Cómo quitar las durezas de los pies – 6 Maneras para hacerlo

Este verano estas dispuesta a lucir esas lindas sandalias que te han regalado, pero tienes muchas asperezas,  has llegado al lugar indicado, porque te explicaremos paso a paso con excelentes remedios, trucos y consejos caseros cómo quitar las durezas de los pies, tenerlos suaves y bonitos,   para eso debes  comenzar a tratarlos bien, cuidarlos más y prestarles mucha atención, así tanto ellos como tú dejarán de sufrir, porque con el tiempo pueden convertirse en callosidades, la situación empeoraría y los tratamientos serían mas rigurosos.

La hiperqueratosis es una molesta y desagradable descamación que se forma en los pies por diferentes causas, no tener la higiene adecuada, no cuidarlos y quitarlas a tiempo, uso de calzado inadecuado, pasar mucho tiempo de pie, todo esto trae como consecuencia las durezas  que los afean y por lo que no haces más que esconderlos con zapatos en ocasiones muy cerrado empeorando la situación.

3 Exfoliantes para quitar las durezas y mantener los pies hidratados

Para comenzar con el tratamiento de quitar las durezas de los pies debes acostumbrarte a exfoliarte, esto permitirá retirar con mayor facilidad todas las células y piel muerta que se encuentran acumuladas y que ocasionan que se agriete, que si no se quitan a tiempo pueden convertirse en dolorosas.

1° Exfoliante a base de sal marina y aceite de coco -Revitaliza y suaviza

Una exfoliación con sal marina logrará que tus pies se sientan descansados y suaves, libres de impurezas y células muertas, ya que activará la circulación sanguínea en esta zona de manera que la resequedad desaparezca. Por su parte el aceite de coco te proporcionará hidratación y humectación, además este contiene ácido laurico que permite que desaparezcan las bacterias que suelen acumularse en las zonas agrietadas de los talones.

Luego de haber lavado los pies dejándolos en remojo por un rato para ablandar las durezas, aplica una buena cantidad del aceite en una de tus manos y luego agrega un poco de la sal marina gruesa, frota en tus pies esta mezcla poniendo especial atención en las zonas más afectadas, al finalizar solo debes usar agua tibia para enjuagarlos.

Para que aprendas: quitar las durezas de los talones

2° Exfoliante a base de azúcar morena y Aceite de menta -Ideal para refrescar

A una taza de azúcar agrega dos cucharadas de aceite de menta y luego de haber lavado minuciosamente tus pies aplica esta exfoliante, el efecto es relajante y refrescante. Masajea por un buen rato, tus dedos, baja por la planta hasta el talón, en este punto puedes hacerlo con más energía ya que es la zona donde suele agrietarse, la parte de arriba con cuidado porque la piel allí es más sensible, por los bordes también allí se acumula mucha dureza, puedes llegar hasta los tobillos pero cuidadosamente. Luego que hayas disfrutado de este masaje, enjuaga y sécalos cuidadosamente. No aplique jabón para que los pies queden humectados.

3° Exfoliante a base de café y manteca de cacao – Total hidratación

Quién puede resistirse a estos agradables olores,  el café y el cacao. Luego de haber preparado el cafecito mañanero guarda la borra que vas a mezclar con la manteca. Preparar esa agradablemente exfoliación para tus pies, luego de la ducha aplícala masajeándolos completamente, puedes incluso hacerlo de las rodillas hacia abajo así activas la circulación de tus piernas, al finalizar y luego de enjuagarlos con agua tibia, sentirás una agradable sensación de descanso, suavidad e hidratación.

3 Pasos para quitar las durezas de los pies de manera efectiva

Si quieres una belleza integral, tus pies también deben lucir bonitos y estar acorde con el resto de tu cuerpo, además a qué mujer no le gusta lucirlos de vez en cuando, imagina ir a la playa con los pies endurecidos y agrietados, nadie querrá ni saludarte porque eso es sinónimo de descuido, así que manos a la obra para recuperarlos.

Primer paso: Bicarbonato de Sodio – Efectivo para retirar impurezas

Prepara una pasta bien consistente con un poquito de agua y suficiente bicarbonato de sodio y con mucha paciencia frota cuidadosamente sobre todo los pies haciendo énfasis en las zonas más afectadas.

Tómate todo el tiempo posible para hacerlo de la mejor manera, este procedimiento es ideal realizarlo después de haber tomado una ducha, ya que con el agua estas asperezas se ablandan, déjala por unos quince minutos para que el efecto sea mayor. Al finalizar enjuaga bien los pies con agua templada y aplica una crema hidratante.

Lectura sugerida: quitar callos planta del pie  7 recetas efectivas

Segundo paso: Limón – Efectivo antiséptico

Ante toda esa dureza de los pies,  quizás ya tengas ciertas líneas de agrietamiento en los talones es necesario aplicarte un producto antiséptico para reblandecer la superficie y que al quitarla no se infecte y nada mejor que este tratamiento para lograr esto.  Exprime varios limones y también corta varias rodajas, lávate los pies con agua y jabón sécalos y luego aplícate el jugo realizando unos masajes, ruedas las vas a colocar en las zonas que están más afectadas, e incluso si tienes algún callo también, colócate unas medias y deja actuar por lo menos durante unas doce horas, al pasar el tiempo retíralos y con una lima comienzas a quitar la piel muerta acumulada.

Tercer paso: Aspirinas y yogurt – Adiós durezas

Prepara una mezcla luego de convertir en polvo ocho  aspirinas que vas a mezclar con dos o tres cucharadas de yogurt natural, ésta la vas a colocar en tus pies realizando masajes circulares, y la dejas por media hora o cuarenta minutos, todo depende de lo áspero que estén. Pasado el tiempo enjuaga y con la lima frota todas las áreas que lo requieran de esta manera tus pies quedaran libres de estas impurezas, aplica una generosa cantidad de crema humectante.

Cómo mantener los pies libre de durezas e hidratados

Luego que hayas probado algunas de estas recomendaciones y haber obtenido satisfactoriamente los resultados deseados, lo que queda es prevenir para evitar que tus pies vuelvan a adquirir esas durezas, por lo tanto debes esmerarte y establecer una rutina para mantenerlos hidratados y en buen estado.

Masajes: de vez en cuando puedes realizarte un auto masaje en tus pies, ideal sería en la noche después de una ducha de agua tibia, los secas bien y con algún aceite esencial de tu agrado, también alguna crema hidratante o humectante sirve. Esto te ayudará a descansar toda la noche logrando un sueño reparador.
Pedicura: si no tienes la posibilidad de ir al salón de belleza para realizarte una pedicura, dispón de tus rutinas del fin de semana por lo menos de dos horas para hacerlo tú misma, la cual podría ser:

  • Quitar el esmalte, si acostumbras pintarte las uñas de los pies lo primero sería retirarla con un buen quita esmalte.
  • Baños de pies con infusión de manzanilla los dejas allí por quince minutos, los secas y con la piedra pómez te das en las zonas donde la dureza es más fuerte, enjuágalos.
  • Hidratación, sécalos y luego te aplicas una rica crema hidratante y te masajeas por espacio de 10 minutos.
  • Cortar las uñas, si las tienes largas recórtalas, de manera que no queden ni tan cuadradas ni tan redondas.
  • Limarlas, este es necesario especialmente en los bordes para que no queden irregularidades ni piquitos que puedan molestar, después de esto límpialas con un algodón humedecido ligeramente en quitaesmaltes.
  • Pintarlas, si es de tu agrado puedes aplicar un barniz o algún esmalte de color,  ya puedes tener los pies de tus sueños con unas pocas horas que les dedique cada quince días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba