Cómo quitar el óxido del aluminio – 4 Trucos fáciles

Con el paso del tiempo la mayoría de las cosas que tenemos se van deteriorando y dañando si no se les realiza una  limpieza adecuada y continua de acuerdo al tipo de material con el cual han sido elaboradas. En esta oportunidad te vamos a mostrar cómo quitar el óxido del aluminio, metal este liviano, brillante y versátil que es utilizado en una gran variedad de artículos para el hogar, especialmente en la cocina y también en el baño, desafortunadamente, la humedad puede causarle corrosión y desgaste, que se manifiesta a través de una mancha grisácea o blanquecina, a la cual no solemos darle mayor importancia, pero es allí cuando comienza a debilitarse perdiendo su estilo decorativo y protector.

El aluminio siempre se ha  destacado con respecto al resto de otros metales porque es liviano esto le da ventajas ya que es fácil de manipular e instalar en cualquier superficie, también es duradero y resistente. Para lograr buenos resultados y mantenerlo en óptimas condiciones, se debe ser cuidadosos al momento de limpiarlo, no tratarlo con  objetos filosos ni abrasivos que puedan causarle rayones, los productos a utilizar deben ser los adecuados ya que pudiera perder su brillantes y quedar opaco, por fortuna existen métodos, trucos y remedios caseros para quitar el óxido del aluminio.

Cómo quitar el óxido del aluminio sin dañarlo

Si pones en práctica estos trucos podrás conservar las superficies de aluminio que tengas en casa siempre brillante y como nuevas, estos son productos caseros con los cuales tendrás la posibilidad de quitar la corrosión que haya comenzado a dañar el material, debes proceder rápido antes de que el deterioro sea permanente y no haya posibilidad de recuperación, así que comienza ya a quitar el óxido. También puedes aprovechar estos remedios para limpiar cualquier otra área que sea de este material como los utensilios de cocina, la campana, bordes de las ventanas y mamparas.

Articulo sugerido: quitar restos de silicona del aluminio.

Harina, sal y vinagre

Esta mezcla es sorprendente y permitirá quitar esa fea mancha de óxido que se está formando. En un recipiente coloca una taza de vinagre blanco, añade una cucharada de sal y poco a poco vas a agregar la harina, revolviendo a medida que lo haces, debe quedar una pasta. Antes de aplicarlo realiza una prueba para comprobar que no hará ningún daño, así podrás realizar el trabajo con mayor tranquilidad. Con un paño suave la vas a ir esparciendo sobre el aluminio especialmente en los lugares donde haya manchas, la dejas por unos diez o quince minutos, después enjuagas con abundante agua tibia, y procedes a secarla muy bien siempre con telas suaves, paso seguido lo puedes pulir y dejarlo reluciente.

Limón y bicarbonato de sodio

Esta combinación es sorprendente, aparte de quitar cualquier mancha que tenga la superficie de aluminio, lo dejará como nuevo. Extrae el zumo de un limón  y le añades una cucharada de bicarbonato de sodio, si es muy grande el área a limpiar puedes ir preparando a medida que vayas viendo. Con una esponja empapada en la mezcla vas a ir frotando toda el área haciendo énfasis en las partes manchadas de óxido, también lograrás quitar cualquier suciedad acumulada, incluso la grasa y otro tipo de manchas. Una vez termines debes enjuagar y secarlo.

Kétchup

A esta salsa se le han conseguido muchas habilidades para quitar manchas de diferentes superficies y principalmente el óxido del aluminio, ya que contiene un grado de acidez que permite eliminarlo con rapidez. Extiende el producto por toda el área que lo requiera y lo dejas actuar por unos cuantos minutos, pueden ser cinco o diez, posteriormente lo retiras con un paño húmedo, no debe estar empapado, a continuación utiliza uno bien seco para sacarle brillo.

Crema dental

También este producto es de mucha utilidad en el hogar, te puede sacar de apuros rápidamente. Sobre una servilleta de papel aplica un poco de la pasta de dientes, la cual vas a ir extendiendo sobre el óxido, puedes aprovechar de limpiar toda el área así quitarás la suciedad que tenga acumulada, sobre todo las de agua cuando esta salpica, frota hasta que cada mancha vaya desapareciendo, se debe enjuagar con agua tibia y secar hasta sacarle brillo, en caso de ser necesario se puede repetir el procedimiento.

Limpieza del aluminio de la cocina

En esta área es donde más elementos de aluminio se pueden encontrar, ya que son bastante resistentes y ligeros, además este material tiene la cualidad de calentarse y enfriarse con la misma rapidez, pero también es delicado y puede mancharse fácilmente, sufrir decoloración, abolladuras, por esta razón requiere de muchos cuidados al limpiarlo.

  1. Limpiar las superficies de aluminio: Para eliminar la suciedad y la grasa de las partes de aluminio que se encuentran en la cocina utiliza lavavajillas, agua caliente y una esponja no abrasiva, frota por todas partes, haciendo énfasis en los lugares donde haya mayor concentración de grasa, luego enjuaga bien, debes usar guantes y tener paños a la mano para realizar un buen trabajo. En caso de que hayan quedado manchas puedes quitarlas con zumo de limón o vinagre blanco, vuelve a aclarar y luego seca completamente después lo puedes pulir.
  2. Limpiar las ollas y utensilios: Cuando estos objetos no son bien tratados se pueden manchar fácilmente, lo primero que se debe hacer que quitar todos los restos de comida y grasa acumulada por dentro, utiliza una generosa cantidad de jabón lavavajillas y con la esponja frota hasta que hayas quitado la mayor cantidad posible. En ocasiones en necesario dejarla en remojo o poner a hervir agua para aflojar lo que este adherido al fondo. Posteriormente en esa misma cacerola hierve agua y le agregas un poco de vinagre o jugo de limón y quedará completamente limpia y brillante.
  3. La campana de aluminio: Esta por supuesto está llena de grasa ya que esa es una de sus funciones extraer el vapor y en este van contenidos muchos fluidos y hasta el polvo y partículas que se encuentran en el ambiente. Protege la cocina con un plástico y colócate guantes y si es posible mascarilla ya que se utilizará media taza de amoniaco diluida en medio litro de agua, humedece una esponja o paño suave y comienza a frotar todas las áreas y así sucesivamente hasta eliminar toda la suciedad. Con otro paño que esté completamente limpio enjuaga para luego secarEste producto es bastante fuerte y debe dejarla completamente limpia, en dado caso que queden residuos o algo algún pegote repite el procedimiento solo en ese lugar,en caso de que no tengas amoniaco puedes preparar una solución de agua con vinagre blanco y alcohol y procede con la limpieza.

Tips para mantener el aluminio limpio y brillante

  • No utilices productos agresivos que dañen el metal, infórmate bien antes de adquirirlo.
  • No uses esponjas abrasivas ni objetos punzantes para limpiarlo, ya que dejarán marcas irreversibles.
  • Para limpiarlo elige primero agua y jabón, en caso de que el sucio esté muy pegado puedes probar con los productos aquí descritos.
  • Utiliza zumo de cualquier fruta cítrica para limpiarlo como puede ser limón, naranja o lima.
  • El vinagre es otra opción excelente para limpiar y dar brillo al aluminio.
  • El agua oxigenada no puede faltar en la limpieza del aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba