Cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo

Hay personas que deciden hacer cambios en su vida y consideran que una solución sería cambiar el tono de su cabello, entonces deciden teñirse el pelo, pero ¿qué sucede si no se elige el color adecuado y resulta que luego de aplicado el tinte resulta que  no te gusta como ha quedado? No te preocupes, a continuación te daremos consejos prácticos de cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo.

Cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo

Para cambiar el color de nuestro cabello, especialmente cuando comienzan a aparecer las tan temidas canas, es necesario tomar en cuenta el tono de la piel, además se debe tener mucho cuidado con los tonos rubios, porque  en algunas oportunidades para lograr el color deseado se deben realizar procedimientos que pueden dañar el cabello.

Hay situaciones en las cuales, al aplicarnos un tinte,  no se logra la misma tonalidad en todo el cabello, entonces decidimos pintarnos el pelo de negro y el resultado tampoco nos favorece.

Es entonces cuando debemos buscar alternativas para revertir el problema sin perjudicar nuestro cabello de manera exagerada. Seguidamente encontraras algunas sugerencias que seguro te ayudaran.

En 4 pasos te explicaremos cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo:

Cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo

Ingredientes a utilizar:

  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre de manzana
  • Agua tibia
  • Limón
  • Champú anti caspa
  • Jabón lavaplatos
  • Vitamina C

Utensilios necesarios:

  • Recipiente preferiblemente de vidrio.
  • Gorro de baño.
  • Guantes quirúrgicos (opcional)
  1. Mascarilla de vinagre de manzana y bicarbonato de sodio. En el recipiente de vidrio, colocar 4 cucharadas de vinagre de manzana, luego añadir dos cucharadas de bicarbonato de sodio, unir hasta lograr una mezcla homogénea,  luego se agregará  la cantidad de agua necesaria para empapar el cabello. Una vez que se haya aplicado la mezcla para quitar el tinte del pelo sin dañarlo, se  masajeará por aproximadamente 3 minutos. Posteriormente se cubre la cabeza con el gorro de baño y se deja por 30 minutos. Después de haber transcurrido este tiempo se debe enjuagar el cabello con abundante agua tibia.
  2. .Champú anti caspa y bicarbonato de sodio De acuerdo al largo y lo abundante que tu cabello sea, la cantidad de champú debe ser la misma que sueles usar al lavarlo. En el envase de vidrio coloca el  champú necesario, luego agrega dos cucharadas de bicarbonato, aplica la mezcla  sobre tu pelo como lo haces con tu champú, masajeando bien.  Déjalo por espacio de 10 minutos. Luego  procede a enjuagar bien tu pelo.
  3. Bicarbonato y limón: Este procedimiento es muy rápido y sencillo,  preparar una mezcla con una cucharada de limón  y dos   de bicarbonato de sodio.  Aplica sobre el cabello y deja actuar durante cinco minutos, luego enjuaga con abundante agua tibia.
  4. Limón: Empieza por exprimir varios limones, puede ser una taza de jugo de limón. Procede a lavar el cabello como lo haces normalmente, en la segunda aplicación de champú procura hacer bastante espuma y déjala por cinco minutos, luego aplica el jugo de limón sobre el champú, cuidando que no te caiga en los ojos, distribuye bien en tu cabello el champú con el limón masajeando durante tres minutos, opcionalmente puedes agregar acondicionador y dejarlo junto a esta mezcla por unos cinco minutos.  seguidamente enjuaga bien tu pelo y procede como de costumbre.
  5. Jabón lavaplatos y champú: En un envase coloca la cantidad necesaria de  champú  que utilizas para lavar tu pelo, luego añade no más de 5 gotas de detergente lavaplatos y procede a lavar el cabello, masajeando bien para que la mezcla penetre y salga abundante espuma. Enjuaga tu cabello con bastante agua fresca, aplica un acondicionador para evitar la resequedad que pudiera causar el lavavajillas. De ser necesario repetir este tratamiento, no se debe hacer el mismo día, sino días consecutivos.
  6. Vitamina C: Este procedimiento se debe preparar como los anteriores lo suficiente de acuerdo a la cantidad de cabello y no deben haber transcurrido más de dos días de haberse aplicado el tinte de pelo. En un bol de vidrio colocamos  agua caliente y luego varias pastillas de vitamina C, hasta formar una pasta. Con el pelo húmedo se aplica la pasta y se extiende por todo el cabello hasta cubrirlo completamente, luego colocamos el gorro de ducha. Se deja actuar por una hora. Después de este tiempo lavaremos el cabello con abundante agua fresca.

En caso de que el tono del cabello sea muy oscuro, es posible que sea  necesario aplicar estos tratamientos dos o tres veces.  No debe hacerse el mismo día. Se debe  realizar durante dos o tres días, según sea el caso.

Cabe resaltar, que la mezcla se debe aumentar de acuerdo al volumen y largo del cabello, dado  que si la mezcla no es suficiente para cubrir completamente el cabello, se corre el riesgo de que la solución no haga su efecto totalmente y pueden quedar mechones diferentes.

Removedores de color

Cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo

  • También existen  removedores de color de diferentes marcas,  con nuevas tecnologías que permiten  quitar el tinte del pelo y no afectan su estructura.
  • Los removedores de color, también conocidos como extractor,  ayudan a quitar el tinte del pelo, realizando un barrido de las capas de color de las tinturas que has venido usando.
  • Preferiblemente se recomiendan para cabellos que se han pintado con colores fuertes como el negro y los tonos rojos. Estos productos actúan removiendo todos los rastros de tintes presentes en la cutícula del pelo, de una manera tan profunda que te restituye el tono de tu cabello.
  • Estos removedores de tinte o extractor, solo deben ser aplicados en pelos teñidos jamás en cabellos naturales.
  • Obviamente como todos los productos industrializados tienen sus ventajas y desventajas.

Ventajas:

  • No daña: Puedes aplicarlo sin temor porque no dañaran tu cabello, ya que no actúan como los decolorantes.
  • No altera: Actúan únicamente para quitar el tinte de tu pelo, no alteran tu color natural.
  • Ayuda a bajar  3 tonos: Te ayudan a barrer el tinte anterior y aclaran tu cabello en solo una aplicación. Obteniendo resultados excelentes.
  • Fácil de usar: Puedes aplicarlo tú sola, obteniendo muy buenos resultados.
  • Acción rápida: Aplicas el producto, cubres luego tu pelo con un gorro lo dejas actuar de acuerdo a las indicaciones, lavas tu cabello y tendrás el resultado al instante.
  • Frecuencia de uso: La aplicación la puedes hacer entre dos a tres veces a la semana de acuerdo a la intensidad de los tintes que tenías.
  • Listo para un nuevo tinte de pelo: el cabello queda listo para ser pintado nuevamente.

Desventajas:

  • El olor: es preferible usar mascarilla ya que su olor es verdaderamente intenso. También se hace necesario ventilar la habitación.
  • Seca el cabello: Si tu cabello es muy poroso este producto puede ser que lo seque un poco, después de usarlo aplica baño de crema hidratante.

Luego de haber usado cualquiera de los trucos antes mencionados de cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo,   tu cabello puede quedar maltratado y hasta reseco, por lo que te recomendamos seguir las siguientes instrucciones:

  • Elige cremas y acondicionadores hidratantes para tu cabello, es necesario mantenerlo bien hidratado.
  • Aplica semanalmente alguna mascarilla de aceites vegetal, este nutrirá la fibra capilar de tu cabello a profundidad.
  • Para recuperar la fuerza,  el brillo y fortalecer tu pelo, elige productos con queratina,  puede ser en  spray, lo puedes aplicar cada dos días en tu cabello y luego peinarlo.

Recomendaciones generales  y consejos prácticos para el cuidado del cabello:

Cómo quitar el tinte del pelo sin dañarlo

  • Debemos estar  conscientes  que de acuerdo al color  que hayamos utilizado para pintar nuestro cabello,  nos puede resultar más fácil o difícil quitar el tinte del pelo sin dañarlo.
  • Por supuesto que siempre lo más difíciles serán los tonos oscuros.
  • Cuando decidimos optar por  pintarnos el cabello, debemos tomar en consideración ciertos aspectos para no cometer grandes errores.
  • Elige tintes de buena calidad, ya que generalmente contienen humectantes que cuidan tu cabello,  quizás sean un  poco más costosos pero te evitarán  muchas molestias,  ya que los tintes baratos pueden  causar irritación en el cuero cabelludo y resecar tu pelo.
  • Si eres de cabello largo y abundante, no compres un solo tinte, ya que este no será suficiente, el dependiente de la tienda te puede ayudar en ese sentido.
  • Si no sabes pintar cabello, no te apliques tu misma el tinte,  aun cuando leas las instrucciones de aplicación. Busca una persona de experiencia.
  • Los tintes de tonos rubio, rojizo y purpura  son los más delicados de aplicar y de cuidar.  No uses tratamientos para cabellos teñidos si tienes uno de estos colores en tu pelo. Ya que con el lavado y  el tiempo el tono va cediendo y se  pone anaranjado.
  • Consulta con especialistas en cabellos que tintes y colores   debes usar de acuerdo al tono de tu piel, e incluso si tu cabello es liso o rizado. Así como que tipos de tratamientos te puede recomendar para el cuidado de tu pelo al pintarlo.
  • Igualmente elige buen champús y tratamientos para el cuidado del cabello, siempre de acuerdo a tu tipo, si es ondulado o liso, largo o corto, abundante o escaso, pintado o de color natural., si es grasoso o seco.
  • Si tienes tratamientos químicos en el cabello como desriz, queratina o cualquier otro, consulta a especialistas en el cuidado del cabello antes de pintarlo.
  • Y no olvides que un cabello bonito y bien arreglado hace al rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba