Cómo quitar el hipo rápido – Aquí 14 técnicas comprobadas

Quien no ha tenido en algún momento de su vida esas repentinas, involuntarias y extrañas contracciones del diafragma las cuales en algunas ocasiones vienen acompañadas con un sonido, del cual nos avergonzamos si nos encontramos en un lugar público, esta situación es realmente desagradable y es por esta razón que te vamos a enseñar cómo quitar el hipo rápido, con algunas técnicas fáciles que puedes realizar en cualquier sitio que te encuentres, puede ser en la oficina o la casa.

Es interminable la lista de trucos que a través del tiempo las personas han creado para quitar el hipo rápido y aun cuando no existen estudios ni pruebas, estas siguen vigentes y se practican con total naturalidad y es porque en realidad algunas logran estimulas los nervios que se encuentran conectados con el diafragma, obteniendo como resultado que estas contracciones desaparezcan.

14 Técnicas para deshacerse del hipo rápido.

Estas deben ser realizadas en esos casos que las convulsiones aparecen repentinamente y te toman por sorpresa desconcertándote totalmente, ya que si este lleva más de 48 horas o lo has experimentado durante varios días seguidos, la situaciones seria otra porque se podría tratar de un estado crónico, el cual debe ser tratado a nivel médico.

Te puede interesar:  quitar el hipo a los bebé 

Sin embargo realizando algunos cambios en la forma de comer, beber y hasta de respirar puedes lograr deshacerte del hipo rápido.

  1. Respiración pausada: Realiza ciertos ejercicios cortos de respiración mesurada, concentrándote en una inhalación lenta mientras cuentas hasta cinco y exhala de la misma forma, realízalo varias veces y verás cómo esto te tranquilizará y el hipo desaparecerá.
  2. Aguantar la respiración: Inspira una buena bocanada de aire deteniéndolo por espacio de 20 segundos, para luego espirarlo muy lentamente, repite esta acción las veces que sean necesarias, también te ayudará a relajarte y quitar la tensión que produce el tener hipo.
  3. Respirar con una bolsa: Para este caso hace falta una bolsa de papel, jamás debe ser de plástico. Revisa que se encuentre en perfectas condiciones, la vas a colocar de manera que cubra tu nariz y boca sosteniéndola con tus manos debes de manera lenta y manteniendo un ritmo inhalar y exhalar, esto hará que la bolsa se infle y desinfle. Este acto también es excelente para recuperar la tranquilidad.
  4. Rodillas abrazadas: Ubícate en un lugar seguro y cómodo para realizar este ejercicio ya que deberás permanecer recostada sobre tu espalda, una vez te encuentres lista debes doblar las piernas y mantener tus rodillas junta para luego abrazarlas y llevarlas hasta la altura de tu pecho y mantenerlas allí por dos minutos. De ser necesario lo puedes repetir.
  5. Comprimir el pecho: Para hacerlo tan solo debes agacharte o inclinarte hacia adelantes, de esta manera el pecho quedará comprimido ejerciendo sobre el diafragma la presión necesaria para quitar el hipo rápido y liberarte de esa situación tan desagradable.
  6. Halar la lengua: Realizar este ejercicio permite estimular los músculos y nervios de la garganta bajando los impulsos ocasionados por el hipo. Abre la boca y con tus manos limpias hala tu lengua por la punta de manera lenta y suave. Realízalo tres veces, si es necesario descansa y lo repites.
  7. Valsalva: Esta maniobra es muy utilizada para destapar los oídos y consiste tomar suficiente aire y luego tratar de expulsarlo mientras mantienes la nariz tapada con tus dedos y la boca cerrada y apretada para que tampoco pueda escaparse por allí.
  8. Masajear la carótida: De cada lado del cuello se encuentra una arteria carótida, que son las palpitaciones que sientes cuando tocas esa zona, cuando tengas un ataque de hipo puedes apaciguarlo con tan solo recostarte en la cama o sofá para realizar un masaje en esa parte, primero giras la cabeza hacia el lado derecho masajeas y luego del lado izquierdo, debes hacerlo con movimientos de manera circular durante 10 segundo, los cuales puedes contar mentalmente.
  9. Beber agua helada: Toma un vaso y lo llenas hasta la mitad de agua fría de la nevera, luego le agregas dos cubos de hielo esperas un rato, luego comienzas a beberla lentamente, saboreando y sintiendo cuando recorre tu garganta. Al cabo de un instante el hipo habrá desaparecido.
  10. Tocar la garganta: Como si quieres provocar el vómito o nauseas, abre tu boca lo suficiente para poder tocar el fondo de tu garganta con un hisopo, esta sensación provocará un estímulo en el nervio vago y de esta manera se quitará el hipo rápido.
  11. Dar toques en el cuello: Colócate de pie o sentado en una posición cómoda y relajada, luego inclina un poco la cabeza hacia adelante y comienza a dar un toque o un masaje en la parte trasera de tu cuello. Esta sensación logra estimular el nervio frénico, que elimina el impulso del hipo.
  12. Reír mucho: Tratar de reír a carcajadas buscando causas para hacerlo, también se le puede pedir a otra persona que te asuste, parece algo tonto pero puede dar resultados, ya que ambos efectos pueden liberar adrenalina estimulando los músculos y nervios.
  13. Comer algo ácido o dulce: Estas sustancias logran estimular las papilas gustativas, sobrecargando los nervios que se encuentran en la boca, logrando que el cerebro se ocupe de estos nuevos estímulos lo que hace que el diafragma se relaje. Así que puedes consumir una cucharada de mil, azúcar, chupar un caramelo, también probar unas gotas de vinagre, limón o morder un pedazo de jengibre. Y adiós hipo.
  14.  Dos formas inusuales: Es posible que no tengas conocimiento de estas maneras algo inusuales para quitar el hipo y las cuales están respaldadas por estudios médicos. Se trata de dos casos aislados de dos hombres cada uno por su lado que tuvieron ataques de hipo por varios días y solo lograron eliminarlo después de haber realizado muchos trucos, técnicas y métodos, uno de ellos logró eliminar el hipo al obtener un orgasmo y el otro al realizarse un masaje en la zona rectal.

¿Cuándo es necesario acudir al médico para quitar el hipo?

Articulo sugerido:  Cómo quitar el hipo 

El hipo puede desaparecer en pocos minutos o con cualquiera de las técnicas antes indicadas y muchas otras que a la persona se le puedan ocurrir, porque en realidad todos estos ejercicios o  trucos para quitar el hipo,  han sido creados a través de los años  y se han convertido en tradición, por lo tanto en el caso de que este sea persistente, o dure más de 24 y si además existen algunos de los siguientes síntomas es necesario consulta o acudir con el médico.

  • Acidez o reflujo gastroesofágico. Puede ser que se tenga una hernia de hiato, lo que puede ocasionar hipo frecuente y persistente.
  • Dolor de cabeza, vómitos y problemas visuales. Estos son algunos de los síntomas más comunes cuando existe algún trastorno en el sistema nervioso central. También puede ser síntoma de enfermedades vasculares o esclerosis múltiple.
  • Sueño y cansancio. Si además te sientes muy hinchada y te dan ataques de hipo este puede deberse a un efecto secundario por la ingesta de ciertos medicamentos, también por el consumo de tabaco y alcohol.
  • Sed constante. Acompañada con realizar el acto de la micción muy seguido, el hipo se convierte en una señal de que puede existir algún desajuste de los niveles de calcio en la sangre, también de sales minerales o agua.
  • Presión a nivel del pecho. Esta acompañada por hipo y dificultad para respirar, puede llegar a representar una pulmonía o un infarto.

¿Qué puedes hacer para prevenir el hipo?

Aunque no existe una manera específica para prevenir o evitar un surgimiento repentino de hipo, si es posible tomar ciertas medidas que permitirán recudir en gran medida las posibilidades de que este se produzca y están asociadas en cambios favorecedores para un mejor estilo de vida, como pueden ser.

  • Bajar el consumo las bebidas alcohólicas
  • No fumar
  • Evitar las bebidas gaseosas, sobre todo cuando se está comiendo
  • No saltarse las comidas, para evitar los atracones
  • Comer lentamente
  • Las comidas picantes deben evitarse
  • No pasar muchas horas sin comer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba