Cómo quitar el moho del baño – 5 trucos eficaces

El exceso de humedad mezclado con el polvo suele producir mucha suciedad en la casa, si nos descuidamos y les damos rienda suelta, llegará el momento en que será realmente difícil eliminarla, por esta razón es importante estar pendiente sobre todo en la ducha, es por esto que hoy te explicaremos de manera fácil cómo quitar el moho del baño, ya que es allí donde primero suelen aparecer estas indeseables manchas negras, las cuales una vez se fijan en las superficies, aparte de convertirse en un riesgo para la salud, son totalmente antiestéticas.

La principal causa del moho es la humedad y la falta de ventilación y justamente el baño es el que tiene más posibilidades de que se acumulen porque son muy pocas las viviendas donde estos tienen unas grandes ventanas, quizás antiguamente, pero en los apartamentos modernos apenas si tienen un extractor de aire, que ayuda, pero no es suficiente. Por esta razón se debe mantener una mejor higiene de estos lugares para evitar su formación.

5 Trucos para quitar el moho del baño con remedios caseros

Por suerte existen algunos productos que pueden facilitar la eliminación del moho cuando este apenas está comenzando a formarse por los efectos del agua que queda estancada luego de tomar una ducha reforzándose con los productos de higiene personal empleados.

También te puede interesar:  aprender a quitar el moho de la lavadora

Primer truco – Vinagre blanco

Dependiendo del área que esté contaminada con el moho se puede preparar esta solución en un envase atomizador o un barreño, por comodidad es preferible la primera opción, se coloca media taza de vinagre en el envase y se termina de llenar con agua caliente, a continuación se rocían todas las baldosas de la pared y piso de la ducha, ya que es donde primero comienza a salir, se deja por espacio de media hora y luego con un cepillo que sea cómodo de agarrar comienzas a restregar por todos lados donde se encuentre la acumulación, en las juntas de ser necesario utiliza un cepillito de dientes. Una vez hayas terminado enjuaga toda el área y a continuación lava con algún detergente de limpieza.

Segundo truco – Zumo de limón

Ese es ideal para superficies pequeñas como puede ser el lavabo, que generalmente se le acumula el moho en la boca del desagüe y alrededor de los grifos, exprime dos o tres limones y con el cepillo de diente frota todas las partes donde sea necesario, puedes empapar un paño y frotar todo el lavamanos y el chorro, quedará todo limpio y reluciente cuando lo enjuagues después de quince minutos. Con este fruto puedes limpiar muchas superficies porque es muy poderoso al combatir todo tipo de suciedad y eliminar bacterias y gérmenes, pero tendrías que utilizar muchos.

Tercer truco – Bicarbonato de sodio

Prepáralo en un envase con rociador, unas cuantas cucharadas y le agregas agua tibia, esparce por la zona donde se ha acumulado el moho y déjalo que actúe, luego frota con esponja o cepillo, lo puedes aplicar puro en los lugares donde haya juntas de silicona que es uno de los lugares donde más se acumula los hongos.

Cuarto truco – Bicarbonato de sodio, vinagre y limón

Este es un potente limpiador de moho cuando ya está en esa etapa que no sabes que hacer porque se ha apoderado de los azulejos, la bañera y las mamparas. Prepara esta mezcla, recuerda que hará una efervescencia al unirlos, mantente un poco alejada al hacerlo, deja que repose un poco, lo revuelves lo aplicas por donde sea necesario. Para lograr una mejor efectividad déjalo actuar por media hora, luego te colocas unos guantes y con una esponjas restriegas enérgicamente toda la superficie afectada. Enjuagas con abundante agua caliente.

 

Quinto truco – Agua oxigenada, bicarbonato y sal

Excelente para superficies blancas, la mejor forma de prepararla y aplicarla es en un envase spray, si es de tu agrado le puedes agregar unas gotas de aceite esencial de lavanda, luego añades dos cucharadas de cada uno de los ingredientes bicarbonato, agua oxigenada y sal, completas con agua del grifo, agitas el recipiente para que todos integren y ya puedes esparcir por todo el baño, esta solución arrasará con todo el moho, también en las áreas que se encuentran limpias para prevenir.

Te conviene leer:  quitar el moho de la ropa

Cómo quitar el moho del baño con otros productos

Esta es otra opción más avanzada, en caso de que no hayas podido combatir el moho con los remedios anteriores, porque éste estaba muy pegado de las superficies ya que hacia demasiado tiempo que no se limpiaba, entonces debes recurrir a productos químicos.

  1. Lejía: Llena hasta la mitad un barreño con agua y agregas dos tazas del detergente, es necesario que utilices guantes para realizar este trabajo, luego con una esponja vas a frotar todas las áreas que se encuentran enmohecidas, no olvides las juntas y ranuras, deja por 15 minutos y vuelves a restregar y luego enjuaga con abundante agua. Este producto es ideal para quitar la suciedad de los desagües del lavabo, bañera, ducha y lavavajillas.
  2. Bórax: En un galón de agua caliente disuelve una taza del producto, la revuelves y la pones en un envase atomizador, a continuación vas a rociar todas las áreas que puedas y donde haya moho, la dejas por media hora para continuar restregando con esponja, finaliza enjuagando.
  3. Amoniaco: Este producto es un excelente desengrasante, ideal para la cocina, elimina todo tipo de suciedad y con las superficies cromadas, vidrios y cristales realiza un trabajo muy eficiente, exceptuando su olor, al limpiar con amoniaco tendrás la seguridad de que has realizado una verdadera limpieza. Colócate mascarilla y guantes para usarlo. Mezcla media taza de amoniaco en un barreño con agua, empapa un paño fuerte y lo pasas por todas las partes que deseas limpiar y quitar el moho, debes dejar que haga su trabajo por quince minutos, para luego volver a restregar con esponja o cepillo al finalizar enjuaga.
  4. Cloro: En tres litros de agua añade una taza de cloro, revuelve y procede a aplicar con una esponja en donde veas signos de moho en el baño, restriega bien, luego lo dejas un rato y vuelves a aplicar el resto y frotando constantemente. Por ultimo enjuaga bien.

Tips para mantener el baño siempre limpio y libre de moho

  • Para alejar el moho de tu baño debes tomar ciertas medidas y cambiar también algunos hábitos, en caso de que éste no cuente con la ventilación adecuada, es necesario colocar uno o dos extractores.
  • Después que te duches deja pasar un rato para que el agua ruede un poco y luego con una toalla que este vieja y no utilices seca las mamparas, éstas las puedes lavar con agua y vinagre así las mantendrás alejadas del moho y el sarro.
  • Deja abierta la puerta del baño  para que haya circulación de aire y se seque completamente, especialmente si  acostumbras bañarte con agua caliente, para que el vapor salga, la humedad que contiene daña hasta los espejos.
  • Cuando vayas a realizar la limpieza general del baño prepara un limpiador práctico, jabón lavavajillas, vinagre y bicarbonato, para lograr un buen olor puedes añadirle unas pequeñas cascaras de limón o naranja.
  • Recuerda utilizar guantes cuando realices todas estas tareas y mascarilla para protegerte de los olores fuertes como, cloro, amoniaco y lejía.
  • Una forma de mantener los grifos siempre impecables al igual el lavabos es preparar una pulidor a base de bicarbonato de sodio, gotas de aceite esencial, cualquiera que te guste, con un paño suave lo mojas y procedes a frotar, esto eliminará los restos de jabón y las marcas del agua.
  • El inodoro lo puedes mantener limpio y reluciente si preparar una pasta con agua oxigenada y bicarbonato de sodio, frotas toda la superficie y di adiós a las marcas de sedimento.
  • Recuerda sacar las toallas a que sequen al aire libre para evitar que adquieran malos olores.

Cómo quitar el moho del baño-necesitas ventilación para alejar la humedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba