Descubre cómo quitar la piel a las almendras y a otros frutos secos.

Hoy traemos un artículo algo diferente y se trata de los frutos secos, si porque cuando los consumimos ya vienen listos para hacerlo, pero resulta interesante aprender Cómo quitar la piel a las almendras, con trucos y fórmulas caseras, además de conocer algo más sobre ellas.
Esta semilla comestible es una extraordinaria fuente de energía, fibra, vitaminas, minerales, proteínas y además proporciona grasa de la buena. Por lo tanto consumir unas cuantas a diario se convierte en un excelente complemento de la alimentación, así como el resto de estos frutos. Por este motivo a continuación te vamos a explicar cómo quitar la piel de las almendras de manera fácil y rápida.

¿Quitar la piel a las almendras? Aquí te lo contamos paso a paso:


Este es un proceso bastante interesante ya que esta semilla trae dos cáscaras antes de llegar a la piel y que queden listas para comerlas. Pero resultará bien divertido aprenderlo.

  • Su primera cubierta cuando apenas están creciendo es blanda y de color verde, por supuesto que aún no está apta para consumirla ya que no ha finalizado su proceso de maduración.
  • Ya una vez madura adquiere un color marrón, esto indica que está lista. Esta primera capa de la almendra si continúa en el árbol se secará por completo caerá, dejando al descubierto otra concha muy dura, la cual hay que retirar para poder llegar al fruto en sí y poder quitar la piel de las almendras.
  • Dado que esta segunda cascara es dura se debe utilizar un martillo o cualquier otro utensilio fuerte para quitarlas, o las pinzas para romper nueces.
  • Sin embargo, siempre existen algunas alternativas y si en realidad quieres aprender el proceso de quitar la piel de las almendras, puedes adquirir en algún supermercado o tienda especializados en estos frutos secos y seguir las siguientes instrucciones, para lo cual vas a necesitar:

    • Una olla con agua
    • Un colador
    • Un bol cubierto en el fondo con servilletas
    • Un envase de vidrio con tapa.
  • En una olla coloca a hervir un litro de agua, esto será suficiente para medio kilo de almendras con piel.
  • En el punto de ebullición introduce las almendras en la cacerola y deja no más de un minuto.
  • No debes pasarte, de ser necesario coloca una alarma.
  • Remueve las almendras durante este tiempo. Apaga el fuego escurre bien los frutos.
  • Deja que reposen un poco pero que no se enfríen totalmente.
  • Ahora comienza a quitar la piel de las almendras una por una, también existe la opción de que tomes un paño de cocina limpio y colocas un grupo de las semillas, las envuelves y frotas entre sí.
  • Cuando abras el paño notarás que ya muchas de ellas han perdido la piel y quedan algunas pocas que no, así vas repitiendo hasta pelarlas todas, fácil y rápidamente, las vas acumulando en el bol con las servilletas para que se sequen completamente.
  • Si las vas a almacenar en algún envase es recomendable que las seques en el horno, aparte de que quedarán tostaditas secarán perfectamente y no corres el riesgo de que se les forme moho al guardarlas cerradas.

! Te interesará saber también, pelar y quitar la piel de las nueces ¡


Este es otro rico fruto que aporta grandes beneficios para la salud, debido a que contiene minerales y ácidos grasos Omega3, importantes para reducir los niveles de colesterol en sangre y prevenir padecimientos cardiovasculares. Consumirlas a diario como merienda es una excelente opción. Sin embargo, pelarlas no es del todo agradable, pero es una alternativa segura para tenerlas frescas al momento de querer comerlas, además existen trucos caseros para hacerlo de manera efectiva.

  • Primero se les debe quitar la cascara dura a todas las nueces que hayas comprado.
  • Hazlo de manera que el fruto que está dentro no se parta para que te sea más fácil quitarle la piel.
  • Una vez hecho esto. Coloca al fuego un recipiente con suficiente agua, al momento que hierva debes introducir todas las nueces y revolver mientras durante exactamente un minuto, apaga el fuego e inmediatamente sácalas del agua y las pones a escurrir.
  • Espera que enfríen un copo y comienza a pelarlas. Si esta manera no te resulta del todo porque consideras que las nueces pueden ablandarse con el agua puedes recurrir al método del horno.
  • Procedimiento para quitar la piel a las nueces en el horno:
  • Este es más fácil y rápido, la piel de las nueces se endurecerá un poco y resultará más fácil quitarlas.
  • Además quedarán crujientes.
  • Enciende el horno a una temperatura de 180º, espera que caliente durante unos minutos.
  • Después de haber colocados las nueces en una bandeja, bien esparcidas que no queden unas sobre otras.
  • Vas a ponerla dentro del horno por espacio de 5 minutos o un poco más si te agradan muy tostada.
  • Transcurrido el tiempo programado. Retira la bandeja del horno espera que enfríen los frutos para que comiences a quitarles la piel.

2 Trucos para quitar la piel de las castañas:


La primera envoltura de este fruto es un recubrimiento parecido a un erizo. Pero como tú no vas a ir al campo a recogerlas en su estado original, así que puedes comprarlas en el mercado que vienen sin esa cascara. Para quitar la piel a las castañas puedes utilizar alguno de estos trucos.

  1. Cambio de temperatura: Una vez tengas las castañas las vas a colocar en una bolsa y conservarlas en la nevera, que pasen allí toda la noche. Al siguiente día  colocaras a hervir agua en una olla, la suficiente para que las cubra totalmente. Puedes añadirle sal si lo prefieres. Al momento en que comience a hervir vas a sacar los frutos del refrigerador y colocarlos en la olla. Revuelve y deja por un minuto. Apaga el fuego, sácalas y déjalas que enfríen un poco. El contraste de temperatura aceleró el proceso y ahora podrás quitar la piel fácilmente.
  2. En el microondas: Este método es sumamente rápido. Se comienza por hacer un corte a lo largo de la de la cascara de las castañas. Se recomienda utilizar los envases diseñados para microondas. Se van colocando dentro del horno en porciones pequeñas. Se aplica la máxima potencia por 25 segundos. Al retirarlas se debe tener mucho cuidado ya que salen muy calientes. Con un paño de cocina procedemos a retirar la piel aún caliente. Previamente hemos colocado otra cantidad y así hasta terminar.

Maneras sanas para tostar almendras y otros frutos secos en casa:

  • Realizar este procedimiento en casa en más sano, ya que los que se compran en bolsitas o por kilos en almacenes contienen aditivos químicos, grasas saturadas, sal abundante y azucares.
  • Esto para que puedan durar mucho más tiempo, pero resultan dañinos para la salud. Así que de manera sencilla te vamos a explicar cómo tostar tus propias almendras.
  • Se puede hacer en una sartén o el microondas, pero en este momento lo haremos al horno.
  • Enciende el horno a 180º de temperatura deja un rato para que el calor abarque todas las partes de este.
  • En una bandeja para asar que esté limpia, vas a cubrirla con papel de hornear, que quede bien estirado.
  • Antes de colocar las almendras en la bandeja en un cuenco aparte puedes agregarles sal al gusto, algo de pimienta si es de tu agrado o algunas especies aromáticas.
  • Revuélvelas bien y las cambias para la bandeja, en esta las acomodas de forma organizada para que puedan tostarse parejamente todas.
  • Introduce la bandeja en el horno baja la temperatura a media y chequea a los cinco minutos y remueve un poco, debes estar muy pendiente para que no se tuesten de más.
  • Luego apagas el horno, retira las almendras, trasladándolas un área donde haya corriente de aire, cerca de una ventana para que se enfríen.
  • Una vez estén en su punto de enfriamiento, vas a utilizar envases con tapas herméticas, para almacenarlas en lugares secos, frescos y con poca luz.
  • Pasados unos días y después de haber aprendido cómo quitar la piel de las almendras podrás comerlas tranquilamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba