Descubre Cómo quitar óxido del suelo rápidamente.

Generalmente cuando tenemos en la cocina o en el baño, algunos estantes cuyas  patas son de hierro, lo más seguros es que aparezcan manchas de óxido en el suelo, ya que en estos lugares es donde hay mayor concentración de humedad. Si tienes este problema te invitamos a que continúes leyendo este artículo y descubre cómo quitar óxido del suelo rápidamente.

El óxido es muy persistente y corrosivo y cuando se instala en el suelo y no se actúa en consecuencia, puede dejar una huella perenne, muy difícil de quitar, puede suceder el caso que se fije tanto que no salga, pero como siempre, existen los métodos caseros que nos sacan de apuros, a continuación te presentamos algunos de estos trucos para que descubras como quitar oxido del suelo rápidamente:

¿Óxido en el suelo? Con estos métodos caseros podrás quitarlo:

Cómo quitar óxido del suelo
Prepárate para quitar las manchas de óxido del piso rápidamente. Ten a mano todos los implementos de trabajo y los productos necesarios para hacerlo de manera eficaz.

Implementos y productos necesarios:

  • Un barreño
  • Un par de guantes
  • Una bayeta
  • Esponjas
  • Trapos viejos
  • Detergente líquido para limpiar pisos
  • Jabón liquido lavaplatos o para lavar ropa
  • Bicarbonato de sodio
  • Sal fina
  • Bórax
  • Ácido oxálico comercial
  • Papel de aluminio
  • Piedra pómez

Así como existen diferentes tipos de pisos también hay diferencias entre los producto que usarás para cada caso, por ello comenzaremos por los pisos más fáciles de limpiar.

Por si no lo sabes:    aprende a eliminar aceite del piso de forma efectiva y rápida

Suelo  de Linóleo o vinilo:

Cómo quitar óxido del Suelo  de Linóleo o vinilo

  • El primer paso a realizar para cualquier tipo de suelo es limpiar toda el área, quitar todos los restos de polvo.
  • Si el óxido es grueso porque llevaba mucho tiempo puedes retirar un poco con una rasqueta.
  • Luego limpia con agua y el detergente que sueles usar normalmente, usa la bayeta para hacerlo.
  • Una vez esté limpio el piso utiliza el producto necesario que en este caso como se trata de suelo plásticos, los cuales son los más fáciles para limpiar, se utilizará simplemente jabón líquido, puede ser el lavavajillas y agua caliente.
  • En un barreño coloca dos litros de agua caliente y media taza de jabón que hayas decidido usar.
  • Empapa un cepillo de barrer en la mezcla que realizaste y friega el área con la mancha.
  • Repite la acción tantas veces sea necesario hasta que el óxido salga, luego enjuaga bien, puedes terminar limpiando con agua y vinagre.

Suelo de porcelana o cerámica:

Cómo quitar óxido del Suelo de porcelana o cerámica

  • Con una piedra pómez humedecida en agua debes quitar el exceso de óxido existente en el piso, luego limpia el piso con la mopa y agua, espera que seque completamente.
  • Ahora prepara la siguiente mezcla: Acido bórico dos cucharadas y el jugo de dos limones.
  • Aplica un poco en cada mancha de óxido que haya en el piso.
  • Deja actuar por un rato, luego frota cada una con una esponja.
  • Notarás como el piso va recuperando su estado natural.
  • En caso de quedar por algún lado algo de herrumbre puedes repetir el proceso.
  • Limpia el piso como sueles hacerlo normalmente.
  • Aunque para que quede completamente limpio y brillante puedes usar agua tibia con un poco de vinagre.

5 Productos para quitar óxido del suelo sin dañarlo:

5 Productos para quitar óxido del suelo sin dañarlo

A continuación te presentamos unos productos naturales para que puedas quitar óxido del piso sin dañarlo y por supuesto preservando el ambiente ya que no son agentes contaminantes, puedes usarlos sin ningún inconveniente de manera efectiva y segura.

  1. Ácido Oxálico: El óxido se podrá desprender rápidamente del piso con solo dejarlo actuar por unos cuantos minutos, además su aplicación es de lo más fácil. Espolvorea la cantidad necesaria del producto en el espacio donde se encuentra la herrumbre. Luego toma un paño que ya no uses y con el que puedas cubrir la mancha completamente, empápalo en agua caliente y colócalo sobre esta. Puedes colocar cualquier trapo viejo también, la idea es que el ácido haga su efecto correctamente. Recuerda usar los guantes también leer las indicaciones del envase. Transcurrido el tiempo exacto.  Recoge el paño y limpia el piso con una bayeta y detergente, así vas retirando los restos del producto aplicado y limpiando el piso, de esta manera la mancha debe desaparecer completamente.
  2. Bicarbonato de Sodio: Este es un elemento sin igual, no contiene agentes contaminantes y no se ha reportado que produzca algún tipo de alergias, por lo que resulta muy seguro para manipularlo y aplicar para realizar diferentes limpiezas en el hogar. Como todo producto debe mantenerse fuera del alcance de los niños menores de 12 años. Prepara una pasta agregando a dos tazas de agua tibia cuatro cucharadas de bicarbonato. Revuelve bien hasta que esté homogénea. Ahora viértela sobre el área afectada extiéndela para que cubra todo el óxido en el piso y déjalo que repose por media hora. Luego limpia el área para retirar la pasta y comprueba si la mancha se quitó completamente, de lo contrario repite el procedimiento y restriega un poco con una esponja. Después de terminar limpia bien toda el área. El bicarbonato lo puedes usar para quitar óxido de cualquier tipo de pisos, incluso los más delicados porque aunque no actúe de manera rápida, sí que es realmente efectivo y no dañará tu piso.
  3. Bórax: también lleva el nombre de crémor tártaro o borato de sodio,  resulta eficaz para limpiar diferentes superficies de la casa, incluso la ropa, sin embargo, no es recomendable para limpiar el mármol, este cuenta con un brillo que si se aplica bórax podría desaparecer. En un envase prepara una pasta con una taza de bórax, una cucharada de jugo de limón y agua tibia dos tazas. Revuelve bien y aplica sobre las áreas del piso donde se encuentra el óxido. Deja por espacio de quince minutos para que haga bien su trabajo. Primero debes haber limpiado esta superficie y dejarla libre de polvo y exceso de herrumbre. Retira la mezcla con un trapo viejo restregando el piso. Luego lava el piso con abundante agua y el detergente de tu preferencia.
  4. Vinagre y Sal: Cualquiera de los dos vinagres más comunes que decidas usar resultará efectivo para quitar óxido del piso. Así que puede ser Vinagre de Manzana o Vinagre Blanco. En una taza de vinagre disuelve la cantidad necesaria de sal para que quede una mezcla espesa. Luego se extiende sobre la mancha con la ayuda de una espátula de plástico o con tus manos si llevas puestos los guantes. Deja que actúe por una hora. Luego con una esponja frotas la superficie y vas retirando la mezcla,  revisa si el óxido se quitó completamente para luego limpiar el piso como sueles hacerlo.
  5. Papel de Aluminio: Existen algunos pisos que tienen como adornos unas platinas de metal, las cuales de tanto recibir humedad bien sea por utilizar agua para su limpieza o por cualquier otros motivos, estas terminan oxidándose y volviéndose antiestéticas, ya que la corrosión les quita su encanto decorativo original, así que utilizaremos un truco muy particular.
    Se hace una mezcla a partes iguales de agua con vinagre. Preferiblemente usar un envase atomizador.
    Rocía hasta empapar todas las partes metálicas en el suelo que tengan óxido.
    Ahora con el papel de aluminio realiza una pelota o bola y comienza a frotar.
    Cuando el aluminio entra en contacto con la superficie metálica mojada, se origina un choque de trasferencia de electrones de los dos metales, revirtiendo de esta manera la corrosión.
    Luego continúa frotando cada ranura  con un cepillo cuyas cerdas sean muy fuertes.
    Luego limpia cuidadosamente el piso con agua limpia varias veces haciendo énfasis en las partes metálicas.
    Para finalizar seca muy bien y te darás cuenta en las excelentes condiciones en que ha quedado el metal libre de óxido.
    Es método de limpieza hay que realizarlo con mucha paciencia y dedicación.

Te puede interesar:  saber quitar el moho de la ducha

Suelos de Mármol, cómo quitar el oxido y mantenerlos siempre limpios:

Suelos de Mármol, cómo quitar el oxido y mantenerlos siempre limpios:

Para quitar óxido del mármol:

    • Se debe limpiar con agua limón y sal.
    • Debes colocar sobre la mancha un poco de sal fina.
    • Todo depende del tamaño de esta.
    • Luego le agregas un poco de jugo de limón y lo dejas por espacio de diez minutos.
    • Después frota  suavemente con una esponja.
    • Luego enjuaga la superficie y listo.
  • Esta es una piedra que tiene mucha porosidad y se puede manchar fácilmente.
  • Limpiar los pisos de mármol no es tan complicado solo se debe realizar con agua y jabón y enjuagar.
  • Para quitar oxido del mármol, se debe limpiar con agua limón y sal.
  • Dado a la porosidad que caracterizar al mármol, para taparla se acude a la aplicación de cera que lo vuelve una superficie más lisa y más fácil para limpiar.
  • Esta capa de cera se va volviendo amarillenta por lo que, cada cierto tiempo en necesario realizar una limpieza profunda con productos especiales para hacerlo.
  • El mármol, sea piso o cualquier otro mueble, requiere de limpieza constante, para que pueda conservar sus características originales por más tiempo.
  • Si se producen manchas por derrame de café o vino, se debe limpiar con una mezcla de bórax y agua.
  • Manchas por quemadura de cigarrillo, se debe pulir el área tantas veces sea necesario para quitarla.
  • Para pulir las encimeras de mármol, basta con aplicar un poco de sal y con un paño humedecido en agua frotar, luego enjuagar con otro paño limpio y secar.
  • Para quitar las manchas del mármol blanco se aplica vinagre y limón.
  • Manchas de tinta se quitan con agua oxigenada y amoniaco.
  • La grasa sale con jabón blanco y agua caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba