Cómo quitar la tos nocturna ⓽ Remedios caseros efectivos

La tos es una un reflejo natural del organismo que tiene la función de expulsar cualquier micropartícula que entre en las vías respiratorias y puedan irritar los pulmones; pero ¿qué sucede cuando llega la noche y esta persiste y se agudiza perturbando nuestro sueño? Si deseas saber cómo quitar la tos nocturna con remedios simples y caseros sigue leyendo.

Existen remedios naturales que tradicionalmente se emplean para atacar la tos, no obstante, hacemos la salvedad de que en caso de tornarse recurrente es muy importante acudir al médico de inmediato para que evalúe y diagnostique, de esta manera se podrá evitar cualquier complicación innecesaria.

Cómo quitar la tos nocturna

A continuación te presentamos una gama de remedios naturales que te ayudarán a mitigar esa molesta tos que llegada la noche se acrecienta debido a la posición horizontal que se adquiere para dormir y que ocasionan las siguientes consecuencias:

  • La tos nocturna impide un descanso adecuado y reparador.
  • Produce irritación en la garganta
  • Las molestias que causa la tos nocturna no solo afecta a quien la padece, sino también a los del entorno, ya que el silencio de la noche amplía el ruido que ocasiona la tos, impidiendo el sueño de los que están cerca.

Miel con te o  zumo de limón: Equilibra las secreciones

Este es un remedio natural y casero de los más utilizados por las personas que han logrado descubrir cómo quitar la tos nocturna de una manera simple y efectiva, además de económica y al alcance de la mano.

La miel es considerada por muchos como un producto muy eficaz y hasta milagroso, así que para aliviar la tos nocturna mezcla una cucharada sopera de miel en una taza caliente de agua y tómatela.

Otra alternativa y muy recomendada es mezclar una cucharadita de miel en un vaso de zumo de un limón preparado en agua templada que puede ser reemplazada por un vaso de leche caliente. Tomar antes de acostarse ya que la miel no solo aliviará tu tos sino que también produce una acción efectiva de sedación y suaviza las mucosas provocadas por la irritación de los pulmones lo que alejará la tos.

Por su parte, el limón gracias a su ácido cítrico dimensiona la acción de la vitamina C que tiene propiedades antisépticas y antibacterianas. La mezcla del limón y la miel se convierte en una combinación perfecta para aliviar la tos.

Se dice también que los grandes beneficios de la miel sobre la tos nocturna se debe a que las sustancias que contienen dulce provocan salivación refleja y por consecuencia elevan la secreción de los mocos en las vías respiratorias, lo que genera un gran efecto tranquilizante sobre la laringe y la faringe reduciendo considerablemente la tos.

Ingesta de líquidos calientes: Elimina el frió de los pulmones

Cómo quitar la tos nocturna con remedios caseros

Cuando se tiene tos o se padece de un resfriado es fundamental hidratarse. Los médicos recomiendan ingerir mucho líquido a una temperatura natural o tibia ya que se ha comprobado a través de investigaciones realizadas que calma la tos, los estornudos y la secreción nasal.

Estas mismas investigaciones aseguran que consumir líquidos cuando se padece de gripe y tos persistente las bebidas calientes son un gran remedio para combatir los síntomas que incluyen el cansancio, malestar general y dolor de cabeza.
Algunas de las bebidas calientes que se recomiendan son:

  • Té de hierbas.
  • Té negro descafeinado.
  • Zumos de frutas calientes.
  • Caldos claros.

Te Jengibre: Calma la tos en segundos

Este producto natural tiene grandes propiedades que ayudan a calmar la tos nocturna e incluso la tos asmática porque es antiinflamatorio y analgésico, además de aliviar las náuseas. Recientes estudios basados en los efectos en las células humanas, demuestran que el jengibre posee componentes antiinflamatorios capaces de distender las vías respiratorias y reducir con ello la tos. Sin embargo, los investigadores continúan realizando estudios más profundos al respecto.

Para mitigar la tos prepare un té con veinte o cuarenta gramos de jengibre rebanado y agregue en una taza de agua caliente, antes de beber deja enfriar durante unos cuantos minutos. Endulza con miel y si lo deseas para mejorar el sabor agrega zumo de limón. Verás como los resultados no se hacen esperar.

Inhala vapor de agua: Dilata las vías respiratorias

Cómo quitar la tos nocturna

Con el vapor de agua mejora considerablemente la tos, sobre todo la húmeda que es una de las que provoca mayor cantidad de flema y mucosidad.

Cuando tomes una ducha de agua caliente deje que el vapor inunde el baño y quédate allí por unos cuantos minutos, espera a que se alivien los síntomas y posteriormente ingiere un vaso de agua para evitar que te deshidrates.

Otra opción es preparar un bol de vapor de agua, agrega hierbas tales como: romero o eucalipto, aceites naturales. Inclínate sobre el bol, pero antes cubre tu cabeza con una toalla para que el vapor se concentre mejor. Inhala el vapor por cinco minutos. Se recomienda a las personas que padecen de tos húmeda tener un humificador en casa.

Té Tomillo: Alivia los síntomas del resfriado común

El tomillo no solo sirve para uso culinario, también posee propiedades medicinales muy efectivas, especialmente empleado para mitigar la tos, aliviar los síntomas de la bronquitis e irritación en la garganta.

Estudios llevados a cabo por los investigadores han demostrado que un jarabe elaborado a base de tomillo y yedra es capaz de aliviar la tos de manera más rápida y efectiva que un jarabe de placebo suministrado a personas con bronquitis aguda. Se afirma que la gran cantidad de antioxidantes que posee la planta es el causante de los beneficios que brinda.

Para utilizar esta hierba y aliviar la tos prepara una taza de agua caliente agrega dos cucharadas grande de tomillo seco, permite enfriar por unos diez minutos y posteriormente ingiérelo, espera y verás los resultados.

Raíz de malvavisco: Elimina la irritación de la garganta

Esta es una de las hierbas más usada para tratar la tos y combatir las afecciones en la garganta. La raíz de malvavisco tiene la capacidad de erradicar la irritación que produce la tos por su alto contenido en mucílago que se trata de una sustancia pegajosa y muy espesa que protege la garganta.

Por otro lado, algunos estudios señalan que si un jarabe para la tos está elaborado a base de raíz de malvavisco, tomillo y hiedra es seguro el alivio de la tos y un preventivo de los resfriados e infecciones respiratorias. El 90% de los que participaron en la investigación manifestaron una efectividad como buena o muy buena tras ingerir el jarbe durante doce días continuos.

Se puede encontrar la raíz de malvavisco en forma de hierba seca o en forma de té de bolsita. Para el tratamiento añade una porción de raíz de malvavisco en agua caliente. Es prudente advertir que la ingesta de esta hierba puede ocasionar efectos secundarios como malestar estomacal que se contrarrestan tomando líquidos.

Gárgaras de agua con sal: Reduce la mucosidad

Este remedio casero es frecuentemente empleado por muchas personas porque es considerado uno de los de mayor efectividad para aliviar la tos nocturna debido a que la sal reduce la mucosidad y la flema.

Para combatir la tos nocturna vierte media cucharadita de sal en una taza de agua caliente hasta disolver por completo y luego de dejar enfriar haz gárgaras reteniendo en la parte posterior de la garganta por unos segundos. Este procedimiento puedes aplicarlos varias veces al día y prolongar hasta tanto mejore la tos.

Advertencia: Esta mezcla no debes dársela a los niños ya que no saben hacer gárgaras tragándose el líquido y la ingesta de sal que se traguen puede causarles daño.

Realizar cambios alimenticios para el reflujo ácido

El reflujo ácido es uno de las causas que suele provocar tos nocturna, por eso es importante que convengas en cambiar los hábitos alimenticios para evitarlo y también evitar la tan molesta tos que se produce con el reflujo ácido.
Para evitar el reflujo ácido puedes en principio ir eliminando de tu dieta algunos desencadenantes que lo provocan tales como:

  • Alcohol.
  • Alimentos cítricos.
  • Menta.
  • Cafeína.
  • Chocolate.
  • Productos a base de tomates.
  • Alimentos grasosos y frituras.
  • Cebolla o ajo.

Consejos y recomendaciones para aplicar una vez sepas cómo quitar la tos nocturna

 quitar la tos nocturna

 

  1. La alternativa es comer caramelos de jengibre, por ejemplo, resulta efectiva para mitigar la tos nocturna porque incrementa la secreción de saliva.
  2. Haz gárgaras de sal con agua tibia mezclando en una taza de agua media cucharadita de sal
  3. Coloca en tu almohada unas cuantas gotas de aceite de tomillo para purificar tu respiración.
  4. Aunque un tanto comprometedor usar ajo y/o cebolla puede aliviar la tos al descongestionar las vías respiratorias alejando así la desagradable tos nocturna.

Advertencias importantes

Si aún tomando estos remedios caseros persiste la tos nocturna debes acudir al médico al presentar los siguientes síntomas:

  • Si la tos nocturna persiste o se intensifica después de transcurrida una semana de su aparición.
  • Si se complica con dolores pectorales, náuseas y fiebre.
  • Tienes dificultad al respirar.

Nuestro cometido es ayudarte a descubrir cómo quitar la tos nocturna que tanta molestias causa a la hora de dormir, sin embargo, no pretendemos sustituir al médico, por tanto y como ya hemos recomendado, si la tos persiste no dejes de acudir al especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba