Cómo quitar el mal aliento – 4 Remedios naturales

Si te preocupa tu higiene bucodental, estás en dificultades con eso y necesitas con urgencia descubrir cómo quitar el mal aliento de manera inmediata y con recursos caseros fáciles de conseguir y de aplicar, estás en el sitio correcto porque en este post te señalaremos cuales son  los remedios caseros que te servirán  de gran ayuda  en  tu aseo oral, los beneficios no se harán esperar, sobre todo si también utilizas los cuidados dentales diariamente y visitas a tu odontólogo cada seis meses. Te aseguramos que al adoptar estos sencillos y prácticos hábitos podrás tener un aliento fresco y sano.

La situación con el mal aliento o halitosis es más común de lo que se cree, este trastorno afecta a gran parte de la población mundial y muchas personas en algún momento de su vida lo han padecido. Se le atribuye a este padecimiento una mala higiene bucal, sin embargo, no siempre es así, podría ser un síntoma de alguna patología y se le debe prestar atención. Por lo cual se recomienda en este artículo dar con el origen del padecimiento de manera de aplicar el tratamiento adecuado para dar también solución definitiva al problema.

Cuáles son las causas del mal aliento

La execiva acumulación del sarro genera una proliferación de bacterias las cuales provocan la activación de las sustancias que causan el mal olor, también existen otros factores como por ejemplo las caries profundas, tener colocado piercings en la lengua, el consumo de algunos alimentos y el tabaco. Aunado a estos factores están algunas patologías relacionadas con el mal olor en la boca tales como: problemas en el aparato respiratorio o digestivo, la sinusitis, bronquitis, cáncer de pulmón, gastritis o la bacteria Helicobacter pylori.

Si tomamos en consideración todos estos causales nos podemos dar cuenta de que la halitosis no es sólo una cuestión estética bastante molesta por cierto, sino que es también saber que detrás de ellos podría haber un problema de salud bastante preocupante. Otra de las causas asociadas al mal aliento es la poca salivación, cuando las glándulas salivales están segregando limpian la boca y lubrica la cavidad bucal porque este fluido está compuesto de la saliva, que a su vez está compuesta de 99% agua lo que la hace tener una propiedad antiséptica.

Así es que si la salvación no es suficiente, la proliferación de las bacterias son elevadas provocando el mal aliento. También la insuficiencia renal crónica produce un olor a amoniaco, la diabetes no atendida o no controlada y el mal funcionamiento del hígado, tabaco, el consumo de alcohol, café, muchos medicamentos tienen efectos secundarios disminuyendo la segregación de la saliva provocando el mal aliento.

Este artículo te interesa:   quitar el aliento a ajo con 6 excelentes remedios

Cómo quitar el mal aliento con 4 de los mejores remedios caseros

Con los siguientes remedios caseros podrás quitar el mal aliento de forma natural y económica:

1. Té de ortiga

Esta es una infusión muy depurativa que ayuda a quitar las toxinas que se mantienen acumuladas en nuestro organismo, también combaten el olor que procede de el ajo y la cebolla. Su preparación es sumamente fácil, basta con hervir un poco de agua y agregar las hojas de ortiga.

2. Zumo de limón

Esta alternativa es bastante factible para el combate contra el mal aliento, en la mañana procede a enjuagarte la boca con unas gotas de zumo de limón. Es importante advertir que se debe tener prudencia con este procedimiento ya que el ácido cítrico que concentra ciertamente consigue frenar la expansión de las bacterias en la lengua y encías, sin embargo, también puede hacer daño al esmalte de los dientes.

3. Vinagre

Esta opción del vinagre de manzana debe tomarse por las noches. Al enjuagarte la boca con este polifacético producto podrás evitar el mal aliento ya que contiene ácido acético el cual logra disminuir grandemente el pH de la boca y combate así las bacterias que se producen en la cavidad bucal.

4. Bicarbonato de sodio

Muchas veces el bicarbonato de sodio se vincula con nuestro primer cepillado del día, por sus grandes beneficios antimicrobianas es muy utilizado para evadir la halitosis de manera eficaz. Para no estropear el esmalte no se debe aplicar de modo directo sobre los dientes, por lo tanto se debe diluir una cuchara de bicarbonato de sodio en un vaso de agua, posteriormente introduce el cepillo en el vaso y procede a efectuar tu cepillado frotando de abajo a arriba, no olvides cepillar la lengua.

También puedes leer:  Quitar manchas en los dientes – Métodos naturales

Muchas veces no es suficiente cepillarte dos veces al día los dientes y enjuagarse la boca con el producto creado para prevenir el mal aliento, por eso nunca debes dejar de asistir a la consulta con tu odontólogo de manera periódica. Si tienes dudas de cuándo debes hacerlo te mencionaremos en detalle algunos puntos que deberás tener en cuenta y no seguir posponiendo la visita a el dentista. ¡Evitate correr riesgos de tener problemas con tu boca y dentadura! Estas son las principales señales por las cuales deberías acudir al odontólogo:

1.- Al Sentir molestias o dolor en los dientes

Si esto te sucede y desconoces el motivo, es una señal de que debes visitar de inmediato a tu odontólogo ya que puede ser más delicado de lo que supones.

2.- Presentas inflamación o sangrado en las encías

Si te ocurre que al cepillarte los dientes presentas sangrado o sientes las encías inflamadas, es hora de pedir tu cita y acudir al dentista ya que esto indica que tienes una gran acumulación de placa en la parte interna de las encías, lo que traería como consecuencia situaciones más complicadas como la gingivitis o la periodontitis que de no ser tratadas a tiempo traen como resultado la pérdida de alguna pieza dental.

3.- Tienes mal aliento

Si te cepillas adecuadamente utilizando la técnica del cepillado y aún así tienes mal aliento, algo no está bien en tu cavidad bucal. Recuerda que el mal aliento pudiera estar enmarcado dentro alguna mala restauración, por la gingivitis, placa dental o alguna patología en el sistema digestivo

4.- Al haber sensibilidad al frío o al calor

Sí esto te está ocurriendo seguramente debes tener una caries dental. Si está se encuentra en un avanzado estado afecta el centro del diente que es el lugar donde están ubicados las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos, por eso sientes dolor o te molestan las temperaturas muy frías o muy calientes. Ya lo llevas claro, sin duda es la hora de acudir al especialista. Por tu salud bucodental no la sigas postergando

5.- Si presentas el esmalte manchado

Estos son los principales indicadores de la presencia de caries dental. Siendo otro motivo para visitar a tu odontólogo

6.- Resequedad y mal sabor en la boca

La resequedad en la boca y el saber desagradable a metal son señales de la presencia de bacterias, y está es una de las causas de la halitosis o mal aliento.

Recomendaciones para evitar el mal aliento

Para el combate contra el mal aliento es primordial saber qué lo ocasiona de esta manera las solucione serán mucho más efectivas. En el caso de ser producto de una falta de higiene bucal, con proponerte a mejorar los hábitos tendrás cómo resultado una sustancial mejora en el problema. Recuerda que para ello debes cepillarte los dientes luego de cada comida, debes limpiar la lengua, las encías limpia bien y utilizar el hilo dental.

  • Siempre es recomendable la visita al odontólogo al menos una vez al año para la prevención de afección dental y de caries. Del mismo modo sabrás si debes reponer algún deterioro en tus piezas dentales, así como también proceder a la debida limpieza del sarro.
  • Para prevenir el mal aliento procede a masticar un pedazo pequeño de limón con cáscara durante unos minutos luego de cada comida.
  • En caso de no poder lavarte los dientes después de alguna de las comidas trata de enjuagarte la boca con agua.
  • Siempre puedes apelar por masticar un caramelos de menta que no contenga azúcar o en su defecto frota con hojas de menta tu lengua. Este procedimiento te ayudará a eliminar la capa bacteriana de tu boca.
  • En la medida de tus posibilidades evita pasar mucho tiempo sin consumir alimento.
  • Puedes tomar un té de hierbabuena después de las comidas.
  • No olvides cepillar las encías y la lengua. Recuerda cambiar tu cepillo cada 2 o 3 meses.
  • Hierve unas ramitas de perejil con dos o tres clavos de especias enteros o puedes masticar las hojas de perejil lo cual te ayudará a aumentar la salivación.
  • Pera refrescar tu boca y combatir el mal aliento puedes masticar apio.
  • Si el mal aliento persiste por problemas digestivos se sugiere tomar infusiones de hierbas digestivas como el hinojo, la manzanilla o el anís, esto también te ayudará a combatir el mal aliento.

Es muy importante que estés pendiente si presentas alguna de estas señales, se consciente y no le des largas a la visita a tu odontólogo. Ya no tienes excusas, en este artículo te hemos enseñado cómo quitar el mal aliento con remedios naturales, sin embargo, la visita a tu dentista, no esperes tener que hacerlo cuando se te presente la emergencia o pases la vergüenza de que alguien te diga que tienes mal aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba