus oídos, para precisamente evitar los tapones porque es algo que te suele ocurrir.

De tu interés:  quitar mocos del oído

Primer método – solución salina

Calienta una taza de agua, puede ser a fuego común o colocándola durante treinta segundos en el microondas, al estar lista le agregas una cucharadita de sal y revuelves bien, cuando esta solución esté tibia, lava bien tus manos y toma un algodón y lo empapas en la mezcla salina, con la cabeza inclinada hacia un lado vas a colocar unas dos o tres gotas en el oído, vas sintiendo como el líquido baja, te mantienes en esa posición unos segundos y luego con una gasa en la mano reclinas la cabeza del lado contrario para expulsarla. En caso de ser necesario  puedes repetir o hacerlo en el otro oído.  con suero fisiológico también es efectivo para realizar este truco, si quieres sustituye el algodón por un gotero que es más práctico y cómodo.

Segundo método – Alcohol y vinagre

Prepara esta mezcla de una cucharadita de alcohol isopropilico y una de vinagre, exactamente la misma cantidad de cada uno, deja caer dentro del oído unas gotas, puede ser con un algodón, inyectadora o gotero, esta mezcla al entrar en contacto con el oído vas a sentir un poco de calor leve el cual es totalmente normal. También le puedes decir a algún familiar que te brinde apoyo para hacerlo si te sientes algo nerviosa porque es la primera vez que realizas esta limpieza.


Tercer método – Agua oxigenada

En una taza prepara una cucharada de agua mineral y una de peróxido de hidrógeno al 3% (no se debe utilizar más fuerte). Vierte un poquito en los oídos, uno a la vez, puedes ayudarte con algodón o jeringa para hacerlo, y debes hacerlo poco a poco, puede que sientas cierta efervescencia cuando el líquido entra en el oído, no es para preocuparse.

5 Formas de quitar el taponamiento por cambios de presión

Esta es otra situación que puede suceder en cualquier momento, una sensación muy desagradable en ambos o un solo oído que es causado por la presión, suele ocurrir cuando se realiza viaje en avión, utilizar el teleférico o escalar montañas, esta es muy fácil de remediar, así que sigue los siguientes consejos.

  1. Mascar chicle: Esta acción permite que se movilicen algunos músculos de la cara eliminando la presión que se produce dentro de los oídos, con esta técnica puedes no solo destaparlos, sino también puedes evitar que ocurra, cuando sepas que vas a estar muchos metros arriba de la tierra comienza a mascar chicle.
  2. Beber agua: Para quitar los tapones causados por la presión en los oídos toma un buche de agua y lo contienes, luego te tapas la nariz y echas la cabeza hacia atrás y tragas, esta acción permitirá que los músculos se movilicen para eliminar la presión que se siente en los oídos.
  3. Compresa tibia: muy utilizada para lograr descongestionar los oídos que se han taponado por una fuerte alergia o gripe, también es efectiva cuando se siente presión en los oídos, solo se debe calentar agua, humedecer un paño y colocarlo sobre la oreja dejándolo por aproximadamente cinco minutos, el calor relajará los músculos los canales auditivos de dilatarán y la presión que se siente bajará y se equilibrará.
  4. Contener la respiración: otra forma de quitar el taponamiento que se siente por la presión de las alturas es tomar suficiente aire y contenerlo mientras se tapa la nariz con los dedos y se trata de soltarlo.
  5. Realizar bostezos: con la cabeza inclinada hacia atrás imitar bostezos tantas veces sean necesarias hasta que los oídos vuelvan a la normalidad, este ejercicio permite la circulación de aire por los canales del oído.

¿Por qué se tapan los oídos con cerumen?

Esta cera que es producida por los folículos pilosos y las glándulas del conducto auditivo externo, cuya función es la de proteger el aparato auditivo de agentes extraños, infecciones, o golpes, o sea de mucha importancia, ya que es una protección ya que atrapa e impide que microrganismos, el polvo y otros agentes extraños de pequeño volumen entren para causar daño.

Exceso de cera – causas y consecuencias

Sin motivo aparente, en algunas personas las glándulas del oído producen grandes cantidades de cera, que son difíciles de eliminar, como suele suceder, en este sentido ésta se endurece dentro del conducto creando el tapón el cual al tratar de quitarlo si se utiliza bastoncito lo que se hace es empujarlo aún más, trayendo como consecuencia:

  • Progresivamente va faltando la audición.
  • Tinnitus y acúfenos, que son los ruidos que se sienten en el oído.
  • Dolor y la sensación de tener un objeto dentro del oído.
  • Mareos.

Ante estos síntomas en necesario acudir a un médico otorrinolaringólogo, quien luego de realizar los exámenes necesarios y si el caso lo amerita indicará el tratamiento correspondiente para quitar los tapones de los oídos, el cual consiste en indicarte la manera para ablandar el cerumen con glicerina o algún tipo de gotas, unos dos o tres días  antes de la consulta, el día acordado, en el consultorio el médico con una jeringa verterá agua en el oído, luego te pedirá que voltees la cabeza para que esta salga, después con el aparato otoscopio realizará una inspección para comprobar  que el tapón se ha quitado y que el tímpano no haya sufrido daños y se encuentre intacto, en este caso será necesario secar el conducto auditivo lo que se logra colocando unas gotas de alcohol boricado para lograrlo.

En caso de que la cera este aún muy dura, el especialista procederá con un microscopio y la ayuda de unas pinzas a retirarlo completamente, de igual manera se realizaría cuando haya existencia de dolor intenso, ya que puede ser indicativo de que el tímpano se encuentra inflamado en este caso no se utilizaría el procedimiento del agua, a fin de evitar serias consecuencias.

Tips para prevenir la formación de tapones de los oídos

  • No utilizar bastoncillos de algodón, ni ningún otro objeto para limpiar el conducto.
  • La mejor forma de hacerlo es en la ducha mojar por fuera  y limpiar las orejas.
  • Las personas con exceso de cerumen deben acudir al especialista por lo menos cada 6 meses para la extracción.
  • También se les puede recetar algunas gotas por lo general de venta libre o glicerina.
  • No exceder la limpieza de los oídos ni utilizar tratamientos no recetados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba