Cómo quitar manchas del mármol con 4 métodos efectivos

Todas las superficies se ensucian con cualquier cosa, derrames salpicaduras de grasa, es un sinfín de situaciones que pueden ocurrir por eso hoy te vamos a enseñar  pasos para lograr cómo quitar manchas del mármol, esta belleza de material tan duradero que puedes  tenerlo en cualquier ambiente de la casa, dando un toque especial de elegancia y confort muy especial, así que vale la pena mantenerlo siempre limpio y libre de la más mínima marca, así sea una pequeña gota de agua, debe ser eliminada inmediatamente.

El mármol es tan decorativo y bello que puede ser utilizado desde la cocina, una preciosa encimera, hasta el baño, por eso para limpiarlo se debe tener mucho cuidado y preferiblemente usar productos naturales, de esos que tienes en casa y son realmente efectivos, tanto como los trucos que te vamos mostrar, así disfrutarás de una limpieza sana, sin olores fuertes que puedan causarte alergias.

Métodos para lograr quitar manchas del mármol sin causarle dañarlo

Lo ideal es limpiar la superficie bien sea de mármol o cualquier otra una vez ocurra el incidente, pero hay momentos en que no nos damos cuenta o estamos tan apurados que no reparamos en las gotas o derrames que vayan ocurriendo sino algunas horas después.

Método 1.  Quitar manchas al mármol blanco

Este mármol en especial es muy delicado, por supuesto que por su color, y no se debe esperar mucho para realiza su limpieza, la cual debe ser a diario y muy especial cuando tiene una fea mancha. Para quitar el polvo debe hacerse con un paño de micro fibras preferiblemente, humedecido en agua tibia luego secarlo muy bien.

Jabón neutro

Agrega un poco de este producto en un recipiente y le añades agua tibia, moja un paño suave y frota sobre las manchas difíciles recientes, repite la acción las veces que sea necesaria hasta quitarla completamente.

Agua oxigenada y limón

A media taza de peróxido de hidrógeno le agregas el zumo de un limón, esta combinación es ideal para esas manchas que se volvieron un poco difíciles de quitar con agua y jabón. Utiliza una esponja suave la cual vas a empapar en el contenido y así poder aplicarla en cada una de las manchas, dejas pasar unos cuantos minutos para luego retirarlo con agua tibia, posteriormente no olvides secar muy bien la superficie, el agua oxigenada ejerce la acción de blanquear y el limón de desinfectar, aunque también es aclarante.

Cloro

Esas marcas resistentes, que se niegan a salir lo ideal es limpiarlo con este poderoso blanqueador previamente diluido con agua, usa guantes para que no maltrates tus manos, moja un paño y lo pasas por donde se encuentren las manchas, estas saldrán de manera inmediata.

Método 2. Cómo desmanchar el mármol negro

De este tipo de mármol los más utilizados son el Canfranc y el Marquina, la limpieza de este es muy parecida a la del blanco,  a excepción de los productos blanqueadores que no se debe utilizar.


Jabón y agua tibia

En un recipiente realiza esta combinación muy común, pero realmente efectiva para quitar manchas del mármol negro, frota con un paño humedecido, hasta obtener el resultado deseado. Repite la acción en caso de ser necesario.

Vinagre

Para quitar las manchas amarillentas que suelen salir en el mármol negro, desinfectar y dejarlo brillante, mézclalo con agua y limpias toda la superficie, lo dejas por tan solo dos minutos, luego enjuaga bien y lo secas de manera enérgica, toda la superficie quedará completamente limpia, reluciente resaltando el color negro.

Método 3. Trucos para limpiar el mármol travertinos

Este es uno de los más utilizados para decorar los baños, en consecuencia suele mancharse bastante por los efectos de la humedad, la cal contenida en el agua y los productos de aseo personal, todos estos unidos con el polvo van creando unas capas de suciedad muy espesa y este espacio no se limpia a diario como puede suceder con la cocina.

Te puede interesar:  saber quitar la cal de los grifos

Bicarbonato de sodio y vinagre

Mezcla perfecta para quitar el sarro que se haya acumulado en el mármol travertino, especialmente en las esquinas y juntas. Preparas una mezcla lo suficiente para que puedas aplicarla en todas esas zonas que se notan de un color más oscuro o blanquecinos, dejas que actúe por diez a quince minutos y luego frotas con una esponja no abrasiva, utiliza un cepillo de cerdas suaves, ideal el de dientes, para las zonas difíciles, por último enjuaga con agua caliente, luego tibia, con una toalla grande seca y pule todas las áreas.

Método 4. Mantener limpia la encimera de la cocina

Este es el lugar de la casa que más se ensucia y el que más se limpia también, pero esta suele ser de manera muy rápida y general sin reparar en las manchas dejadas por la grasa y la comida en la encimera de mármol. Tips que te servirán para mantener la encimera limpia.

Harina de maíz

Si la mancha es de aceite, debes espolvorear una buena cantidad y dejarla reposar por quince o veinte minutos, lo necesario hasta que haya absorbido toda la grasa, luego lo retiras con papel de cocina ya para finalizar lavas el área con agua tibia y jabón, aclara con agua templada para luego secar.

Agua oxigenada y harina de maíz

Para quitar las manchas dejadas por las comidas muy elaboradas con carnes y condimentos, como salsas, hervidos, entre otro, prepara una pasta de estos dos ingredientes, la aplicas con una esponja por toda la zona y la dejas por veinte minutos, luego de retirarla limpie bien la superficie con agua y jabón, enjuaga y seca. La encimera quedará completamente limpia y desinfectada.

Por si no lo sabes:   aprende a eliminar oxido del suelo

Cómo mantener limpio y brillante el mármol

Es importante mantener todas las superficies de mármol bien limpias y secas para que no pierda su belleza y elegancia, que es lo que más atrae y llama la atención y para que perdure en el tiempo, ya que aun cuando es un material muy resistente también corre el riesgo de deteriorase, ponerse feo y envejecer, si no se toman los cuidados preventivos necesarios.

  1. Quitar el polvo. En primer lugar y para quitar todo el polvo debes barrerlo con un cepillo de cerdas suaves, realiza este trabajo con mucho cuidado para quitar todo el sucio, especialmente en los rincones, debajo de los muebles, si tienes tapetes o alfombras decorativas en el suelo quítalos, para limpiar también allí, ya que pudiera quedar de un color diferente, esta limpieza general debe hacerse por lo menos cada tres meses que serían cuatro al año.
  2. Pasar la bayeta. Cuando hayas concluido llegó el momento de limpiar con un paño, utiliza agua tibia con un poquito de vinagre y el producto de limpieza que sueles usar para este tipo de material, de igual forma pásala por todas partes, cambia el agua agrega los productos y vuelves a empezar, toma en cuenta que al realizar este trabajo te estas ejercitando. Quitar manchas difíciles. Si existen algunas marcas que no salieron, prepara en un envase atomizador agrega dos cucharadas de alcohol, una de jabón líquido y el resto agua tibia, agita y rocía sobre las manchas, déjalas por unos pocos minutos y después frota con una esponja o paño grueso, luego enjuaga con la bayeta y seca.
  3. Pulir el mármol. Este trabajo lo puedes realizar con algún producto comercial, aplicándolo estrictamente como indican las instrucciones del envase. O con las  siguiente instrucciones que a continuación describiremos, con algo tan sencillo, económico, biodegradable y de múltiples usos ecológicos en el hogar, como es el bicarbonato de sodio.
    1. Preparación. La medida general para espacios pequeños es de un cuarto de taza de agua mineral con dos cucharadas de bicarbonato de sodio, por supuesto que esta debe ser ajustada para las superficies muy grandes, en cuyo caso debe hacerse por áreas.
    2. Aplicación.Vierte el contenido en el suelo y lo extiendes con la bayeta esta debe estar completamente limpia, libre de cualquier residuo de detergentes, resultaría mejor utilizar una nueva para hacer esta labor, debe quedar una capa delgada. Ahora es tiempo de tomar un descanso ya que es necesario dejarlo actuar por aproximadamente tres horas Lo más recomendable para que no te canses y tu casa no se vuelva un caos es que lo hagas por habitación, eso en caso de que todo el piso sea de mármol. Posteriormente vas limpiar con agua tibia, un paño limpio de esta manera podrás quitar todo el producto y secarlo. Para concluir con un paño seco, preferiblemente de microfibras sácale brillo al piso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba