Cómo quitar las uñas de gel – Paso a paso sin complicaciones

Si eres de esas mujeres innovadoras y modernas que tomó la decisión de lucir unas manos espectaculares y acudiste a un centro especializado en estética para renovarte y consciente de haber salido con los mejores resultados posibles, pero ya te cansaste de haber presumido bastante y ya estás satisfecha de haber tenido por unos cuantos días las uñas artificiales porque una semana después ha comenzado la pesadilla debido a que el aspecto de tus manos ha cambiado y ahora quieres saber cómo quitar las uñas de gel en tu casa y sin complicaciones.

El problema con las uñas de gel es que llega un momento en que se te caen, se desprenden de algún lado o se produce un hueco entre la uña artificial y tu cutícula, entonces debes buscar la forma de palear esa situación pintándola del mismo color para que no se note lo fea que están.

En vista de ser tal vez la primera oportunidad en que te colocas uñas de gel y para que no te sientas tan limitada hasta para lavar los platos te tocó tomar la decisión de quitarlas porque ya es suficiente tenerlas, supones que podrás salir de ellas intentando arrancarlas o quién sabe cómo, lo cierto es que no deseas volver al centro estético y mucho menos pagar de nuevo para que te las quiten.

Cómo quitar las uñas de gel paso a paso sin salir de casa

Pues deja de preocuparte porque en este artículo te vamos a indicar cada paso a seguir y a enseñar cómo quitar las uñas de gel sin salir de casa, de la forma más sencilla y práctica pero que no cause ningún perjuicio a tus manos. A continuación te detallamos paso por paso las técnicas que te ayudarán en este proceso.

¡ARTÍCULO RECOMENDADO!  quitar las uñas acrílicas  con  4 pasos y desde casa

1. Acetona para quitar las uñas de gel

La base fundamental para que esté procedimiento tenga todo el resultado positivo que esperas es tener acetona al 100% pura. Debes tener muy claro que no obtendrás ningún resultado si utilizas quitaesmalte convencional.

Tendrás que acudir ir a un establecimiento del ramo en donde podrás adquirir el producto que te recordamos debe ser ¡acetona pura! La manera más fácil y sencilla de quitar las uñas de gel es calentar con antelación la acetona, pero ¡Cuidado! Debes estar muy pendiente porque la acetona es muy inflamable.

Para que tenga la temperatura adecuada debes colocar la acetona en un recipiente previamente tapado con papel de aluminio, aparte en otro envase con agua caliente la acetona usando el método del baño de maría. Una vez tengas la acetona templada, puedes comenzar el proceso:

2. Procede a limar las uñas de gel

Con una lima común, poco a poco lima la parte superior de la uña de gel, deja una fina película. Debes tener gran cuidado de no rozar tu propio uña y dañarla. Cuando veas tu propia uña para y no limes más. En vista del fuerte pegamento que se emplea en para adherir la uña de gel, tu verdadera uña se debilita, por eso ten la debida precaución.

Cuando hayas terminado el procedimiento y tengas limadas tus uñas, hazte un pequeño masaje en cada uno de tus dedos con un poco de vaselina llegando hasta los nudillos, cuida que la vaselina caiga encima de la uña. La idea es conseguir que la cutícula y tu piel no sufran en este proceso y a la vez que se hidraten las uñas.

3. Moja el algodón y cubre con papel de aluminio

empapa varias porciones del algodón con la acetona, cabe destacar que es de gran importante que lo hagas uno a uno porque la acetona se evapora rápidamente y otra advertencia, mientras vas empapando algodón por algodón recuerda tapar el envase.

El algodón debes colocarlo inmediatamente sobre la uña y envuelve con papel de aluminio cada dedo en forma de cono, evita dejar algún hueco debe, estar totalmente tapada. Déjalo que actúe durante 15 a 20 minutos hasta que la uña de gel se logre ablandar.

Te puede interesar:  quitar uñas semipermanentes los 10 mejores pasos

4. Esperar a que se ablande la uña

de gel

Ten paciencia y una vez transcurrido el tiempo previsto, quita uno de los conos hecho con el papel de aluminio, corre el algodón por encima de tu uña de gel, si se desprende sin mayores inconvenientes es hora de quitar lo que quede, y si todavía queda adherida, déjala un rato más. Espera a que la acetona haga su efecto de ablandar la uña de gel y una vez que esto haya sucedido es el momento preciso para conseguir quitar los residuos. Ayudate con un empujador de cutículas para retirar con calma, teniendo mucho cuidado de no raspar ni dañar tu propia uña.

5. Hidrata tus manos

Ahora es muy importante que hidrates tus manos y además deberás también reforzar tus uñas naturales porque están bastante debilitadas, tanto por la colocación de las uñas de gel, como por el procedimiento para quitarlas.

Una vez que hayas terminado de quitar las uñas de gel es esencial que te des un buen masaje con crema hidratante, haciendo énfasis en las áreas de mayor afectación. Este procedimiento debe ser repetido varias veces de manera que tus dedos recuperen su debida hidratación.

Un consejo para mantener tus uñas sanas

Terminado todo el procedimiento complementalo limando tus uñas naturales y dándole forma redondeada ya que si están en forma de pico pueden quedar engarzadas y romperse con suma facilidad. Al terminarlas de limar moja cada cutícula de tus dedos con algún bálsamo especial o aceite ya que es la parte del dedo que ha recibido mayores maltratos.

Para que tus uñas naturales comiencen a crecer sanas y fortalecidas luego de haber estado sometidas a un proceso algo fuerte puedes aplicar un buen endurecedor de uñas.

Tips para tomar en cuenta a la hora de quitar las uñas de gel

Cómo has podido observar todos los pasos sugeridos para aprender cómo quitar uñas de gel sin moverte de casa son realmente seguros y sobre todo sencillos, claro que podrían ser complicados en determinadas ocasiones tratar de retirarlas el caso se complica cuando la uña se pega demasiado a la tu uña.

A continuación te indicaremos una que otra recomendación para que al poner en práctica los pasos que previamente indicamos tus uñas naturales ni tus manos, ni tus uñas naturales padezcan:

  • No intentes por ninguna razón tratar de quitarte las uñas a la fuerza, si notas que una vez realizado todos los pasos y procedimientos indicados en éste artículo, no se desprenden, no dudes de acudir a un centro estético de manera que una manicurista te ayude.
  • Ten en cuenta que si cuando utilices la acetona se te presenta alguna irritación o alergia en las manos, debes suspender inmediatamente el procedimiento y acude al médico.
  • Cuando logres retirar las uñas de gel, límpies o pulas tus uñas naturales para que queden sin pegamento y/o residuos.
  • Es muy importante que sepas que al usar la acetona para remover las uña debes verterlo o en un envase de vidrio, la razón es que los componentes del producto puede deteriorar el envase de plástico.
  • Te recomendamos que si deseas utilizar el método de limar las uñas para quitarlas, debes hacerlo solamente cuando tus uñas naturales se noten que han crecido debajo de las uñas de gel.
  • Lava bien tus manos para eliminar cualquier residuos de vaselina o quitaesmalte. Y no olvides aplicarte una crema hidratante, también podrías aplicar unas gotas de aceite de oliva, con estos productos disminuirás los causados a tus uñas.
  • Para volver a usar uñas de gel espera al menos una semana pues tu uña natural requiere su recuperación.

El uso de las uñas de gel por un tiempo muy prolongado hará que tus uñas naturales se debiliten y se dañe gracias pegamento que se utiliza para colocarlas, por tal motivo es importante señalar que debes tener un cuidado especial al intentar efectuar cada uno de estos pasos. Para ello la mejor manera es dejar que tu uña natural respire.

En este artículo con el cual aprendiste cómo quitar las uñas de gel tu misma desde la tranquilidad de tu casa, solo es cuestión de tu parte planificar el momento adecuado, tener los materiales y con tan solo seguir paso a paso cada una de las instrucciones recibidas lograrás el objetivo, además te ahorras la vuelta al centro estético y el dinero que hubieras tenido que gastar para quitar las uñas artificiales.

Este un trabajo que solo requiere de tu paciencia pero es fácil y económico ¡así que atrévete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba