Cómo quitar callos planta del pie – 7 recetas efectivas

¿Molestias al caminar? Eso sí que descontrola la vida, porque cómo poder cumplir con todas las actividades necesarias, llevar los niños al colegio, ir a trabajar, volver a recoger a los pequeños. Tómalo con tranquilidad porque en este artículo podrás descubrir cómo quitar callos planta del pie, con remedios y métodos caseros tan efectivos que cuando sanes olvidarás que los tuviste.

Los pies en ocasiones son la parte del cuerpo más olvidados, aun cuando tienen un gran trabajo y es el de soportar todo el peso y conducirnos a donde quiera que queramos dirigirnos, por esta razón hay que tomar conciencia y comenzar a darles cariños y cuidados, a continuación te presentamos varias recetas para que procedas a quitar callos plantas del pie.

7 recetas efectivas para quitar callos planta del pie

Por supuesto que todas estas recomendaciones son remedios caseros que se pueden realizar de manera fácil y sus resultados son realmente sorprendentes y rápidos.

Primera receta: Media cebolla ideal hidratante

Este bulbo aporta grandes beneficios para el organismo y ayuda a cuidar los pies, ya que los hidrata y permite que se vuelvan más suaves, evitado de esta manera la formación de callos e infecciones.

Tratamiento:

De acuerdo a la receta este es un remedio para aplicarlo por la noche con regularidad y hasta ver la mejoría. Después de lavarse los pies, se secan muy bien y se coloca una rodaja de la cebolla en el callo, si esta esta jugosa el procedimiento será más efectivo, se debe sujetar con una venda o colocarse medias para que no se caiga durmiendo.

Segunda receta: Ajo eficaz antimicrobiano

Dentro de sus beneficios se encuentras que es antifúngico, tiene efectos antibióticos, antioxidantes y antimicrobianos que permiten la eliminación de callos.

Tratamiento:

La mejor forma de realizar este truco es triturando un diente de ajo y luego colocarlo en los callos y cubrir con una venda, se dejara por toda la noche, luego de pasar una semana de tratamiento se comenzarán a ver los resultados, sin embargo se debe dar continuidad para erradicar los callos de raíz. Otra forma de utilizarlo es que una vez que se ha machacado se le agregue unas gotas de aceite de oliva, para dar suavidad e hidratar la piel del pie, ya que el ajo es algo fuerte.

De tu interés:  quitar durezas de los pies rápido

Tercera receta: Flores de ortiga, buen antiinflamatorio

Esta planta cuenta con muchas propiedades para aliviar diferentes tipos de malestares, en cuanto a la piel se puede usar para aliviar picaduras de insectos, psoriasis, eczemas y también ayuda a calmar las molestias ocasionadas por los callos planta del pie, ya que con el continuo roce del zapado al caminar estos suelen inflamarse, además evita la proliferación de bacterias.

Tratamiento:

Se preparará una pasta agregando en la licuadora unos puñados de esta planta y un poquito de agua, batir hasta notar la consistencia espesa. Esta la vas a colocar en donde tienes los callos, incluso si tienes en los dedos también puedes aprovechar, lo cubres con una media o paño, lo que te sea más cómodo y esperas durante tres horas aproximadamente para retirarlo, no es preciso que laves los pies después del tratamiento. Continúa el tratamiento por el tiempo necesario.

Cuarta receta. Un higo – ofrece sensación de alivio y frescura

Se le considera que tiene propiedades antiinflamatorias y también permite sentir una agradable frescura y alivio al colocarlo sobre la zona que se desea tratar.

Tratamiento:

Para utilizarlo se debe extraer la pulpa y colocarla sobre los callos en la noche ya al momento de acostarse, y protegerlo para que no se caiga. Por la mañana después de la ducha procede a limar o pasar la piedra pómez por toda el área. Luego finaliza aplicando una crema humectante, déjala que seque muy bien antes de colocarte los zapatos.

Quinta receta: bicarbonato de sodio para exfoliar

Si de remedios tradicionales se trata este es uno de los favoritos, ya que se puede utilizar para casi todo.

Tratamiento:

Prepara una mezcla espesa con una cucharada de agua tibia y cuatro cucharadas del bicarbonato une u luego de haber remojados los pies por diez a quince minutos procede a exfoliarte con esta pasta, también pasa la piedra pómez por los callos que deben haberse ablandado, esto permitirá eliminar la piel muerta, al finalizar lava bien los pies y te aplicas crema para hidratarlos.

Sexta receta: vinagre blanco- excelente suavizante

Por su alta concentración de ácido es excelente para suavizar esa zona áspera, dura y reseca donde salen los callos.

Tratamiento:

A una cucharada de vinagre le agregas tres de agua, revuelve y luego la aplicas con un paño o algodón en la planta de pie donde tienes los callos, deja que seque un poco y vuelves a aplicar. Luego te colocas unas medias y lo dejas durante toda la noche, practícalo durante un par de semanas y notarias la mejoría. Por la mañana después del baño matutino pasa la piedra pómez por la las durezas y los callos.

Articulo recomendado:  quitar un callo de raíz en casa con fórmulas efectivas

Séptima receta: Limón para eliminar células muertas

Esta fruta es ideal para quitar las células muertas y ablandar las durezas de los callos.

Tratamiento:

Puedes colocar rodajas en la zona o exprimir varios de estos y luego empapar un paño y colocarlo en el área a tratar lo dejar por quince o veinte minutos, al retirarlo lo único que tienes que hacer el pasar la piedra pómez o una lima.

3 Maneras de evitar los callos planta del pie, talones y dedos

Es importante diferencias callos en los pies de dureza, ya que no es lo mismo sin embargo se suele confundir e incluso usarlos como sinónimos.
Durezas: Engrosamiento de la piel de los pies que generalmente se origina en la planta o en el talón.
Callos: Estos son pequeños, pueden salir en los dedos, planta, talón, bordes de los pies. En ocasiones pueden penetrar la piel y llegar hasta el hueso, lo que causa molestias y dolores.
Para prevenir los callos y las durezas en necesario cambiar algunos hábitos de tratamientos de los pies.

  1. Higienizados y secos: esto es lo principal realizar una buena higiene de los pies a diario, tener un cepillo de cerdas suaves y usarlo al menos tres veces por semana, pásalo por las uñas, talón y planta. Luego secarlos muy bien y no colocarse las medias o el calzado hasta que lo estén completamente. De esta manera se evitara la formación de bacterias que conducen al hongo.
  2. Hidratación: Esto es conveniente, así podrán tener siempre unos pies suaves y libres de callos y durezas.
  3. Calzados: Esto es lo más importante, comprar calzados adecuados, que no sean ajustados ni rígidos, más bien holgado.
  4. Parches o plantillas: esta es otra manera de evitar la formación de callos. Los parches se pueden utilizar entre dedos para evitar el roce.
  5. Las plantillas: existe una gran variedad, incluso de silicona o mandadas a hacer a la medida. Aparte de la prevención, también ayudan a descansar los pies mientras caminas.
  6. Baños de pies: estos favorecen la circulación y relajan los pies, los puedes realizar una vez por semana o cada quince días, con algunas plantas, como manzanilla, eucalipto o cualquier otra que te guste, remojas los bies por un rato y luego frotas las zonas donde suelen salir los callos y las durezas con piedra pómez o una lima. Después los secas bien y te aplicas la crema hidratante, puedes aprovechar para revisar las uñas, cortarlas, limarlas. Así pueden mantener tus pies siempre bien cuidados.

Cómo quitar callos planta del pie, con dedicación y mucho cariño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba