Maneras posibles de Cómo quitar las manchas amarillas de los manteles:

Si lees este artículo encontrarás todas las maneras posibles de Cómo quitar las manchas amarillas de los  manteles. Sí, porque es realmente inevitable que el mantel se mantenga completamente limpio y no se ensucie, cuando hay un ajetreo de muchas personas comiendo y pasándose los diferentes alimentos para servirlos, caen restos de salsas, jugos, frituras, frutas y si éstos no son lavados inmediatamente, cuando decidas hacerlo tendrás que lidiar con un ejército de manchas muy difíciles.

Las manchas amarillas de los manteles se originan generalmente cuando estos son colocados en el cesto de la ropa sucia, los restos de comidas y bebidas que quedan sobre este se trasfieren al resto de la tela, sobre todo las salsas hechas con tomates, y se tornan amarillentas.

También ocurre cuando son guardados sin la debida protección durante mucho tiempo, en este caso la humedad y el polvo son los que ocasionan la aparición de estas manchas amarillas, las cuales vas a quitar con los trucos que tenemos preparados para ti.

Trucos efectivos para quitar manchas amarillas de los  manteles blancos:

Trucos efectivos para quitar manchas amarillas de los  manteles blancos

 

Te indicaremos lo fácil y rápido que resulta quitar esas manchas amarillas que tanto afean tu mantel blanco, estos trucos efectivos para quitar las manchas amarillas del mantel.

Agua oxigenada, bicarbonato de sodio y jabón líquido:

Este truco es efectivo para quitar esa mancha de salsa pegada en tu mantel.

Para preparar la mezcla necesitarás:

  • Un envase.
  • Bicarbonato de sodio (3 cucharadas).
  • Agua oxigenada (1/2 taza).
  • Jabón  líquido lavavajillas (1 cucharada).
  • Coloca tu mantel blanco en la mesa de la cocina y determina la mancha.
  • Ahora prepara la mezcla con los ingredientes antes descritos, debes revolverlos muy bien.
  • Con una cucharilla aplica una cantidad sobre la mancha.
  • Si son varias las manchas pues coloca un poco a cada una.
  • Deja que actúe por espacio de media hora. Luego con un paño húmedo frota la o las manchas, deja por otros minutos más y luego lava el mantel como sueles hacerlo.
  • En caso de que la mancha no haya salido vuelve a realizar el procedimiento.
  • Tanto el bicarbonato de sodio como el agua oxigenada son agentes blanqueadores y deben quitar la mancha fácilmente.
  • El agregarle el jabón lavavajillas es porque este contiene desengrasantes que serán de gran ayuda.

Jugo de limón y Vinagre blanco:

Tanto el limón como el vinagre son dos compuestos realmente efectivos para quitar manchas y desinfectar cualquier tipo de tela.

Para preparar la mezcla necesitarás:

  • Jugo de limón (exprimir un limón).
  • Vinagre blanco (media taza).
  • A la media taza de vinagre agrega el jugo de limón.
  • Mezcla  bien y vértelos sobre las manchas amarillas que tenga el mantel.
  • Deja que esta mezcla actúe por espacio de media hora.
  • Luego frotarla con un paño húmedo y luego lava el mantel.

Bicarbonato de Sodio y Limón:

El bicarbonato siempre va a estar presente cuando de quitar manchas se trate y combinado con el limón pues los resultados son realmente efectivos para quitar las manchas amarillas del mantel.

Para preparar la mezcla necesitarás:

  • Bicarbonato de sodio (una cucharada).
  • Medio limón.
  • Una vez hayas ubicado en el mantel esa mancha que tanto te preocupa, esparce sobre ella el bicarbonato, ahora con el medio limón frota la mancha de manera suave.
  • Al entrar en contacto el limón con el bicarbonato provocará una efervescencia, continua frotando por un pequeño tiempo y luego deja que esa combinación haga su efecto completo por espacio de 20 minutos.
  • Después puedes lavar el mantel en la lavadora con jabón y agua tibia.
  • Para el enjuague agrega un poco de vinagre, tu mantel quedará completamente blanco.

Perborato de sodio:

Entre los productos utilizados para blanquear la ropa este es uno de los que más se utiliza, incluso está presente en una gran mayoría de los detergentes para lavar.

  • Como la acción del perborato es muy efectiva pero lenta, por eso da mejores resultados si se utiliza en remojo.
  • Toma un cubo y llénalo de agua, la suficiente coma para cubrir completamente el mantel.
  • Coloca dos cucharadas del perborato y por ultimo introduce el mantel.
  • Déjalo en remojo por espacio de dos horas.
  • Después de este tiempo lava el mantel como sueles hacerlo.

Para que sepas:  la forma de eliminar manchas amarillas de la ropa de color.

Quitar las manchas amarillas a un mantel que estuvo guardado por mucho tiempo:

 

Quitar las manchas amarillas a un mantel que estuvo guardado por mucho tiempo

Esos manteles que guardamos para momentos especiales, como la navidad, cumpleaños, aniversarios de boda o de graduación, los usamos, lavamos y los guardamos. Pero transcurrido el tiempo y no son realmente bien lavados y bien guardados estos comienzan a ponerse amarillentos y a lucir feos y desgastados. Por eso te indicaremos como quitar las manchas amarillas a tus manteles que estuvieron guardados y dejarlos como nuevos.

  1. Bórax: este producto es útil para múltiples casos en la casa y para devolverle la blancura a los manteles resulta sorprendente. Para realizar un remojo debes agregar media taza de bórax por cada litro de agua. Llena una palangana con agua y agrega la cantidad de bórax necesaria. Deja en remojo por seis horas durante las cuales debes revisar e ir removiendo el mantel. Luego de transcurrido el tiempo. Saca el mantel y colócalo en la lavadora donde le realizarás un aclarado con agua tibia. Seguidamente lo lavas con agua y jabón. En el dispensador de enjuague le vas a colocar un cuarto de taza de vinagre. De esta forma verás que tu mantel ha recuperado su color y lo brillante. Para secarlos extiéndelo al aire libre para que seque de la manera natural. Revisa que las cuerdas y las pinzas para sostenerlo estén completamente limpios. No sea que te dañen el esfuerzo y trabajo que realizaste.
  2. Vinagre blanco, limón, levadura y sal: para esas manchas realmente persistentes como pueden ser la sangre de la carne, vino tinto y otros alimentos. En un envase atomizador prepara una mezcla a partes iguales con estos productos le agregas agua. Rocía todas las manchas difíciles, dejas reposar por espacio de quince a veinte minutos. Luego lavas el mantel en la lavadora como sueles hacerlo normalmente.

Prácticas y útiles recomendaciones para otros tipos de manchas en los manteles:

Prácticas y útiles recomendaciones para otros tipos de manchas en los manteles

 

Café: Pueden eliminarse fácilmente disolviendo una yema de huevo en agua., aplicarla en la mancha dejar actuar y lavar.
Cosméticos: quizás no sea en el mantel pero si en la servilleta, déjala remojando en agua tibia y jabón lavaplatos, luego restriegas y la enjuagas.
Vinos: puedes sacar las manchas de vino con Leche o Maicena.
Aceite o grasas: estas son la pesadilla, lo ideal sería actuar de inmediato aplicando polvos de talco, azúcar o sal. Cepillar y lavar.
Salsas: en el momento que ocurra el accidente espolvorea sobre la mancha bicarbonato de sodio, frota con un cepillo, luego viértele un poco de leche líquida y frota. Lo demás que queda es lavar el mantel.

Información  para saber cómo:  Se quitan las manchas de lejía.

¿Manteles anti manchas, sabes algo acerca de ellos?

 

¿Manteles anti manchas, sabes algo acerca de ellos?

  • Si aún no lo sabes pues te comentamos que realmente existen unos manteles o unas telas que cuentan con la textura del lino o también algodón, pero con las ventajas que puede ofrecer el hule de ser resistente a los derrames.
  • Estas telas cuentan con tratamientos de resina y teflón.
  • Que permite que tenga una capa protectora y lo mejor que su precio es realmente accesible.
  • Los diseños inigualables.
  • Ya que pueden ser para ocasiones muy elegantes hasta fiesta de niños o para la mesita de la cocina con las tradicionales frutas.
  • Cuenta con grandes ventajas ya que si hay derramamiento de líquido, la tela no lo absorberá.
  • Su limpieza es tan fácil que no será necesaria el lavado frecuente.
  • Son duraderos y conservan por más tiempo su apariencia de nuevos.
  • Las manchas se debe limpiar una vez ocurran con solo pasar un paño húmedo.
  • En el caso de las grasas se les pasa una esponja con jabón líquido y luego un paño humedecido en agua.
  • Se deben lavar exclusivamente en lavadora y a una temperatura máxima de 40 grados.
  • No usar detergentes fuertes lejía ni suavizantes. No lavar a mano ni al seco.
  • Para realizar su planchado la tela debe estar al revés.
  • También existen otros tipos de manteles antimanchas elaborados en poliéster.

Di adiós a las manchas amarillas de los manteles, sigue estos consejos:

Di adiós a las manchas amarillas de los manteles, sigue estos consejos

  • Cuida tus manteles como lo haces con tu ropa.
  • Los manteles también traen etiquetas para su cuidado al lavarlos y la temperatura de planchado.
  • Lava bien y revisa que no le queden manchas a los manteles antes de guardarlo.
  • Cuando vayas a aplicar cualquiera de los anteriores trucos lee las etiquetas de tus manteles.
  • Cuando vayas a lavar tus manteles ten cuidado con el tipo de tela y el detergente que vas a utilizar.
  • También la temperatura del agua es importante.
  • Los manteles blancos de ocasiones especiales, los puedes enjuagar con agua de almidón, para que se conserven en buen estado.
  • Si sustituyes los enjuagues por vinagre cuando realizas el lavado tus manteles siempre lucirán como nuevos.
  • Ten cuidado al remojar los manteles blancos con lejía o cloro estos pueden manchar de amarillo. Usa la cantidad estricta que diga el envase.
  • Por lo general, los manteles, toallas y ropa de cama vienen en unas empaque tipo bolsas de un plástico con cierra, muy resistente.
  • No descartes estas envolturas para que posteriormente guardes tus manteles en ellos. Así no se pondrán amarillos y difícilmente se ensuciarán.
  • También es muy efectivo envolver las telas delicadas en papel de seda para guardarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba