Estupendos trucos de Cómo quitar el olor a humedad de las toallas.

Mal lavadas, mal guardadas, no se secaron bien del todo, se dejaron dentro de la casa, en fin existen varias causas por las cuales las toallas puedan tener ese desagradable olor. Por esta razón te vamos a enseñar con estupendos trucos caseros  de Cómo quitar el olor a humedad de las toallas.

Esta es una tarea fácil, aunque bastante tediosa, por lo que te sugerimos que te tomes tu tiempo para hacerlo, al ver los resultados te darás cuenta que valió la pena aprender cómo quita el olor a humedad de las toallas, lo cual resolveremos con trucos caseros:

3 trucos que no fallan para quitar el desagradable olor a humedad de las toallas:


Vas a comenzar por recolectar todas las toallas que tengan olor o “mal olor” a humedad. Sepáralas por colores para que no se manchen unas con otras. Las de tonos muy oscuros por un lado, las de color claro por otro y por supuesto que las blancas totalmente apartes.

Incluye todas las toallas las del cuerpo y las de las manos y si tienes algunas especiales para secarte los pies pues también.

Lavadora, Detergente y Amoniaco:

 

  • Este es el primer paso a realizar, vas a colocar en la lavadora el primer lote de toallas, se puede comenzar con las de color más oscuro, para hacerles un lavado previo.
  • Dado que la tinta utilizada para estos colores es fuerte y en ocasiones producen malos olores.
  • Solo utilizarás agua caliente y el detergente que utilizas generalmente en polvo o líquido, el de tu preferencia.
  • Coloca las toallas en la lavadora y escoge el ciclo medio, que no sea ni corto ni tan largo.
  • No le agregues suavizante ni enguaje. Aprovecha e introduce las toallas pequeñas de secarse las manos y si tienes algunas que utilices para los pies también.
  • Finalizado este pre lavado se realizara otro más largo. Como en este segundo lavado se utilizará amoniaco, producto este que permitirá quitar totalmente el mal olor de la humedad de las toallas, eliminará manchas en caso de haberla y les devolverá su color, y lo principal quitará el olor humedad.
  • Para usar el Amoniaco se deben tomar ciertas consideraciones.
  • No debes mezclarlo con detergentes blanqueadores, como cloro o lejía, tampoco con productos para quitar manchas, blanqueadores ni con vinagre.
  • Al mezclar el Amoniaco con alguno de estos productos, produce un gas que es nocivo.
  • El lugar debe estar ventilado ya que su olor es fuerte, evita que tus manos entren en contacto con el producto. Así que solo vas a seguir las recomendaciones del envase del Amoniaco.
  • Retira las toallas de la lavadora y llénala nuevamente, esta vez usa el ciclo largo.
  • Añade media taza de amoniaco o la medida que indique en el envase y también agrega tu detergente de lavado.
  • Bate un poco para que los dos productos se mezclen bien con el agua.
  • Detén la lavadora e introduce las toallas una a una. Ahora puedes realizar lavado completo.
  • Si quieres puedes agregarle un poco de enjuague o suavizante, aunque en realidad no hace falta ya que el amoniaco es tan excelente que tus toallas quedarán como nuevas.

Para tu información:   aprende a quitar la humedad de una habitación

Detergente de ropa y Bórax:

 

  • El Bórax es un mineral multiusos muy utilizado para realizar limpieza en el hogar.
  • Excelente para quitar manchas de la ropa y también todos los malos olores y en especial el de humedad de las toallas.
  • Así que para lavar las toallas de colores claros, lo vas a hacer con el ciclo que normalmente usas.
  • Pero antes de colocarlas dentro de la lavadora primero la vas a llenar con el agua y agregarle el detergente y bórax.
  • Deja que bata unos minutos para que estos componentes se integren y después vas a colocar las toallas en el ciclo completo.
  • El bórax no solo logrará quitar el olor a humedad de los paños de secarse, sino también reavivarás sus colores y les devolverá la esponjosidad como cuando estaban nuevas. Y en caso de que alguna de estas tenga manchas serán eliminadas.

Vinagre Blanco y Bicarbonato de Sodio:

  • Para finalizar lavaras las toallas blancas con estos extraordinarios elementos.
  • Los dos realizaran una combinación perfecta para dejar tus toallas limpias, más blancas y totalmente desodorizadas, adiós al olor a humedad.
  • Utiliza el ciclo de remojo para lavar las toallas blancas y quitar el olor a humedad.
  • Introdúcelas dentro de la lavadora, llénala con agua caliente agrega una taza de vinagre y una de bicarbonato y deja que la máquina haga todo su proceso.
  • No hace falta que le añadas ningún detergente.
  • Una vez finalizado este ciclo vuelve a realizar otro lavado esta vez con detergente, usa poco producto o de preferencia que sea liquido.
  • Como enjuague usaras una combinación de tu producto preferido y un poco de vinagre.

 Entérate cómo:   quitar los pelos de la ropa en la lavadora

Claves importantes para lavar bien las tollas y evitar el olor a humedad:

  • A las toallas no le damos la importancia que tienen, ellas nos secan a diario nuestro cuerpo y especialmente las manos que son las que más utilizamos y además las lavamos poco, quizás semanal o cada quince días, pero si se les exige que hagan bien su trabajo, que se conserven limpias, esponjosas y sin malos olores.
  • Para ello debemos tomar ciertos cuidados de lavado y secado,.
  • Comenzaremos con las toallas nuevas, es recomendable lavarlas antes de ser usadas, para eliminar los residuos de sustancias químicas, aceites y demás componentes que puedan quedar adheridos a estas.
  • Además esto permitirá aumentar su absorción, ya que generalmente cuando se usa una toalla nueva sin haberla lavado, se tiene la sensación de que no seca bien.
  • Este primer lavado se puede hacer con agua caliente y amoniaco y así de una vez se quitará el olor de humedad y ha guardado que traen del almacén.
  • Las toallas se deben lavar solas, para evitar que se apelmacen, lo que impide que se conserven siempre esponjosas, además así como ellas pueden llenar de pelusas algunas prendas de vestir, existen ropas que pueden causar este efecto en las toallas.
  • También pueden manchar y ser manchadas.
  • Las toallas pueden ser lavadas todas juntas, puedes acumular varias y realizar un solo lavado.
  • De esta manera ahorrarás  agua, detergente y energía eléctrica.
  • Para mantener la suavidad de las toallas es recomendable usar un poco menos del detergente que se suele utilizar en cada lavada.
  • Utiliza vinagre blanco para lavar las toallas, junto con el detergente, esto permitirá que no se decoloren, quedaran suaves y no adquirirán malos olores.
  • No uses mucho enjuague o suavizante, solo hazlo de vez en cuando, ya que estos productos tienen efectos adversos en las toallas y si se utilizan en exceso pueden adquirir malos olores.
  • Cómo las toallas se lavan menos, es recomendable utilizar agua caliente al hacerlo y agregarle junto con el detergente bórax.
  • Para que no adquieran malos olores también se aconseja utilizar doble ciclo de centrifuga en la lavadora e inmediatamente colocarla en la secadora.
  • En caso de no contar con secadora, sacúdelas bien, una a la vez para que no se deformen y tiéndelas al sol. No debes dejarlas todo el día ya que el sol decolora y deja cierto olor poco agradable. Las puedes dejar un rato cuando las sientas casi secas las pasas a la sombra para que terminen de secarse con el aire.
  • Para guardarlas revisa que estén bien secas, especialmente los bordes, dóblalas bien y déjalas en el armario por un rato con las puertas abiertas.
  • La humedad en las toallas no solo tiene que ver con el lavado o el secado, también pueden incidir otros problemas como por ejemplo hay humedad en closet o estante donde las guardas.
  • La lavadora o secadora necesitan limpieza.
  • Hay humedad en la habitación.
  • Se dejan dentro del cuarto de baño para que se sequen.
  • Las dejan tendidas sobre un mueble o cama después de ser utilizadas.
  • No son sacadas al sol o aire libre a diario.
  • Exceso de detergentes, enjuagues y suavizantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba