Cómo quitar los granitos de la espalda

No quieres ir a la playa para que no vean tu espalda llena de esos desagradables granitos. Prepárate porque te vamos a enseñar cómo quitar los granitos de la espalda de la manera más natural y con sencillos métodos caseros que vas a realizar en la comodidad de tu casa. Además serán de lo más económico porque quizás algunos de estos productos se encuentren en tu cocina.

Si tu piel es grasosa, aun cuando tengas una buena higiene los granitos van a salir, especialmente en las épocas de más calor. Porque la piel que es el órgano más grande del cuerpo, en sus poros se mezclan las impurezas con la grasa y el sudor propio del cuerpo, esta acumulación origina la aparición de los granitos de la espalda. Pero con los trucos que a continuación te detallaremos, podrás poner fin a los granitos de la espalda.

Exfoliantes naturales para quitar los granitos de la espalda:

Exfoliantes naturales para quitar los granitos de la espalda
De seguro la mayoría de los ingredientes que debes utilizar los tienes en tu casa, esto te facilitará mucho la tarea de quitar los granitos de la espalda. Además no tendrás que salir corriendo a comprarlo.

Avena en hojuelas:

Avena en hojuelas para quitar los granitos de la espalda.

  • La avena como todos sabemos es un excelente alimento pues nos proporciona proteínas, minerales, vitaminas y fibras además de que es una energía sana.
  • También resulta muy atractiva para las mujeres que quieren mantener una piel limpia y sana ya que la avena actúa de manera natural al consumirla, porque permite eliminar toxinas del organismo así como al utilizarla en mascarillas o exfoliantes.
  • La avena si es integral resultará más efectiva, pero  será excelente  de cualquier forma como decidas usarla.
  • Para preparar una mezcla de avena para exfoliar y quitar los granitos de la espalda necesitarás los siguientes componentes.
    • Cinco cucharas de avena en hojuelas.
    • Tres cucharadas de leche.
    • Dos cucharadas de agua.
    • Una cucharadita de jabón líquido neutro o de glicerina.
    • Un cepillo de ducha.
  • En un recipiente limpio, deberás mezclar todos los ingredientes antes señalados.
  • Una vez obtengas una mezcla espesa.
  • Lo más recomendables es que realices la aplicación directamente en la ducha.
  • Ya que pueden caer restos de la pasta al piso, además luego deberás ducharte.
  • Humedece el cepillo de ducha y coloca un poco de la pasta en las cerdas.
  • Ahora podrás aplicarla en la espalda frotando de manera suave con el cepillo. La exfoliación resultará todo un éxito. Puesto que el cepillo permitirá que la mezcla actúe de mejor manera.
  • Abre el grifo de la ducha para que el agua caliente comience a salir.
  • No debes lavarte la espalda con el agua caliente.
  • El objetivo de abrir la ducha es para que el vapor del agua caliente acelere el proceso de abrir los poros.
  • Evita acercarte mucho al chorro de la ducha, ya que puedes quemarte.
  • Luego que hayan transcurrido unos cinco minutos., vuelve a colocar pasta en el cepillo y frota otra vez la espalda.
  • Ahora puedes enjuagarte con agua tibia y por ultimo cierra el agua caliente y deja que caiga agua templada en tu espalda para que cierren los poros.
  • Al salir de la ducha y secarte en lo posible frota la espalda con una crema hidratante. Cualquiera que tengas en uso. Si no tienes hidratante cualquier otra crema para el cuerpo.
  • Puedes realizar esta exfoliación para quitar los granitos de la espalda una vez a la semana.

Bicarbonato y Limón:

Bicarbonato y Limón para quitar los granitos de la espalda.

  • Estos dos ingredientes cuentan con extraordinarias propiedades, ambos son de gran ayuda para la salud y también para sacarnos de apuros en la casa y por supuesto para quitar los granitos de la espalda.
  • Ingredientes que necesitarás:
    • Cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio.
    • Jugos de dos limones.
    • Jabón líquido neutro, una cucharadita.
    • Agua cuatro cucharadas.
    • Cepillo de ducha.
  • Cómo en el caso anterior debes mezclar todos estos ingredientes en un envase limpio.
  • Igualmente es necesario que estés en la ducha para hacerte este remedio para quitar los granitos de la espalda.
  • Debes aplicar esta mezcla en la espalda especialmente en las zonas donde tengas más granitos.
  • Recuerda que el limón es irritante así que cuando te frotes con el cepillo hazlo de la manera más suave posible.
  • O también puedes frotar tu espalda con una toalla.
  • De igual manera debes hacerlo suavemente.
  • Una vez más debes dejar correr la ducha de agua caliente.
  • Mientras tanto el remedio que aplicaste en la espalda hará su trabajo. Transcurrido los cinco minutos, nuevamente pasa el cepillo o toalla por tu espalda.
  • Ahora enjuaga con agua tibia y finaliza con agua templada.
  • No olvides poner la crema hidratante en la espalda.
  • También puedes repetir este método una vez a la semana.

Miel y Azúcar:

Miel y Azúcar para quitar los granitos de la espalda.

  • Realiza la mezcla con estos dos ingredientes,  utiliza la cantidad necesaria para que cubra toda la espalda.
  • Puedes pedir a alguien que de ayude a colocarla y así te vaya haciendo efecto este exfoliante que te permitirá quitar los granitos de la espalda.
  • Deja actuar durante 10 minutos y después retírala en la ducha con agua tibia, al finalizar.
  • No olvides ducharte al final con agua templada para cerrar los poros.
  • Aplica la crema hidratante o gel de Aloe vera.

Azúcar y Avena:

Azúcar y Avena para quitar los granitos de la espalda.

  • Este es otro potente exfoliante, sumamente efectivo para quitar los granitos de la espalda de manera eficaz.
  • También contribuirán a quitar las células muertas de la piel de tu espalda.
  • Realiza una mezcla con una cucharada de avena, una de azúcar y una de agua, si prefieres utiliza miel.
  • Unta en toda tu espalda esta mezcla y déjala actuar durante diez o quince minutos.
  • Luego retírala en la ducha con agua tibia.

Tocamientos para quitar los granitos de la espalda:

Tocamientos para quitar los granitos de la espalda
Para continuar con el tratamiento de remedios caseros para quitar los granitos de la espalda., puedes realizar también estos tocamientos que son realmente efectivos para mantener la piel de la espalda sana, limpia y libre de las manchas que dejan los granitos.

Áloe Vera:

Aloe Vera para quitar los granitos de la espalda.

  • Puedes adquirir una planta para que la tengas en casa, aparte de ornamentar, también la tendrás a mano cada vez que la necesites.
  • Pero si lo prefieres puedes comprar en alguna tienda naturista o de cosméticos el gel de áloe vera.
  • Coloca con un algodón o hisopo todas las noches antes de acostar en las zonas de la espalda donde tengas los granitos.
  • Puedes hacerlo durante un mes dos o tres veces por semana.
  • Verás los resultados extraordinarios. Ya que esto es un complemento de cualquiera de las exfoliaciones que decidas realizar una vez a la semana.

Vinagre de manzana:

Vinagre de manzana para quitar los granitos de la espalda.

  • El Vinagre de manzana es algo irritante así debes tener especial cuidado cuando lo aplicas.
  • En una taza coloca una cucharada de vinagre de manzana por una de agua.
  • Luego humedece un algodón en esta mezcla y luego da tocamientos en las zonas de la espalda donde tengas los granitos.

Limón:

  • Exprime medio limón mezcla una cucharada de jugo de limón con una cucharada de agua.
  • Y al igual que el caso anterior.
  • Humedece un algodón con  esta mezcla y aplica sobre cada uno de los granitos de la espalda.

Consejos y recomendaciones para lucir una espalda libre de los granitos:

Consejos y recomendaciones para lucir una espalda libre de los granitos

  • Una de las partes en donde  más sale acné, después de la cara es en la espalda.
  • Y esto se debe a que es allí donde son más activas las glándulas sebáceas.
  • Por esto los poros suelen taponarse con el sebo, las células muertas y las impurezas que hay en el aire.
  • Si eres de estas personas que tiene granitos en la espalda trata de no usar ropa tan ajustada.
  • También es convenientes que vigiles tu alimentación.
  • Evita las comidas ricas en grasas saturadas.
  • Come verduras, frutas y legumbres.
  • No ingieras bebidas gaseosas.
  • Bebe diariamente la cantidad de agua necesaria para el organismo.
  • Recuerda acudir al médico en caso de que los granitos se inflamen, haya dolor, enrojezcan, sangren o tengan pus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba