Formas fáciles de Cómo quitar restos de silicona del aluminio y otras superficies.

Hoy día la silicona nos facilita muchos trabajos en el hogar, tales como reparaciones, arreglos y hasta instalaciones. La situación se nos complica cuando nos quedan restos de este producto en los trabajos que realizamos, por eso te facilitaremos la tarea  diciéndote  cómo quitar restos de silicona del aluminio y otras superficies.

La silicona es un excelente recurso cuando de realizar reparaciones en casa se trata, también es inevitable derramar un poco en especial cuando no se tiene la experiencia necesaria, sin embargo, con fáciles trucos y consejos te lo contamos todo acerca de cómo quitar silicona del aluminio y otras superficies.

Consejos prácticos y útiles para quitar restos de silicona del aluminio:

Debes quitar los restos de silicona, esos que no eliminaste en el momento de la instalación pero ahora resultan feos, porque con el tiempo y el polvo se ha vuelto amarillenta y se nota demasiado.

Disolvente de silicona:

  • La mejor opción es usar un disolvente para quitar los restos de silicona del aluminio.
  • Este producto está especialmente diseñado para ablandar el material y quitarlo con mayor efectividad, además no dañará la superficie. Y lo puedes adquirir en cualquier ferretería.
  • Tampoco correrás ningún riesgo al usarlo si sigues las instrucciones del envase.
  • Si realizas el trabajo con cuidado, siguiendo paso a paso las indicaciones de aplicado, la silicona saldrá rápidamente.
  • Pero si no quieres o no puedes gastar dinero en disolvente, hay otra manera de quitar restos de silicona del aluminio y es utilizando un cuchillo muy filoso o un exacto.

Cúter para quitar silicona del aluminio:

  • El trabajo consiste en quitar los restos de silicona cortando los bordes, corres el riesgo de causar arañazos en el aluminio, pero con mucha paciencia puedes lograrlo sin dañar la superficie.
  • Con mucho cuidado vas rasgando el pegamento poco a poco, halando con tus dedos algunos pedazos que vayas rompiendo y así hasta finalizar.
  • Los restos sueltos que queden los puedes limpiar con un trapo húmedo en agua, pasándolo por toda el área donde realizaste esta  tarea.
  • En caso de que queden marcas o arañazos en el aluminio, puedes repararlo utilizando masilla y luego pintar el área con pintura especial para aluminio.

Te gustará saber: quitar la silicona del baño, sin mayores esfuerzos.

Quitar silicona de cualquier superficie, te lo explicamos de manera sencilla:


Superficies resistentes y lisas: Para quitar esa silicona que acaba de caer en el mesón de la cocina nada más conveniente que retirarla con una espátula de las que se usa para limpiar vitrocerámica, son prácticas, cómodas.

Con esta herramienta puedes levantar los restos de silicona con mucha precisión para que no se riegue. Al finalizar limpia la marca que ha quedado con agua y jabón. No realices esta operación en lugares de material delicado ya que se puede correr el riesgo de que se dañe.

Superficies delicadas que no se deben rascar: En este caso se debe usar Éter y Acetona, porque la espátula o cualquier otro objeto punzante puede dañar el área en cuestión. Prepara una mezcla a partes iguales de estos dos elementos  con un trapo o esponja.

Frota suavemente la zona y ve aumentando poco a poco la intensidad, notarás como el pegamento va quitándose al entrar en contacto con fusión de estos dos productos.

Es recomendable que antes de usarlo se haga una prueba en un lugar poco visible de lugar a fin de determinar si pierde el brillo o se decolora por el efecto de la acetona, en caso de ocurrir no lo uses. Tampoco debe usarse en materiales plásticos.

Trucos para quitar restos de silicona del cristal:

  • Se puede hacer con una cuchilla de afeitar, la cual debes pasar por toda la zona donde se encuentre el pegamento hasta que hayas eliminado la mayor cantidad posible.
  • Por supuesto que este trabajo se debe realizar con mucho cuidado de no rayar el cristal.
  • Una vez lo hayas logrado debes limpiar el cristal.
  • Puedes hacerlo con Amoniaco que resulta realmente excelente ya que es muy efectivo para quitar la grasa, lo que permitirá que te deshagas rápidamente de los restos de silicona que pudieron haber quedado en el cristal.
  • Diluye una pequeña cantidad de amoniaco en agua tibia, empapa un paño en la solución y pásalo por toda la superficie del cristal.
  • Incluso si tiene bordes de aluminio también los puedes limpiar con esta mezcla y todo quedará completamente limpio.

Aprende a: quitar pegamento del cristal rápido y eficazmente

Formas fáciles de limpiar aluminio sobre todo después de quitar la silicona:

  • El aluminio es un material muy noble, porque es muy duradero, liviano, fácil de manipular, económico, resistente a temperaturas fuertes, productos químicos y detergentes, además no se oxida y resulta muy decorativo, por eso hay que cuidarlo, aquí te explicaremos como hacerlo:
  • Harina de trigo, vinagre y sal: Prepara una pasta con una taza de vinagre a la cual agregarás una cucharada de sal, revuelve bien y de seguida  vas colocando poco a poco harina de trigo hasta lograr una pasta homogénea.
  • Con un paño suave aplícala en todas las superficies de aluminio.
  • Puede ser de las ventanas de crista, de las mamparas de la ducha, o cualquier otro lugar.
  • Deja que actúe por lo menos durante quince minutos.
  • En caso de haber manchas o pegotes sobre el material lo puedes dejar por una hora.
  • Posteriormente enjuaga con abundante agua tibia seca muy bien y luego puedes pulirlo con tela de franela.

Cómo aplicar paso a paso silicona en superficies de aluminio correctamente:

Trabajar con silicona no es fácil pero tampoco tan difícil, si lo haces como te indicaremos. paso a paso, con paciencia y dedicación lo resultados serán muy satisfactorios y al final te sentirás orgulloso del trabajo impecable que realizaste. Para hacerlo debes tener a mano y en orden todos los materiales a utilizar:

  • Silicona
  • Aplicador de Silicona
  • Cinta de enmascarar o de carrocero
  • Papel protector de pisos con cinta adhesiva
  • Papel de cocina absorbente
  • Un envase con agua y jabón líquido (agua jabonosa).

1er. Paso: Prepara la superficie, límpiala muy bien con un paño humedecido en agua y sécala. Organiza todo bien. Ten también una tijera a mano. Piensa en cualquier otro material que te pueda hacer falta ya que una vez que comiences no puedes estar interrumpido el trabajo, porque es en ese momento cuando comienzan los tropiezos.

2do. Paso: Protege todos los alrededores de la zona donde vas a trabajar utilizando la cinta adecuada. Especialmente las superficies de aluminio. Deja solo libre el espacio donde se va a aplicar la silicona.

3er. Paso: Prepara el tubo de la silicona y el respectivo aplicador. Debes calcular muy bien el corte que darás a la cánula, debes tener un cálculo al ojo, del grueso del orificio a fin de que no salga mucho material y se derrame innecesariamente. Carga el aplicador de silicona y aplícala en toda la zona. Aun cuando tendrás aquí algunas indicaciones de aplicado, es necesario que leas detenidamente las instrucciones del envase.

4to. Paso: Llegó el momento de quitar el exceso de silicona. Es sencillo, solo debes mojar en el agua jabonosa un dedo, el que vas a utilizar para retirar los restos de este material. Ve realizándolo por pequeños tramos. Explicamos un poco mejor: Mojas el dedo en agua jabonosa.  Quitas resto de silicona de por lo menos un metros de superficie. Te limpias el dedo con papel absorbente. Vuelve a mojar el dedo para continuar. Así irás realizando este trabajo hasta finalizar.

5to. Paso: Retira todas las cintas plásticas que colocaste con sumo cuidado ya que en su mayoría deben tener silicona y no querrás después de esta laboriosa tares derramar lo más mínimo. En caso de que ocurra con un paño humedecido en el agua jabonosa quítalo inmediatamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba