Cómo quitar el gotelé de una pared – Aquí 7 pasos

Harta de esa vieja pared que no sabes qué hacer con ella, porque te han comentado tus amistades y familiares que es sumamente costoso y da mucho trabajo, existen diferentes alternativas para poner en práctica, contratar una empresa especializada, u optar por hacerlo tú misma, con o sin ayuda, si continúas leyendo este artículo te darás cuenta de que llegó el momento para que decidas y aprendas cómo quitar el gotelé de una pared, son varias la formas de realizarlo lo principal es armarte de paciencia y organizarte para lograrlo.

Lo que debes saber de cómo quitar el gotelé de una pared

Primero debes comprender que el gotelé surgió en la década de los 60, y no fue precisamente por moda, sino una necesidad de realizar viviendas a bajo costo y de manera rápida y fue allí cuando comenzaron a revestir las paredes con esta técnica para tapar de manera fácil las imperfecciones ocasionadas al hacer un trabajo rápido y barato, existen dos tipos de este revestimiento los cuales tienen una gran diferencia, así que te explicaremos paso a paso como quitar cada uno.

  • Gotelé al temple. Este no es lavable ya que se disuelve fácilmente en agua, para comprobarlo solo debes arrancar un pedazo y sumergirlo en un envase con agua, notarás que se deshace.
  • Gotelé pintura plástica. Es de mejor calidad y puede ser lavable, por lo tanto se hace resistente al agua y lo puedes comprobar de la forma anterior, observarás que se queda en el fondo del recipiente.

Sigue estos pasos para quitar el gotelé al temple de una pared

Es muy importante organizarse bien antes de emprender esta tarea de quitar gotelé, así sea de una sola pared, tienes ventajas ya que podrás desocupar el lugar para mayor comodidad, solo tendrías que cubrir el piso, puertas, ventanas, puntos eléctricos y el roda pie.

Herramientas y materiales a utilizar

  • Rodillo
  • Espátula
  • Cubeta
  • Rasqueta
  • Cazoleta
  • Guantes
  • Lentes protectores
  • Masilla
  • Pulverizados
  • Eco estabilizador

Primer paso: Uso del ecoestabilizador

En primer lugar se debe abrir el producto y agregarle dentro del mismo cubo agua solo el 10%, se debe mezclar muy bien ayudándote con un objeto que sea fuerte, a medida que lo vas haciendo debes percatarte si está quedando una pasta ligera que luego puedas utilizar con comodidad. Es importante que leas las instrucciones de uso, en caso que consideres agregarle más agua.

Te puede interesar:  quitar gotelé del techo

Segundo paso: Aplicar el ecoestabilizador

Una vez que esté listo el producto con la consistencia deseada, procede utilizando el rodillo para impregnar toda la superficie, el ecoestabilizador logrará humedecer la pared y ablandar el gotelé, en caso de que esta sea muy grande puedes realizar el trabajo en dos partes, para obtener mejores resultados y cansarte menos.

Tercer paso: Quitar el gotelé

Luego que hayas esperado el tiempo recomendado en las instrucciones del envase, con la rasqueta vas a comenzar a retirar el gotelé. No hace falta clavarla ya que la superficie se ha ablandado y seguramente también se haya abultado un poco, esto facilitará el retirado bastante. Comienza por un borde desde arriba hacia abajo, así lo realizarás de manera uniforme y ordenada, para que no te pierdas en la pared y sepas cuanto has arrancado y lo que falta. Si lo haces de manera desordenada, se crea un caos y no sabrás en qué punto estas ni cuando terminarás.

Cuarto paso: Mojar la pared con agua

Cuando hayas finalizado y quitado todo el gotelé de una pared, deberás mojarla completamente, para eso se utilizará el pulverizador, lo llenas con agua y luego rocías cada palmo que no quede nada sin haber mojado de manera que quede una humedad que penetre hasta la base, pero no debe quedar empapada que gotee.

Quinto paso: Raspar con la cazoleta

Ya falta poco para finalizar, con este objeto se eliminarán los restos de gotelé que pueden haber quedado, preferiblemente se debe agarrar con las dos manos, pero si tienes suficiente fuerza puedes usar una sola, la vas desplazando de un lado a otro, realiza esta parte del trabajo con seguridad, la cazoleta debe estar firmemente apoyada sobre la pared para que puedas ejercer algo de presión y así arrancar todo los residuos.


Sexto paso: Aplicar masilla

Ahora para que la pared quede completamente firme y sin ningún tipo de abolladuras que puedan haber quedado por algún lado, revisa con detenimiento para luego colocar un poco de masilla, emparejar y quitar las imperfecciones que tapaba el gotelé, ya que este era su objetivo. Una vez hayas finalizado debes esperar que seque completamente y pasar una lija de manera que la pared quede lisa y lista para la próxima decoración.

Te conviene leer:  quitar el gotelé de la pared 

Séptimo paso: Pintar la pared

Ya debes haber escogido el tipo de pintura, una de las mejores de larga durabilidad y fácil de limpiar o lavar, tienes el color adecuado para el ambiente, eso también es necesario estudiarlo, en ocasiones se escoge porque simplemente te agrada, luego te das cuenta que no era el adecuado para combinar con los muebles o el ambiente que tienes, debes tomarte un tiempo y elegir de la mejor manera, estudia la posibilidad de aplicar una imprimación antes de realizar el trabajo, con esta obtendrás mejores resultados de adherencia, acabado, uniformidad y brillo, además hay una variedad de este producto que permite bloquear las manchas evitando que estas se filtren hasta la pared dejando una mala apariencia.

Pasos para quitar gotelé pintura plástica de una pared

Este tipo de superficie no resulta fácil quitarla con espátula, ya que esta no entrará en la pared, no logrará perforarla, existe la opción de lijar y es muy efectiva pero hay nuevas tendencias para quitar gotelé pintura plástica, con las que pudieras probar, además se trata de una sola pared y te resultará más fácil.

Herramientas y materiales

  • Pasta renovación – cubregotelé
  • Espátula ancha
  • Un barreño con agua
  • Mezclador para pinturas
  • Guantes

Primer paso: Tapar con  cubregotelé

Esta es una opción bastante práctica y efectiva, ya que podrás cubrir toda la pared rugosa, porque cuenta con la densidad precisa para tal fin también tiene un buen grosor y se puede utilizar en cualquier superficie rugosa, ya que la alisa y la deja nivelada, primero cubre todos los objetos que tengas en esa área, los puntos eléctricos, el rodapié y el piso.

Segundo paso: Preparar la mezcla

Lee detenidamente las instrucciones del envase para la debida y perfecta preparación de la mezcla ya que debe quedar en un punto adecuado para su aplicación que esta no sea tan líquida ni tan espesa. Mezcla bien para que no quede nada de grumos, ni bombas, de aire, debe quedar fluida para una fácil aplicación y espesa para un mayor cubrimiento.

Segundo paso: Aplicar la mezcla

Con la espátula ancha vas a aplicar la pasta, comienza por los bordes y ve haciéndolo de una manera segura y firme, cuida los detalles de que no queden espacios o se formen puntos de aire en la pared al esparcirla, la capa debe tener un grosor de unos 6mm, en caso que sea necesario otra capa, se debe esperar mínimo media hora.

Tercer paso: Lijar la pared

Una vez hayas terminado tómate un descanso de ocho horas, este es el tiempo estimado para que la masa se seque completamente y poder comenzar a lijar, realiza este trabajo con bastante calma para que quede uniforme y no te canses tanto, utiliza mascarilla y lentes para protegerte.

Cuarto paso: Decorar la pared

Ya cubriste casi todas tus expectativas, con respecto a quitar el gotelé de una pared, ahora debes tener en mente que tipo de decoración vas a decidir, esta puede variar desde pintar, usar algún tipo de revestimiento moderno, papel tapiz, láminas o cuadros, que también están al día con la creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba