Cómo quitar la vergüenza.

Si eres de las personas que le aterra hablar en público, no saben que decir ni cómo desenvolverse cuando está en grupo, se te olvida todo lo que preparaste para una exposición, sales poco y no tienes muchas amistades, debes continuar leyendo ya que en este artículo te explicaremos de manera muy sencilla y fácil de comprender cómo quitar la vergüenza, además te enseñaremos técnicas y ejercicios para lograrlo.

Contrario de lo que cree la mayoría de las personas, la vergüenza en una barrera difícil de vencer y generalmente comienza en la niñez y se va acentuando con el paso del tiempo especialmente si se está constantemente sometidos a burlas, descalificaciones y juegos que puedan hacer las demás personas con respecto a la forma de ser y enfrentarse de otras.

Generalmente solemos preocuparnos y darle mucha importancia a cómo nos ven los demás, cómo nos perciben, qué piensan de nosotros, esto no es del todo malo, pero si llegamos al extremo de que solo queremos agradar a los demás y vivimos en una constante angustia de cómo nos proyectamos, tanto que por lo general y llegado el momento de reunirnos en grupo o interactuar con los demás o conocer gente nueva, nos da mucha vergüenza y lo que hacemos es alejarnos y comenzamos a estar solos, por miedo a no ser aceptados.

10 CONSEJOS IMPORTANTES PARA QUITAR LA VERGÜENZA DE TU VIDA

10 CONSEJOS IMPORTANTES PARA QUITAR LA VERGÜENZA DE TU VIDA:

 

Una de las principales causas de la vergüenza está dada por querer o pretender hacer siempre las cosas muy bien, ser perfeccionista y la constante necesidad de querer ser reconocidos y admirados, aunque esto no es del todo malo si puede convertirse en un obstáculo cuando solo trabajamos para lograrlo. Ya que cuando la situación no da los resultados deseados, solemos sentirnos avergonzados e indignados.

  1. COMPARTIR CON OTROS LO QUE SIENTES:

    Una muy buena estrategia para quitar la vergüenza es comenzar a hablar acerca de lo que sientes cuáles son tus emociones y de esta manera podrás comenzar a manejarlas, especialmente el miedo que sientes al estar avergonzado. A medida que vas platicando de tus experiencias las vas reformando en tu mente, dándoles otro sentido o significado así lograras considerarla en su justa medida.

  2. TU VERGÜENZA NO DEBE AVERGONZARTE:

    Es de humanos sentir vergüenza y no te hace inferior a ninguna otra persona. Al reconocer y aceptar tu vergüenza, ya no desperdiciarás tu energía intentando que las personas que te rodean no se den cuenta de que estas muy avergonzado, que en ocasiones quieres salir corriendo o desaparecer.

  3. DEBES DESINHIBIRTE Y RODEARTE DE PERSONAS DENSINHIBIDAS:

    Si lo que deseas es quitar la vergüenza de tu vida, puedes ayudarte al Asistir a clases de teatro o risoterapia, o alguna otra actividad de efecto terapéutico que te permita desinhibirte, para que de esta manera vayas quitando la vergüenza. El entorno social es muy importante, por ejemplo, si estas en una clase de actuación te irás dando cuenta de que al ver a los demás que van perdiendo la vergüenza te hará que te sueltes y así comenzarás a hacer cosas que quizás nunca imaginaste, esto te hará sentir relajado y te ayudará a comenzar a exponerte y expresarte de forma espontánea en todos los ámbitos de tu vida, esto irá sucediendo en la medida en que tú lo desees y te lo propongas. De allí la importancia de que te rodees de personas desinhibidas que se expresan espontáneamente.

  4. CUIDA TU AUTOESTIMA:

    Hay personas que suelen creer que valen menos que otras esto puede traer como consecuencias que termine asumiendo que realmente hay algo malo en ella y que debe ocultarlo para evitar quedar en evidencia. Por lo tanto es importante trabajar tu autoestima si estas padeciendo o sintiendo esta situación o algo parecido. Si decidiste ingresar a un grupo de teatro o actuación, allí es un lugar ideal para mejorar tu autoestima. Además que debe haber personas especializadas en este tema.

  5. UNA MIRADA DESDE FUERA:

    Un buena manera para quitar la vergüenza es que comiences a mirarte y observarte como un espectador externo. Así puedes lograr distanciarte de los sentimientos negativos que puedas estar experimentando y que tanto daño pueden hacerte. Así lograrás ser más afectuoso contigo mismo logrando de este modo quitar la vergüenza más rápido.

  6. REDEFINE TU JERARQUÍA DE INTERESES:

    En medida general sentimos mucha vergüenza cuando no logramos atender situaciones que consideramos importantes o no cumplimos con objetivos o metas trazadas. En este sentido es posibles que te estés exigiendo demasiado al grado de ser rígido contigo, así que debes reflexionar y flexibilizar tus exigencias para que logres quitar la vergüenza de tu vida.

  7. EXPÓN TUS IMPERFECCIONES:

    La persona perfecta no existe, por lo tanto no te esfuerces en tratar de tener una imagen perfecta o querer que los demás piensen que lo eres. Todo el mundo está expuesto a malinterpretaciones, a realizar situaciones incomodas, ser objeto de alguna burla y por supuesto a cometer errores. Es desgastante la tensión que crea el estar manteniendo una posición de persona perfecta y el miedo a hacer el ridículo o a estar avergonzado. Por lo tanto para quitar la vergüenza, es necesario apropiarse de las imperfecciones y mostrarlas sin ningún temor, total están allí, existen y todos la ven.

  8. OBLIGATE A MARCARTE OBJETIVOS FIJOS:

    Si eres de las personas que suele estar ensayando una y otra vez lo que debe o no debe hacer o decir, estar viendo obstáculos, miedo a hacer el ridículo, es posible que esa incomodidad te genere angustia y estrés y termines no haciendo nada. Así que es hora de que comiences a comprometerte contigo mismo y de esta manera con los demás, así que comienza a tener objetivos claros y que salga lo que salga lo importante es hacerlo.

  9. DEJAR LA OBSESIÓN POR EL QUE DIRÁN:

    Debes dejar la obsesión por el que dirán o pensarán los demás de ti, debes centrarte en lo que realmente está ocurriendo y en tener objetivos y prioridades claras.

  10. QUE HACER SI LA VERGÜENZA TE SUPERA:

    Debes estar alerta ante esta situación y pedir a tus familiares que te ayuden y te lleven a un profesional. Es en este punto donde debes romper con la vergüenza que te está consumiendo y evitando que lleves una vida plena, donde puedas disfrutas las etapas de tu vida. Debes entender que pedir ayuda es una señal de que eres realmente una persona madura y muy valiente.

¿DE DONDE PROVIENE LA VERGÜENZA Y QUE ES?

¿DE DONDE PROVIENE LA VERGÜENZA Y QUÉ ES?

  • La vergüenza comienza a aparecer alrededor de los dos o tres años de edad, así pues que los bebés no sienten este tipo de emociones como pueden ser la culpa, el orgullo, la vergüenza. A partir de estas edades es cuando el niño comienza a hacerse consciente de sí mismo y a comprender que ciertos comportamientos no son aceptables, esto lo logra al observar a las personas que están a su alrededor.
  • Esto establece que es la educación que juega un papel muy importante para que los niños comiencen a sentir vergüenza. El mejor ejemplo es cuando a los niños entre dos y 4 años se les comienza a reprender por haber mojado o ensuciado su ropa o la cama, por no realizar ciertos deberes adecuadamente.
  • Así que la vergüenza es una emoción totalmente social, ya que no solemos sentir vergüenza por las mismas situaciones o cosas. La vergüenza está implantada y depende radicalmente de la sociedad, de todas las situaciones que se puedan considerar acéptales y dignas de realizar, así que cuando vulneramos algunas de las reglas impuestas por la sociedad y esta se da cuenta nos sentiremos avergonzados. La vergüenza también va a depender de ciertas reglas o normas culturales.
  • Por lo tanto la vergüenza se puede definir cómo una emoción selectiva, ya que está plenamente expresada por la educación que en nuestro crecimiento hemos aprendido de nuestro entorno social. La personalidad y el grado de importancia que podamos darle a la educación que nos han impartido será determinante para valorar y equilibrar que es la vergüenza y hasta qué grado puede esta afectarnos o tomar lo necesario sin perjudicarnos.

CONSEJOS PARA SUPERAR LA VERGÜENZA:

CONSEJOS PARA SUPERAR LA VERGÜENZA:

  • Ten presente que sentir vergüenza no es malo.
  • Es importante que tengas claro que todas las persona solemos sentir vergüenza en mayor menor grado.
  • Trata de conversar más con tus compañeros o amigos, inicia el tema de conversación así puedes comenzar a quitar la vergüenza.
  • Supera el miedo escénico imaginándote como otra persona, quizás tu cantante favorito.
  • La vergüenza es una emoción social, así que como otros aspectos sociales a los que sencillamente no les das gran importancia trata de hacer lo mismo con la vergüenza, sin romper cánones de conducta.
  • Realiza una lista de las cosas que te gustan de ti mismo, ponla en tu habitación en un lugar donde la puedas ver.
  • Apóyate en tu familia, pide ayuda cuéntales lo que te está sucediendo, no te quedes solo en ningún momento con ese sentimiento.
  • Si estas en el colegio o universidad también puedes pedir apoyo a alguno de los profesores, o si hay ayuda psicopedagógica acude a ellos.
  • Por último si el sentimiento de vergüenza está socavando tu vida y te impide relacionarte, avanzar en tus estudios o trabajo, tener nuevas amistades, realizar tus sueños, comenzar una relación amorosa o cualquier otra meta que te hayas propuesto y no has podido realizarla, no dudes ni un instante más en buscar ayuda profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba