Cómo quitar la cal de la ducha, de manera eficiente.

Uno de los inconvenientes más frecuentes que se nos presentan en el baño, resulta ser el atasco de la ducha o regadera. Este ocurre principalmente por la acción del agua que viene cargada de minerales como magnesio y calcio, que al solidificarse originan la formación de cal. Pero como no hay problema sin solución te invitamos a seguir leyendo y sabrás cómo quitar la cal de la ducha.

La formación de cal en la ducha, origina que las manchas blancas en los orificios por donde cae el agua, estos se tornan amarillos, luego marrones, ocasionando el sarro que atasca la ducha evitando la caída libre del agua, sin embargo, no es necesario comprar un ducha nueva, si no quitar la cal de la que tenemos.

Cómo quitar la cal de la cucha con algunos consejos sencillos:

Ya sabemos que la cal en la ducha se debe principalmente a minerales adheridos en el cabezal o alcachofa de la regadera y si estos no son removidos o eliminados con frecuencia, más difícil resultará quitar la cal de la ducha.

Una de las maneras  pudiera ser el empleo de algunos productos químicos, ya que sus componentes permiten eliminar de una forma rápida la acumulación de los minerales endurecidos en el cabezal o alcachofa. Dado que el uso de estos químicos puede resultar un tanto agresivo, a continuación te presentamos unas soluciones menos agresivas.

Trucos caseros de cómo  quitar la cal de la ducha:

cómo  quitar la cal de la ducha de manera eficiente

  • Para realizar estos trucos de manera eficiente, debemos dotarnos de los siguientes implementos:
  • Paños de limpieza.
  • Cepillo de lavar.
  • Cepillo de dientes en desuso.
  • Guantes de goma.

Primero procederemos a desmontar la ducha, esto debemos hacerlo con mucho cuidado, evitando rayar o estropear ninguna de sus partes. Luego separar el cabezal o alcachofa del tubo que la sostiene para limpiarlos por separado ya que resulta más fácil y rápido.

Para limpiar el cabezal de la ducha comenzaremos por retirar los restos de sedimentos y suciedad que pueda haber en su interior.

Colocamos el cabezal o alcachofa de la ducha al revés debajo de un grifo y dejamos correr el agua sobre este para terminar de sacar la suciedad.

Productos que necesitaremos para quitar la cal de la ducha:

cómo quitar la cal de la ducha de manera eficiente

  • Vinagre blanco.
  • Limón.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Agua oxigenada.
  • Jabón líquido lavaplatos.
  1. Vinagre blanco: En un recipiente debes colocar el cabezal o alcachofa de la ducha y agregar la cantidad necesaria de agua tibia para cubrirlo, luego se adiciona media taza de vinagre y se deja por espacio de veinte minutos en remojo. Pasado el tiempo recomendado retira el cabezal de la ducha del preparado y con el cepillo de lavar frota sus orificios, si notas que aún hay partes endurecidas sumérgelo nuevamente. Moja el cepillo de dientes con vinagre solo y cepilla los orificios que veas que contienen más cal. Una vez realizado todo este procedimiento y notar que se ha limpiado la alcachofa de la ducha, lava con agua y jabón líquido, enjuaga y sécala por fuera y ponla a escurrir.
  2. Limón: Al igual que el punto anterior, para quitar la cal de la alcachofa de la ducha, deberás colocarla dentro de un recipiente y cubrirla con agua tibia, luego añadir el jugo de limón, dos limones aproximadamente. Deja que haga efecto durante 30 minutos.  Posteriormente retira el cabezal de la mezcla y procede como lo hiciste con el vinagre. Cepilla bien los orificios del cabezal y con el cepillo de dientes mojado en el jugo de limón procede a limpiar los orificios que veas que están más endurecidos. La ventaja del limón es que deja las partes cromadas muy brillantes, incluso puedes frotar estas con el limón directamente, luego enjuagar y seca bien.
  3. Bicarbonato de sodio y agua oxigenada: prepara una pasta agregando a dos cucharadas de agua oxigenada 100gr., de bicarbonato, luego aplícala con el cepillo de dientes por todas partes del cabezal de la ducha, déjala actuar durante 30 minutos, luego enjuaga con abundante agua fresca.

Cómo quitar la cal a una ducha fija:

cómo quitar la cal de la ducha de manera eficiente

Esta tarea resulta ser un poco más complicada que la anterior, debido a que el cabezal es fijo y no puede quitarse para realizar una mejor limpieza. A continuación les indicaremos un método para realizar el trabajo de quitar la cal de la ducha fija. Será necesario:

  • Una bolsa plástica resistente.
  • Vinagre blanco.
  1. Mide la bolsa plástica resistente en la ducha fija, de manera que quede un poco holgada.
  2. La bolsa debes llenarla hasta la mitad con el producto sugerido.
  3. Coloca la bolsa, sin derramar el vinagre, en la ducha.
  4. Ciérrala bien de manera que el vinagre quede concentrado en toda la ducha.
  5. Deja toda la noche actuar al vinagre sobre la ducha.
  6. Al día siguiente saca y procede a cepillar el cabezal de la ducha, limpiar el resto y enjuagar.

Si después de realizar todos estos consejos caseros, ves que todavía hay algunos orificios obstruidos o que aun tengan manchas de cal y, por supuesto si tienes mucha paciencia, con una aguja puedes destaparlos uno a uno. Para que tengas una mejor vista de tu baño,  utiliza estos procedimientos para realizar una limpieza de  las manijas de la ducha, a las que también se les adhiere la cal. Luego de limpiarlas, frótala con un limón enjuaga y sécala, ya verás el resultado extraordinario.

También existen en el mercado algunos productos antical, los cuales se pueden utilizar para quitar la cal de la ducha, los grifos, conducciones, filtros de agua que suelen obstruirse, entre otros. Estos detergentes antical, vienen líquidos en botellas normales, líquidos en atomizadores, en polvo y en gel.

Si las piezas a limpiar son removibles, se ponen en remojo durante dos horas con cualquiera de las presentaciones de los antical antes mencionados. Leer las instrucciones del envase.

Para las piezas fijas es recomendable utilizar una bolsa plástica, colocar un poco del producto en la bolsa amarrada a la pieza y proceder de acuerdo a las instrucciones en el envase. Para quitar cal de zonas amplias del piso o pared, se puede utilizar el producto con atomizador.

Con el atomizador se rocía toda la zona afectada, se deja en remojo por espacio de 10 minutos, luego se retira con una mopa o bayeta y se enjuaga. Repetir el proceso de ser necesario. No olvide leer las instrucciones del envase.

En importante saber que los efectos del agua dura, no causan estragos solo en las duchas, también los grifos del lavabo, las cerámicas, azulejos, las puertas de la ducha, la bañera, los inodoros e incluso las cortinas de baño, se ven afectados por los sedimentos de cal.

Recomendaciones generales y consejos para mantener el baño libre de cal o sarro:

El baño es el lugar de la casa donde se acumula más la humedad, y por ende donde más proliferan los gérmenes y bacterias, por esta razón es recomendable mantener tus baños siempre limpios y libres de sedimentos de cal y sarro, los cuales afean todas las partes que integran esta habitación y resultan antiestéticos.

Para mantener los azulejos y las mamparas de la ducha como nuevas y evitar la acumulación de cal, es recomendable que cuando la uses la aclares con agua y de ser posible las seques con una toalla que ya no uses. Igualmente para limpiar las baldosas de las paredes y el piso, puedes aprovechar la humedad que queda cuando tomas una ducha, con simplemente pasar la bayeta todo quedará reluciente y limpio.

Por lo menos cada quince días y aprovechando también la humedad, frota las juntas con un cepillo de dientes en desuso, así siempre estarán limpias, blancas y libres de moho.

Para mantener todos los grifos impecables, y libre de la cal producida por el agua, con un cepillo pequeño o de dientes que no utilices, mojado en jugo de limón o vinagre puedes limpiar todos los recovecos, luego enjuaga y seca sacándole brillo.

Puedes considerar como tus buenos aliados al vinagre, limón y bicarbonato, pues estos siempre te van a servir para mantener todo tu baño impecable y libre de los gérmenes que se reproducen con la humedad.

Estos tres componentes juntos te ayudarán a mantener en muy buen estado, la bañera, el lavabo y el inodoro.
Limpia bien las jaboneras para evitar el moho y mantén siempre el baño ventilado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba