Cómo quitar el papel de la pared – Aquí 9 técnicas caseras

Tienes tu casa toda empapelada y desde hace días te ronda en la cabeza como redecorarla completamente, y te has interesado por aprender cómo quitar el papel de la pared, debes tomar en cuenta que no es una tarea nada fácil, si con solo hacerlo en un ambiente es sumamente trabajoso.

Te lo has propuesto y lo quieres quitar el papel de la pared en familia, aprovechado las vacaciones, por tal motivo te invitamos a que continúes leyendo este artículo donde vas a encontrar soluciones y consejos caseros para lo hagas de la mejor manera, sin tener que gastar mucho ni contratar otras personas para que lo realicen por ti, simplemente debes armarte de valor y organizarte para hacerlo.

Debes tener presente que este trabajo es largo, difícilmente lo podrás lograr en un solo día, debes estar plenamente preparado para hacerlo mínimo en un fin de semana, dependiendo de las dimensiones de la casa, puede tomarte más tiempo.

Te recomendamos que elabores junto con tu familia un plan de lo que realmente vas a hacer para quitar el papel de la pared, por donde comenzar y no olvides que se va a utilizar mucha agua para despegarlo, también serán necesarias algunas herramientas y utensilios, la idea es que lo hagas de manera eficiente y no ensucies tanto ya que posiblemente queden muy cansados.

Aprende también a:  quitar papel pintado de la pared

Cómo quitar el papel de la pared con técnicas casera y efectivas

Existen productos que puedes adquirir en sitios especializados para quitar el papel de la pared, pero también están las técnicas, trucos o soluciones caseras para que lo hagas de manera más divertida.

Lo más recomendable es que se comiences por una habitación, preferiblemente por la más grande y se haga una pared a la vez para no armar un desastre difícil de controlar, también debes reunir todo lo necesario, desalojar la habitación y estar bien dispuesto.

Preparar la habitación

Es necesario desocuparla completamente, para poder realizar un buen trabajo con comodidad, ademas como se utilizará abundante agua se puede dañar algún mueble.

1. Desocuparla: Antes de comenzar es mejor retirar las decoraciones de las paredes, sacando la ropa de los closets o armarios, camas, mesas y demás enseres. En caso de que exista algún mueble muy pesado difícil de mover, puede ser cubierto con plástico.

Es necesario desalojarla por completo, ya que se va a pulverizar agua y una vez se comience a retirar el papel este arrastrará, suciedad, polvo y residuos, acumulados durante mucho tiempo.
2.Puntos eléctricos: Todos los que se encuentren en las paredes se les debe retirar las tapas, a los toma corriente e interruptores, incluso si hay lámparas decorativas, los cables se deben proteger y dejar dentro del hueco, en la pared no debe quedar absolutamente nada más que el papel que se va a quitar.
3.Proteger el piso: También los zócalos y molduras decorativas, protegelas con láminas de plástico y cinta de pintor, esto también es una buena opción para cubrir todo el piso, porque cuando comiences a rociar todas las paredes con agua esta se va a regar y es mejor protegerlo.
4.Cortar la electricidad: Interrumpe la electricidad en la habitación que vas a trabajar, para evitar inconvenientes, recuerda que vas a trabajar con agua y puede ocurrir que se cuele un poco por los tomacorrientes o interruptores, aun cuando los hayas protegido muy bien.

Te interesará saber:   quitar gotelé del techo

Material necesario

      • Espátula de metal flexible
      • Envase atomizador grande
      • Esponjas o trapo
      • Un cubo
      • Ropa y zapatos viejos
      • Lentes protectores

Comenzar a quitar el papel de la pared

Ya has desocupado la habitación aun te falta un poco de trabajo para que todo quede como lo esperas, el esfuerzo vale la pena, debes revisar que tipo de papel es el que se encuentra en tu pared, esto simplificará mucho el trabajo porque podrás conocer la mejor manera de quitarlo.

  • Revisar el papel: Esto será lo primero que harás para conocer qué tipo de papel se encuentra en las paredes para saber que material se debe utilizar para quitarlo.              Hay ocasiones que no hace falta utilizar ningún producto para despegarlo. Por un borde con la espátula trata de levantar un poco, si sale con facilidad y no deja marca en la pared se trata de papel tapiz pelable. Si por el contrario deja marca o no se puede retirar, es necesario utilizar agua para poder quitarlo.
  • Escoge y divide la pared: Para que lo hagas más fácil y rápido comienza por una pared divídela en secciones dependiendo del tamaño puede ser dos o tres y hasta cuatro.                                                                               
  • Utiliza agua tibia o caliente, esta es la técnica más utilizada por la mayoría de las personas. Ideal sería un rociador con bomba pero si no cuentas con uno puede ser un envase atomizador es más lento pero seguro, también puedes optar por utilizar una brocha, esponja o paños y trapos viejos.

Tú puedes hacerlo:  quitar el estucado de la pared

  • Mojar la pared con agua caliente. Comenzar por arriba después de haber seccionado la pared, llena el rociador de bomba o el método que más útil te sea o el que realmente tienes a tu alcance, y empieza a mojar toda el área previamente delimitada, espera unos minutos para que el papel y la pega que lo soporta se ablande lo suficiente para poder despegarlo.
  • Despegar el papel. Realiza una prueba con una de tus uñas si sale fácilmente está listo para comenzar a desprenderlo.                                                               
  • Utiliza la espátula de metal flexible, no la entierres en la pared ya que podrías estropear la superficie de yeso y tendrías que repáralo. Deslízala firmemente pero de abajo haca arribo o por uno de los bordes laterales.
  • Retirar los restos: generalmente cualquier trabajo de bricolaje que se realice siempre van a quedar restos por uno y otro lado, simplemente debes repetir la operación para eliminarlos.

Lavar y reparar la pared después de haber quitado el papel

Esta es una acción muy necesaria limpiar la pared luego que se haya quitado el papel, esta manera quedara lista para la próxima decoración que hayas elegido, así te darás cuenta en caso de hayan quedado detalles o imperfecciones que sea necesario reparar.

Te recomendamos algunos de los siguientes métodos con los que podrás hacerlo de forma segura y además tus paredes lo agradecerán ya que quedaran completamente limpias. La base siempre va a ser agua caliente, la cual puedes mezclar con cualquiera de los siguientes ingredientes.

  • Lavaplatos y vinagre
  • Lavaplatos con bicarbonato de sodio y vinagre
  • Lavaplatos y suavizante para la ropa

Excelente articulo:  quitar gotelé plástico

Lavar la pared

Después de estar completamente seguro que la superficie esta lista y no ha quedado ningún tipo de restos de pegamento o papel. Prepara un barreño con agua caliente y cualquiera de los ingredientes anteriores.

Utiliza para hacerlo de la manera más efectiva paños viejos, o un cepillo de cerdas muy suave, una herramienta muy útil para realizar este lavado de la pared es la que se utiliza para limpiar los vidrios de los carros, resulta práctica y cómoda, solo debes asegurarte que sea resistente al agua caliente.

Reparar la pared

Después de haber lavado la pared, seguramente se notan más algunos detalles que son necesarios reparar para dar el toque final y dejarla lista para pintarla o redecórala, sigue los siguientes paso y quedará completamente lista.

Primer paso -Lijar la superficie

Vas a necesitar lijas No. 80 ó 100 y No. 200.
Con la primera vas a alisar los bordes y superficie de yeso que se encuentren en mal estado, donde se haya pasado la espátula demasiado, el papel al despegarlo se trajo un pedazo de la pared, en fin cualquier imprevisto que puede ocurrir siempre.

Con la segunda la debes pasar para alisar y que quede lista para aplicar el revestimiento.

Segundo paso – Aplicación del revestimiento

  • Vas a necesitar una espátula pequeña
  • Una llana mediana

Lee cuidadosamente las instrucciones de aplicación en el envase para que puedas realizar un buen trabajo. Con la espátula comienza a tapar cada uno de los agujeros o ranuras que puedan haber quedado al quitar el papel de la pared.

Revisa bien por todos lados para que no quede el más mínimo detalle sin corregir, a continuación con una llana y con el producto aun húmedo debe alisarlo y emparejarlo de manera que no queden bordes o abultamientos sobresaliendo, debe quedar completamente liso cada grieta que se haya reparado.

Se debe dejar secar completamente, una forma de saberlo es cuando este material  obtiene un color uniformemente blanco. Volver a lijar con la de grano 100.

Tercer paso – Aplicar la imprimación

Después de haber reparado los detalles y lijado para que quede la superficie en óptimas condiciones, se debe retirar el polvo y de esta manera la pared estará lista para la imprimación y redecorar la pared con nuevo con papel o pintura.

La aplicación de este producto tiene grandes ventajas si se decide pintar la pared, ya que permite que se adhería y se fije mejor y más rápido, no es necesario aplicar varias manos de pintura. Con este producto se pone el toque final al trabajo de haber quitado el papel de la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba