Cómo quitar pintura de la madera – Aquí 3 métodos

Hoy vamos a enseñarte de manera profesional y efectiva cómo quitar pintura de la madera, aunque no es una tarea tan fácil, resulta sencilla siguiendo los pasos que hemos seleccionado para realizar este trabajo de una manera organizada para que todo resulte.  Lo principal es cuidar y no causar daños en las superficies a limpiar.

Para quitar la pintura de la madera existen diferentes formas pero solo tres te garantizarán realizarlo de la mejor manera, donde no se comprometa la superficie sometiéndola a tratamientos que puedan dañarla y debilitarla y hasta decolorarla más de lo necesario, perdiendo de esta manera su valor y su estado original.

Cuál es el mejor momento para quitar pintura de la madera

Es necesario saber por qué y para qué se requiere realizar este trabajo,  existen cuatro posibles causas, las cuales detallaremos a continuación.

  1. La pintura se encuentra en mal estado: envejecida, cuarteada, desconchada, esto nos indica que se debe remover en su totalidad e incluso hasta la madera como tal necesite algún tratamiento especial para poder renovarla y volver a pintarla, ya que en esas condiciones sería inútil realizar un pintado ya que no tendría un buen acabado ni adherencia y tampoco se garantiza la durabilidad.
  2. Se debe renovar el barniz: este se encuentra cuarteado, su color a cambiado, que suele suceder que se oscurece, este trabajo también permitiría renovar el color de la madera y se puede volver a su estado original.
  3. Renovación total: Se quiere quitar toda la capa de pintura de color y dejar la madera en su estado natural donde se noten sus tonalidades y vetas, en este caso se puede colocar al final un barniz transparente o simplemente encerar.
  4. Se realizará un tratamiento diferente: En ocasiones se desea eliminar el tipo de pintura o de acabado que tiene la madera por otro totalmente diferente e incompatible.

De tu interés: quitar pegamento fuerte de la madera

3 Métodos a seguir para quitar la pintura de la madera

Estos son los tres mejores métodos para quitar la pintura de la madera de forma ordenada, sin dañarla y evitando accidentes.

Primer método – con lijas o lijadoras

Esta es una de las formas tradicionales o comunes para quitar pintura o barniz de la madera, que se puede realizar manualmente utilizando lijas de papel, que existen de varios números para diferentes tipos de superficies o para lograr variedad de acabados.

  • Esta se coloca en un taco de madera o caucho y así se evita que la madera se deforme y permite que la presión que se ejerza sea mayor.
  • También se puede realizar este trabajo con lijadoras manuales, que resulta más rápido, cómodo y se realiza menos esfuerzo, las orbitales son más apropiadas para capas de pintura muy gruesas, esquinas y muebles.
  • La lijadora de banda es más apropiada para pisos de tablón, superficies que requieren menos cuidado y hay que quitar materiales duros, capas de pintura muy gruesas y hasta para pulir la madera cuando se va a hacer una renovación del color
  • Para los muebles de textura delicada, maderas frágiles, no es recomendable utilizar lijado ya que puede causar ondulaciones, rayones y ocasionar deformación de las molduras o bordes.
  • El procedimiento para quitar la pintura con lija es el siguiente:
  • Se debe comenzar utilizando una lija gruesa y así quitar más material, teniendo mucha precaución con las esquinas, bordes y aristas.
  • Para finalizar se debe usar lija fina para dar pulimento en la madera, eliminar todos los rayones que pudieran haber sucedido y eliminar los restos de pintura que hayan quedado.

Segundo método: Decapante para pintura

Esta opción es excelente para los muebles o superficies que tienen grabados, molduras o curvas, es necesario ayudarse con esponjas metálicas como virutas de acero o de cocina también resultan convenientes los cepillos de cerdas de aceros delgadas.

  • Este método resulta realmente perfecto para quitar la pinturas que se encuentran en muy mal estado, superficies gruesas que tienen varias capas de pintura.
  • Los removedores de pintura o decapantes son unos materiales químicos que resultan muy agresivos, en tal sentido se debe tener mucho cuidado con los muebles y objetos de madera delicados, como también lo es el tomar las medidas protección y seguridad para evitar los accidentes.
  • En tal sentido se debe utilizar equipo de trabajo como camisa manga larga, guantes, lentes protectores y mascarillas y además de realizar el trabajo en una zona ventilada, preferiblemente en exteriores.
  • El procedimiento para quitar la pintura con decapante es el siguiente.
  • Con un pincel se debe aplicar este producto, dejándolo actuar por quince minutos a media hora.
  • Cuando ya la pintura esté arrugada y comience a desprenderse de la superficie, se procederá a retirarla con una espátula o rasparla con esponja o cepillo metálica.
  • Cuando se haya eliminado toda la pintura, se debe enjuagar para quitar los sobrantes del decapante.
  • Una vez que la superficie este seca y para dar suavidad a la madera con una lija fina se debe culminar.

Para que aprendas:  quitar mancha de pintura seca

Tercer método – Decapado con pistola de calor


Este método tiene una ventaja y es que al usar la pistola de calor se evitan los vapores tóxicos y el reguero de polvos que se producen con los anteriores métodos. Esta técnica es realmente muy recomendable para cuando hay muchas capas de pintura que quitar, también se puede utilizar en pocas capas.

  • El procedimiento resulta algo lento y es de cuidado ya que se debe estar alerta de no causar quemaduras en la madera,  porque causarían marcas muy sumamente difíciles de reparar, si es que se logra.
  • El procedimiento para quitar la pintura con decapante es el siguiente.
    Manteniendo la pistola inclinada en un ángulo de 45 grados y una cercanía de 10 a 15 centímetros, se debe comenzar a aplicar el calor en la superficie que se va a decapar.
  • Una vez que la pintura comience a arrugar y abombarse, se detiene la pistola y se comienza a quitar. Utilizando una espátula y teniendo los cuidados para no rayar la madera.
  • Si es necesario se debe repetir el proceso.
  • Una vez se ha terminado se realiza el lijado correspondientes para quitar los restos de la pintura y suavizar la madera, la cual estará lista para el barniz o pintura.

Tratamiento de aceite de linaza para la madera

Luego que hayas quitado pintura de la madera con cualquier método que hayas decidido utilizar porque te resultó más cómodo, rápido o económico, es necesario que le des un cariño a ese mueble, estante o puerta que decidiste reparar, y nada mejor que hacerlo con aceite de linaza, te preguntaras porqué este aceite, a continuación te  lo explicaremos .

  • Sellará la porosidad de la madera
  • Por sus propiedades hidrófugas la protegerá de la humedad
  • Permite destacar las vetas y reavivar los colores naturales
  • Evita que se reseque ya que quedará bien humectada
  • Previene que los insectos ataquen la madera
  • Evita la proliferación de hongos
  • Se utiliza en pinturas ecológicas
  • Es ideal para muebles con acabados rústicos y naturales y que no son sometidos a constante roce.

Sin embargo, no es adecuado para ser utilizado en muebles que tengan constante roce y tampoco los protegerá del intenso sol y la suciedad, por lo que no es aplicable para muebles que estarán en jardines o fuera de casa.

  • Este es un tratamiento ecológico para maderas naturales ya que les brinda protección.
  • La madera debe estar al natural, ya que si ha sido tratada con barniz no podrá absorber el aceite.
  • Su aplicación es muy sencilla y rápida ya que puedes usar un paño o una muñequilla de algodón o si prefieres una brocha también sirve, una vez termines, pasa otro paño seco para quitar algún excedente y en pocas horas ya todo el aceite será absorbido por la madera y lucirá realmente radiante.

Cómo quitar pintura de la madera – sin presiones y con muchas ganas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba