Cómo quitar el esmalte permanente – 7 fórmulas para lograrlo

Las manos son como la cara, una presentación personal de cada individuo, especialmente para las damas que les encanta lucirlas siempre bellas y además una parte muy importante son las uñas, estas deben estar siempre impecables y bien pintadas, para eso se han creado una gran variedad de pintauñas que vuelven loca a cualquiera, pero en algunas oportunidades por capricho te colocas un esmalte duradero y a la semana ya no quieres verlo más. Sigue adelante porque te traemos la mejor información sobre cómo quitar el esmalte permanente y lo mejor: lo puedes hacer tu misma en casa.

Se te ocurre que debes acudir al mismo salón de belleza donde te realizaron el esmalte permanente, pero a la vez te da vergüenza porque apenas pasó una semana y ya lo quieres quitar, bueno decídete a hacerlo por tu cuenta, no es fácil pero te gustan los retos, existen varias opciones como pueden ser:

  • Sumergir las uñas directamente en acetona pura para que éstas se desprendan. Esto es algo bastante riesgoso ya que las uñas sufrirán, así como tus dedos y cutículas, quizás hasta las dos manos se vean afectadas.
  • Limar y limar tanto el esmalte hasta que logres quitarlo, este método resulta realmente lento, tedioso y desesperante.
  • Hacerlo con el sistema que utilizan en el salón de belleza, que es poco a poco, realizando cada paso a la vez y con seguridad, es un término medio no es rápido pero tampoco lento, para hacerlo vas a necesitar las siguientes herramientas:

7 Fórmulas para quitar el esmalte permanente

Este es un trabajo laborioso que se debe realizar con cuidado, no te puedes saltar ni perder ningún detalle ya que podrías poner en riesgo tus uñas verdaderas y no es eso lo que quieres. En primer lugar detente a pensar cómo lo harás, te recomendamos la tercera opción por ser la más adecuada para tu caso, a continuación necesitas adecuar un espacio de tu casa donde puedas estar cómoda, goces de buena iluminación y ventilación  poniendo en orden las herramientas necesarias.

      • Acetona pura
      • Limas
      • Separador de cutículas
      • Algodones
      • Vaselina
      • dedales
      • Crema hidratante.

Te interesa saber: quitar las uñas semipermanentes ¡En 10 Pasos!

Primera fórmula – limar el esmalte

Para comenzar con una lima que no sea gruesa ni fina, pero si dura y resistente rebaja cuidadosamente el esmalte, como este es permeable se necesita que se vuelva poroso para poder realizar el proceso de quitarlo al absorber la acetona, este paso es determinante para continuar y que todo salga bien sin tropiezos, primero irá desapareciendo el brillo característicos de las pinturas, en este punto debes tener cuidado al continuar con el lijado ya que no se debe llegar a la uña en sí.

Segunda fórmula – Proteger las zonas sensibles

Primero lava muy bien las manos para quitar todo el polvo que dejó el limado, como se va a utilizar acetona pura es imprescindible que se proteja toda la zona de la piel alrededor de la uña, principalmente la cutícula con vaselina, para evitar que por la acción del producto pueda sufrir alguna irritación.

Tercera fórmula – Colocar los algodones con acetona

Corta los algodones de manera que queden del tamaño de cada uña, empápalos en acetona pura, con este químico vas a obtener un resultado excelente al quitar el esmalte permanente, colócalos uno a uno con mucho cuidado, posteriormente y teniendo precaución introduce los dedos en los dedales, permanece con ellos durante veinte minutos.

Cuarta fórmula – Ablandar el esmalte

Una vez que hayan transcurrido los veinte minutos de espera, procede a quitar cada uno de los dedales, debes proceder con mucho cuidado, estos deben arrastrar los algodones, en caso de que no sucede retíralos tu cada uno. El esmalte debe estar totalmente blando, en caso de que no sea así debes repetir el procedimiento de los algodones y protegerlos, pero con la seguridad de que el resultado fue el deseado prepárate para despegar el esmalte.

Lectura recomendada:  quitar uñas en gel sin dañar las propias.

Quita fórmula – Quitar el esmalte

Ahora estás ya cerca del final con el separador de cutículas comienza a despegar el esmalte poco a poco sin presionar para que no le hagas daño a la uña que debe estar sensible. Una vez finalices empapa un algodón limpio en acetona y quita los restos que hayan quedado pegados.

Sexta fórmula – Hidratar uñas

Como las uñas están débiles y sensibles después del tratamiento de colocarse el esmalte permanente y luego el procedimiento para quitarlo es necesario que se realice una buena hidratación de las mismas y también de las manos, esto es necesario para que vuelvan a fortalecerse y puedas lucirlas nuevamente, en medida general se recomienda usar crema, sin embargo, es mejor realizarse un baño de aceite, el ideal en este caso es el de oliva, hacerlo es simple y rápido con muy buenos resultados, coloca en un bol media taza del producto oleoso e introduce las manos que cubra totalmente las uñas, dejas por cinco minutos allí, luego sácalas y masajea cada una por un rato, ahora puedes lavarlas y aplicar la crema que utilizas para mantenerlas humectadas.

Séptima fórmula – Cuidado posterior de las uñas

Ahora tus uñas necesitan respirar y recuperarse ya que están muy maltratadas, no debes usar ningún tipo de esmalte, por quince días salvo algún barniz endurecedor y protector, realiza el tratamiento del aceite cada dos o tres días para acelerar su fortalecimiento, utiliza guantes para realizar los quehaceres del hogar, cada vez que tengas que lavártelas aplícate inmediatamente crema hidratante.

Cómo hacerse la manicura francesa

 

Después de quince o veinte días de recuperación tus uñas deben estar listas para lucirlas nuevamente, así que puedes realizarte una manicura francesa, esta es muy sencilla, elegante y fácil de realizar y jamás pasa de moda, a continuación de indicamos cómo hacerlo, quedarás encantada del resultado.

 

  1. Como has estado muy pendiente de ellas durante todo este tiempo deben estar muy bien cuidadas, primero  con un algodón humedecido en quita esmaltes, es ideal si es de los que tienen lanolina ya que no son abrasivos y protegerá tus uñas, quita los restos de crema y el barniz que estabas utilizando para fortalecerlas.
  2. Si están muy largas recórtalas un poco y luego límalas con cuidado a tu gusto pueden ser cuadradas o de forma redonda, enjuágalas y te aplicas alrededor de la cutícula una crema o aceite para suavizarla, con un palito de naranja la vas a retirar con cuidado de la uña, no hace falta quitarla.
  3. Limpia nuevamente las uñas para aplicar el esmalte base, este debe ser de tono claro, para que al marcar la francesa está resalte, en caso de que te guste la franja blanca utiliza barniz de primero, luego de esto espera unos quince minutos a que sequen.
  4. Hace algunos años este trabajo debía hacerse a pulso, pero hoy día hay más comodidad y facilidad, ya que se cuenta con tiras que solo debes pegarlas en las uñas para marcar la zona donde vas a pintar y proteger el resto, puedes elegir la del grosos que te guste, también si lo prefieres usa un esmalte que parece un lápiz y que al hacer presión delineas la forma que deseas y ya.
  5. Una vez te hayas colocado las tiras en las uñas, solo debes pintarlas preferiblemente con un blanco o tono pastel, todo depende de la base que te pusiste anteriormente, ahora quita las tiras con cuidado una a una, para finalizar puedes aplicarte un barniz que protege la pintura, así esta será más duradera, además le da un brillo de calidad. Para evitar estropear tu trabajo aplica algún producto secante de esmalte de uñas, los hay en gotas, spray o con estilo pintauñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba