¿Cómo quitar el dolor de garganta? 6 Fabulosos remedios

Si tienes molestias que no te permiten tragar o hablar producto de un fuerte ardor, inflamación de las amígdalas e irritación, Esa picazón y una necesidad imperiosa de rasgar que es completamente desagradable, además de tener quebrantos y síntomas que te hacen sentir bastante mal y te tienen tumbado indican que llegó el momento de ayudarte y para ello te enseñaremos en este artículo cómo quitar el dolor de garganta que tan mal te hace sentir con tratamientos caseros que son sencillos de preparar.

Cuando se padece de dolor de garganta, la irritación acentúa la dificultad para tragar. La faringitis infección viral tal como una gripe o un resfriado es la causa principal del dolor de garganta. Cabe destacar que cuando está afección es provocada por un virus suele desaparecer solo. Existe también la faringitis estreptocócica que es causada por una bacteria y que es un tipo menos usual de dolor de garganta y que para prevenir complicaciones mayores debe ser tratada con antibióticos.

¿Cuáles son los síntomas del dolor de garganta?

Estos síntomas varían de acuerdo a qué los provoca. Tienes que prestarle atención para que tomes las medidas necesarias y logres mejorar. Seguidamente presentamos algunos de estos signos y/o síntomas:

  1. Picor y dolor en la garganta
  2. Al hablar o tragar se acentúa el dolor
  3. Mucha dificultad para deglutir
  4. Los ganglios se inflaman en la zona del cuello o de la mandíbula
  5. Persiste el dolor y la Inflamación de las amígdalas que presentan enrojecimiento
  6. Voz apagada y/o ronca
  7. Pus en las amígdalas o Manchas blancas.

De acuerdo a algunas infecciones que causan dolor de garganta pueden presentarse los siguientes síntomas y/o signos:

  1. resfrío
  2. Fiebre
  3. Tos
  4. Estornudos
  5. Dolor de cabeza
  6. Dolores en el cuerpo
  7. Náuseas o vómitos.

¡ARTÍCULO RECOMENDADO!  Quitar el picor de la garganta de manera segura

Cómo quitar el dolor de garganta con los mejores tratamientos caseros

Remedios caseros para el dolor de garganta hay unos cuantos y todos muy apropiados y buenos, por ejemplo: un té de jengibre o un zumo de toronja, ya que tienen la capacidad de ser analgésicos que permiten reducir la inflamación y las infecciones en la garganta, estos remedios dan óptimos resultados y logran aliviar el malestar y el dolor. Sin embargo, existen otros tan buenos como los señalados y que te presentamos a continuación:

En caso que el dolor de garganta no se cure con estos remedios caseros o de que haya una infección severa, es recomendable solicitar una consulta médica, esto con el fin de que el doctor haga una revisión de tu garganta, determine el diagnóstico y establezca el tratamiento que considere más adecuado, estos podrían efectuarse con analgésicos, antiinflamatorios e incluso antibióticos como la amoxicilina.

Pero si el caso es que no crees necesario acudir al médico, te vamos a sugerir unos tratamientos que son prácticos y fáciles de aplicar en casa, empezando por la hidratación de la garganta para aliviar el dolor, lo cual puedes hacer consumiendo mucho líquido como agua, tés, sopas o jugos. Seguidamente te exponemos una serie de remedios caseros que te ayudarán a quitar el dolor de garganta rápidamente.

1. Té de menta con miel – Efectivo calmante natural

Con la finalidad de purificar, limpiar la garganta y aliviar de manera efectiva el dolor ésta infusión de té de menta con miel es fantástica. Esto se debe en primer lugar a las grandes y poderosas propiedades antisépticas y calmante natural que tiene la miel y por otro lado la menta tiene unas propiedades analgésicas que lograrán calmar las molestias que produce el quebranto que padeces.

Ingredientes:

  • Miel una cucharada
  • Menta un tallo
  • Agua 300 ml.

Preparación:

Toma un tallo de menta y selecciona las hojas, agregarlas en los 300 ml de agua, ponlas a calentar a fuego lento hasta que hierva. Seguidamente procede a colar el té y agrégale la cucharada de miel, mezcla Este tratamiento deberás ingerirlo varias veces al día hasta que cese el dolor.

2. Gárgaras con zumo de limón y cebolla – Excelente antiinflamatorio

Si quieres que ese dolor de garganta se calme con seguridad, entonces nada como hacer gárgaras con el zumo de un limón que combinado con otros ingredientes te ayudarán a mejorar notablemente la inflamación en la garganta y el malestar general. Este maravilloso fruto, que sirve junto a la cebolla como un remedio casero por excelencia tiene propiedades antiinflamatorias, mientras que la cebolla posee quercetina poderosa sustancia que ayuda a combatir la inflamación, con esta combinación podrás enfrentar los síntomas de la gripe de forma natural.

Ingredientes

  • Limones 3
  • Cebolla mediana 1
  • Cucharada de miel 1
  • Agua 1 litro

Preparación

Debes poner a hervir el litro de agua y agregas la cebolla, deja que repose 7 minutos. Posteriormente debes colar la infusión y agregas el zumo de los 3 limones y la miel. Con este tratamiento harás las gárgaras 2 veces al día.

Cabe la posibilidad de hacer gárgaras con el zumo de limón combinando agua con sal o vinagre, esto te ayudará también a bajar y calmar la inflamación que tienes en tu garganta.

3. Té de jengibre – Fin al dolor de garganta

Esta es otra excelente opción casera para combatir el dolor de garganta. El jengibre es poseedor de grandes virtudes antiinflamatorias que logran poner fin al dolor de garganta.

Ingredientes

  • Jengibre 1 cm
  • Agua 1 vaso

Preparación

Deja hervir por 5 minutos el jengibre en el agua. Después apagar el fuego, tapa la olla y por unos diez minutos deja reposar la infusión, luego cuela y procede a ingerirla. Este remedio casero debes tomarlo 3 veces al día hasta que sientas que desapareció el dolor de garganta.

4. Té de llantén – Eficaz para el alivio del quebranto

Esta es una planta medicinal utilizada para quitar el dolor de garganta de manera eficiente por sus propiedades antiinflamatorias apta para aliviar el malestar y la inflamación.

Ingredientes

  • Llantén 30g de hojas
  • Propóleo 10 gotas
  • Agua 1 litro.

Preparación

Agrega las hojas de llantén en el agua y pon a hervir, tapa y deja reposar por 10 minutos. Una vez que esté tibio vierte 10 gotas de propóleos a la infusión y haz las gárgaras de 3 a 5 veces al día.

5. Té de eucalipto – Combate el dolor de garganta

Esta planta medicinal es empleada por mucha gente para combatir diversas enfermedades respiratorias porque tiene propiedades expectorantes, tómalo en forma de té, como aceite esencial o también en forma de vapor para su inhalación.

Ingredientes

  • Eucalipto 10 hojas
  • Agua un litro

Preparación

Al hervir el agua, agrégale las hojas de eucalipto. Al entibiar, cubre tu cabeza con un paño y procede a inhalar el vapor. Esta inhalación se hace mínimo 2 veces por día durante 15 minutos. También es posible tomarse el té, debiendo colarlo antes de beberlo.

¡PUEDES LEER! 6 remedios naturales   quitar la afonía en minutos  

6. Zumo de toronja – Vitamina C para prevenir el malestar

Otro excelente remedio casero que te quitará el dolor de garganta. Tomar el zumo de toronja es un remedio casero y natural muy efectivo ya que es rico en Vitamina C y además actúa como antiinflamatorio. Muy efectivo también porque logra disminuir las molestias y los quebrantos del resfriado común y de la gripe.

Ingredientes

  • Toronjas 3

Preparación

Corta a la mitad y extrae las semillas, coloque las toronjas en el procesador de alimentos a la máxima velocidad. Como de esta manera queda más cremoso puedes aprovechar mayor cantidad de vitamina. Debes beber el zumo de toronja al menos 3 veces al día.

¿Cuándo acudir al médico?

En el caso de que sea tu niño el que presente dolor de garganta y este no se alivie deberás acudir al pediatra antes de que se agraven los síntomas que te mostraremos a continuación:

  • Babeo inusual, lo cual podría indicar una incapacidad para tragar
  • Falta de aliento
  • Dificultad al tragar.

En el caso de ser adultos, deberás consultar al médico de padecer dolor de garganta y los síntomas siguientes:

  • Fiebre superior a 101 °F (38,3 °C)
  • Si el dolor de garganta es fuerte o si perdura más de una semana
  • Dolor de oído
  • Falta de aliento
  • Si se te dificulta tragar
  • Dificultad para abrir la boca
  • Sentir dolores en las articulaciones
  • Dolor de garganta recurrente con frecuencia
  • Un bulto en el cuello
  • Hinchazón en el cuello o la cara
  • Ronquera que dura más de dos semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba