¡Cómo quitar la angustia en sencillos y prácticos pasos!

Hay días en los que amanecemos con ciertos temores que no sabemos definir, sentimos que algo está por pasar, tenemos nervios descontrolados algo sucede o puede suceder pero no sabemos que es en realidad. Si estás pasando por este momento, continúa leyendo porque hemos elaborado para ti un artículo en el cual aprenderás a Cómo quitar la angustia y controlar la ansiedad.

No permitas que las preocupaciones te atrapen hasta el grado de comenzar a sentir en tu organismo cierto malestar tales como nervios en el estómago, éste uno de los síntomas más comunes que se presentan cuando tenemos situaciones de angustia, por eso es necesario saber quitar la ansiedad rápidamente.

3 pasos que te ayudarán a quitar la angustia rápidamente:

La vida acelerada, los compromisos que solemos adquirir a veces sin control, van creando sin que nos demos cuenta excesivas responsabilidades que en ocasiones no podemos cumplir a cabalidad, esto termina afectando la salud y ocasionando nervios que se reflejan principalmente en el estómago. Cuando esto sucede comenzamos a ingerir una cantidad desproporcionada de ciertos alimentos, como los dulces y comidas chatarras, que luego nos hacen sentir peor. En otros momentos nos lleva a no querer comer ya que la sensación y malestar del nerviosismo que sentimos nos quita el apetito. Este es un tema extenso, pero por los momentos te vamos a proponer algunos trucos para que puedas calmar la angustia y organizar tus ideas.

Batido de piña con hinojo, jengibre y manzanilla:

Bien sea que no tengas apetito o que ya te hayas colmado con golosinas, este batido te ayudará a calmar la angustia y te proporcionará energías para enfrentar lo que sea que te está sucediendo.

Preparación:

  • Coloca al fuego en una olla medio litro de agua, una vez que hierva, apaga el fuego y le vas a agregar unos trocitos de jengibre, dos cucharadas de flores de manzanilla y unos pedazos de hinojo.
  • Una vez se enfríe la vas a verter en la licuadora junto con unas rodajas de piña.
  • Si es de tu agrado también le puede añadir canela en polvo, esta es maravillosa para levantar el ánimo.
  • Aunque no es del todo necesario la puedes endulzar con algo de miel. Tómalo durante el día para quitar la angustia.

Toma un baño para relajante:

  • Al llegar a casa proponte firmemente  a combatir esa mala sensación que tienes, así que prepara tu bañera, llénala con agua caliente y agrégale aceites esenciales o pétalos de rosas, hojas de eucalipto o sales para baños.
  • Hacer esto no solo te hará sentir relajada, puede aliviar si tienes malestares musculares por la tensión que sientes y te ayudará a dormir tranquilamente.
  • Puedes agregar a ese momento, algún incienso o vela aromática, música suave.
  • Disfruta tu baño frota tus piernas, masajea tus pies, tu cuello.
  • Una vez te sientas mejor sal de la ducha y realiza una cena ligera y antes de ir a la cama te tomas la siguiente infusión.

Infusión de Valeriana:

  • Calienta una cantidad necesaria para preparar una taza de té con esta planta. Puedes hacerlo al fuego o en el microondas. Esta infusión es ideal conciliar el sueño y después de la ducha que tomaste mucho mejor.
  • Una vez estés lista para dormir ya en tu cama tómala.
  • Estos son paliativos que te pueden ayudar a relajarte y quizás a sentirte un poco mejor pero, siempre es conveniente atacar los problemas para resolverlos
  • Así que vamos a conocer mas acerca de como quitar la angustia,

Aprende a:  quitar la vergüenza

Cómo influyen los pensamientos para que aparezca la angustia:

  • Los pensamientos y preocupaciones son el detonante para desatar la angustia, manteniéndola y aumentándola si no se resuelve la causa o se busca ayuda para hacerlo.
  • En la medida que mantengamos estos pensamientos rondando en nuestra cabeza la angustia pasará a formar parte de nuestro día a día.
  • Los pensamientos constituyen una verdadera herramienta indispensable para:
    • Organizar nuestras ideas
    • Analizar las circunstancias y situaciones
    • Poder discernir para obtener soluciones que nos permitirán mejorar la calidad de vida que queremos tener.
  • Sin embargo luego de realizar el análisis las conclusiones resultantes, además de las emociones que estas puedan provocar pueden ser las correctas y verdaderas o incorrectas y falsas.
  • Todo va a depender de nuestra forma de pensar.
  • Cuando nuestras conclusiones son incorrectas o falsas, nos sentimos mal, estas son “emociones negativas” que nos causan sufrimientos.
  • Para poder modificar estas emociones es necesario cambiar los pensamientos negativos o equivocados. En muchos momentos no tenemos consciencia de estos pensamientos, porque:
  • No solemos expresarnos con claridad y en su mayoría una gran parte de estos se dan automáticamente y a una velocidad que no logramos notar.
  • Pero nos percatemos o no, la realidad es que en nuestra mente una parte piensa y habla y la otra cree lo que escucha.

Fórmulas  para manejar efectivamente la angustia:

No resulta nada fácil cambiar pensamientos o rutinas de conductas. Pero vale la pena hacerlo porque mientras más nos esforcemos en el presente, podremos logras estar mejor el resto de nuestra vida. Mantener una postura cómoda nos puede traer sufrimientos a la larga.

Información importante:  quitar las ganas de comer y adiós ansiedad.

Algunas de las fórmulas para mejorar lo pensamientos angustiantes son:

  • Aceptar y reconocer la ansiedad.
  • Determinar cuáles son los pensamientos que nos provocan la angustia.
  • Cuestionarnos y ser honestos y objetivo con respecto a la realidad de nuestros pensamientos.
  • Parar esos pensamientos.
  • Buscar distracciones realizando actividades.
  • Cambiar el locus de control.
  • Adoptar técnicas de respiración y relajación.
  • Realizar ejercicios.
  • Darse permiso para divertirse.
  • Hacer las cosas que nos gusten.
  • Tomarse tiempo para pensar.
  • Establecer prioridades.

Darse un momento para aceptar nuestra angustia:

  • Tratamos de ignorar o negar nuestro estado de angustia y si alguien nos pregunta al respecto nuestra repuesta es “no por qué”
  • El reconocer que tenemos zozobra, significa que emocionalmente somos débiles y no tenemos control sobre nuestras situaciones.
  • Creemos que si ignoramos nuestro estado la angustia desaparecerá.
  • Por el contrario esta aumentará.
  • Permanecemos por tanto tiempo en estado de desasosiego que ya ni siquiera lo notamos.
  • Es recomendable en caso de que nos cueste mucho trabajo aceptar el estado de ansiedad en que vivimos, llevar las siguientes anotaciones:
    • Emociones molestas y negativas.
    • Sensaciones de malestar físico.
    • Problemas o conductas que sentimos al momento.
    • Preguntarnos Qué me sucede. Porqué me siento de esta manera.
    • Que influencias o problemas ha habido para sentirme así.
    • Escribir acerca de las preocupaciones o inquietudes.
    • Escribir todo por insignificante que sea, especialmente acerca de los pensamientos.
    • Escribir a diario sobre nuestros sentimientos.
    • Como me siento hoy.
    • Me sentí_________________, porque….

7 Tipos de angustias que puede padecer cualquier individuo:

  1. Trastorno de Ansiedad Generaliza; Sucede cuando debemos hacerle frente a situaciones que pueden ser estresantes como presentar un examen, ir a una entrevista de trabajo, hacer una exposición hablada ante un público. Este tipo de angustia te mantendrá en alerta, permitiéndote ser más proactivo y productivo. Las personas que padecen esta conducta se mantienen en constante estado de alerta, lo que puede afectar su vida diaria.
  2. Trastorno de Pánico: Este es un padecimiento debilitante, la persona pueden sentir que van a morir o asfixiarse, quedarse sin aire. Por lo general requieren de tratamientos y hospitalización.
  3. Trastorno Obsesivo Compulsivo: La persona padece de imágenes o ideas intrusivas, obligándola a realizar ciertos rituales para lograr tranquilizarse. Como pueden ser que se devuelven porque creen haber dejado la cocina encendida, la puerta sin pasarle llaves.
  4. Trastorno por Estrés Postraumático: Esta condición viene dada cuando la persona sufre un trauma que le produce un estado de estrés constante, angustia y temor. Como pueden ser accidentes, abuso sexual. Etc.
  5. Fobia social: La persona se siente mucho miedo de interactuar socialmente. Les da pánico hablar en público por miedo a hacer el ridículo. Todo lo que se relacione con participar en reuniones o eventos. Este tipo de trastorno suele confundirse con la timidez.
  6. Agorafobia: la persona se siente muy vulnerable y desprotegido. Siente miedo al estar en espacios abiertos como grandes avenidas o parque.
  7. Fobia Específica: Pánico irracional ante un estímulo especifico, como puede ser un lugar, insectos, a los perros.
    Ante cualquier circunstancia hay que mantenerla calma y saber cómo quitar la angustia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba