¿Cómo quitar la fiebre? Con 8 remedios caseros efectivos

La temperatura alta es un síntoma importante de que algo sucede en tu organismo y se debe tomar en serio cuando esta aparece, ya que puede ser indicativo de algún virus, bacteria, inflamación o cualquier otra enfermedad que pueda estar desarrollándose en el cuerpo, lo primero que siempre se piensa es en los tradicionales remedios caseros que son un paliativo para mantenerla a raya y es precisamente esos detalles que vamos a compartir en este artículo para tener conocimientos y saber cómo quitar la fiebre, a través de algunas soluciones que resultan fáciles de aplicar.

Te puede interesar:  quitar el dolor de cabeza 

A raíz de que aparezca alguna infección en el organismo, algunas de las células que tiene el sistema inmunitario, comienzan a secretar ciertas sustancias conocidas como pirógenos, que se trasladan desde el tejido que se encuentra infectado y a través del torrente sanguíneo hasta el hipotálamo, este al detectarlos le envía ordenes al cuerpo para que comience a generar y retener más calor apareciendo de esta manera la fiebre.

Se puede concluir que la fiebre no es una enfermedad sino un mecanismo de defensa para demostrar que algo sucede, ya que incluso por situaciones de estrés o angustias se puede tener una subida de temperatura repentinamente.

8 Remedios caseros cómo quitar la fiebre rápido

Cuando la fiebre aparece en lo primero que pensamos es en comenzar a tomar cualquier cantidad de cápsulas para quitarla, sin embargo en la actualidad la medicina sugiere que no sea bajada de sopetón sino que se mantenga a una temperatura media para determinar qué es lo que la está ocasionando.

En algunos casos si la fiebre no es muy alta se recomienda no tomar ningún antifebril, por esta razón para mantener la calma y en caso que no existan otros síntomas, aparte de resfriados o gripes que se puedan tratar en casa puedes tratar de mantenerte en calma probando con alguno de los métodos que a continuación te ofrecemos, no es necesario que los hagas todos y mucho menos al mismo tiempo.

Te invitamos a leer: Cómo quitar el dolor de garganta

  1. Baño de agua tibia: Este es uno de los métodos más usados para contrarrestar la fiebre, no se trata de tomar una ducha, sino de un baño relajante con agua tibia que permitirá bajar los niveles de ansiedad y angustia que se puedan estar sintiendo por la preocupación de pensar que se padece alguna enfermedad. Este lo hará sentir menos preocupado y de esta manera poder descansar.
  2. Te de fenogreco: Las semillas de esta planta están provistas de una cantidad de vitaminas y minerales que ayudan a mantener el organismo en buenas condiciones de salud que es muy necesario para combatir las enfermedades además ayuda a reducir los niveles de la fiebre y los sofocos. Coloca a hervir dos tazas de agua, le agrega dos cucharadas de fenogreco dejas que se cocine por diez minutos, la retiras de fuego y dejas que este tibia para tomarla, dos o tres veces al día.
  3. Infusión de salvia: Aparte de los múltiples beneficios que ofrece tiene la característica de ser refrescante por lo que es realmente efectiva para esos momentos en que se tiene calentura, es muy fácil de preparar, simplemente debes hervir un poco de agua, apagar el fuego y colocar unas cuantas hojas de la planta dejarlas en remojo por unos diez minutos, luego retirarlas y beber a tu gusto, en caso de que la fiebre sea por un síntoma gripal puedes añadirle zumo de limón y miel.
  4. Te de lechuga fresca: Prepárate una buena jarra de infusión de hojas de lechugas frescas, solo debes sumergirlas en agua hirviendo y dejar que enfríen, la puedes tomar varias veces al día y te mantendrás fresca e hidratada, te permitirá conciliar el sueño ya que es relajante y sobre todo a reponer los nutrientes y electrolitos que se pierden cuando ocurren episodios de fiebres por encima de los 37º.
  5. Jengibre: Son múltiples los beneficios que ofrece esta raíz y, van desde prepara deliciosos y suculentos platos, hasta simples y sencillas infusiones para quitar la fiebre, además se le conoce por ser un antiviral natural y ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, permitiendo de esta forma combatir con lo que sea que esté ocasionando el cuadro febril. Puedes tomarla tibia o fría luego de cocinarla, también puedes morder unos trocitos.
  6. Aceite esencial de menta: Los aceites esenciales son una excelente alternativa para aliviar algunos malestares y dolencias, con respecto a la menta resulta muy efectiva al momento de quitar el calor corporal, también para combatir los desmayos. Una de las formar de aplicarlo es dar unos suaves masajes en las plantas de los pies, en las manos y las sienes.
  7. Agua de ajo: Este bebedizo ha sido utilizado durante muchas décadas para aliviar la fiebre y cualquier otro malestar que la pueda acompañar, el ajo por ser antibacteriano natural convirtiéndose de esta manera en un gran aliado para combatir infecciones. Puedes triturar uno o dos dientes de ajo y lo colocas en agua hirviendo tapas el envase por unos quince minutos y luego puede beberlo con toda confianza, en caso de que no te agrade el sabor u olor, puedes añadirle unas gotas de limón y endulzarlo con miel.
  8. Compresas frías: Otra costumbre muy vieja es la de colocar compresas frías en el cuello y la frentes, cuando la persona tiene fiebre, también en la planta de los pies, las ingles y axilas, según cuenta esta práctica puede quitar la fiebre de manera rápida y efectiva.

¿Cómo tomar la temperatura corporal?

Lectura sugerida: quitar la congestión

Si te sientes el cuerpo diferente y caliente lo más adecuado es que procedas a tomarte la temperatura, en la actualidad existen diferentes tipos de termómetros, y puedes escoger el que más te guste o convenga, también el que se adapte mejor a tus condiciones económicas, algunos los puedes comprar en tiendas por departamento o en supermercados otros en las farmacias.

  • Termómetro de vidrio: Este es uno de los más comunes que aún se continúa usando en el ámbito doméstico, por ser económico, sencillo, no necesita baterías y fácil de utilizar. En su interior contiene alcohol, consiste en un tubo delgado y viene para tomar temperatura oral, de la axila o rectal.
  • Termómetro digital Están: considerados los mejores y recomendados por los médicos ya que su lectura es rápida y precisa, existen de diferentes modelos y colores, llevan una batería y también se les puede encontrar en los tres tipos oral, axilar y rectal.
  • Termómetro de arteria temporal: Miden la temperatura a los costados de la frente son los más recomendados para bebes hasta los tres meces y adultos mayores, ya que por sus condiciones es complicado utilizar los otros. No se encuentra entre los más recomendados por considerarse que no es preciso.
  • Termómetro electrónico de oído: Miden las ondas térmicas en el tímpano, pueden ser utilizados en niños de seis meses y adultos mayores No se encuentra entre los más recomendados por considerarse que no es preciso, entre estos se encuentran también la tira plástica y el termómetro chupete.

¿Cómo tomar la temperatura con termómetro de vidrio?

La boca debe estar vacía y no haber ingerido por lo menos 10 a 15 minutos antes de la toma de la temperatura nada frío ni caliente.

  • Retire el termómetro del estuche con cuidado y sin tocar el bulbo o punta, agárrelo por el vidrio.
  • Limpie el termómetro preferiblemente con un algodón y alcohol, se puede enjuagar con agua fría.
  • Observe la temperatura se encuentre en menor 35.6º C. En caso de que esta sea mayor debe sacudirlo enérgicamente para que baje, teniendo mucho cuidado que no se caiga.
  • Abra la boca y lo pone debajo de la lengua
  • Cierre sus labio cuidadosamente, no debe apretar el termómetro con los dientes
  • Espere por tres minutos y retírelo sin tocar la punta o bulbo.
  • Revise en qué posición se encuentra la temperatura a través de la línea que se extiende, que puede ser de color plateado, azul o rojo.
  • Limpie y seque nuevamente el termómetro antes de guardarlo en su estuche

¿Cómo tomar la temperatura con termómetro digital?

  • Retire el termómetro del estuche con cuidado y sin tocar el bulbo o punta.
  • Cubra la punta del termómetro con el cobertor de plástico, en caso de que no tenga, limpie la punta con agua y jabón o alcohol, enjuague con agua fría.
  • Coloque la punta del termómetro digital debajo de la lengua, recuerde que no debe morderlo.
  • Manténgalo allí hasta que suene la alarma.
  • Retírelo de la boca cuando vea los números en la ventanilla, esta es tu temperatura.
  • Limpie y seque nuevamente el termómetro antes de guardarlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba